Público
Público

La Copa América o la nueva reválida de Messi

Arranca en Chile el torneo de selecciones más antiguo del mundo. Argentina, Brasil, Uruguay, Chile y Colombia parten como favoritas. El astro albiceleste aspira, tras la decepción del Mundial, a levantar su primer trofeo con la absoluta.

Messi en un entrenamiento con Argentina en su concentración en Chile. /REUTERS

MADRID.- Sin apenas tiempo para digerir el empacho de títulos con el Barcelona y la resaca de las celebraciones, Leo Messi cambia la camiseta azulgrana por la albiceleste para pelear por la Copa América, que comienza este jueves en Chile. Una nueva oportunidad que se le presenta al mejor jugador del mundo para conquistar su primer título con la selección absoluta de Argentina. Un déficit que le sigue persiguiendo en su país de origen, que añora no poder celebrar títulos bajo el mando del que para muchos es el mejor de la historia.

Messi lo ha ganado todo en el Barcelona y esta temporada ha vuelto a brillar siendo pieza fundamental en el triplete conquistado. Liga, Copa y Champions se suman a un palmarés interminable a nivel de clubes. Por eso, a punto de cumplir 28 años y de alcanzar el centenario de partidos como internacional, el momento parece el idóneo para que Messi salde su deuda pendiente con Argentina.

La cuenta pendiente con Argentina

Hace justo un año rozó la gloria en Brasil pero Alemania convirtió en lágrimas el ansiado sueño de conquistar un Mundial. Aquella derrota por 1-0 en Maracaná sigue rondando por la mente de Messi y de todos los argentinos. Una espina difícil de sacar. Una oportunidad que quizás no vuelva a pasar nunca más.  "Es un sueño conseguir un título con la selección Argentina (...) Este grupo se merece poder conseguir algo. Después del Mundial nos quedamos muy mal", dijo nada más aterrizar en Chile.

Ahora, la reválida se presenta en la Copa América, un torneo que se le resiste a Argentina desde 1993. Y ya han pasado 22 años. Aun así, la albiceleste suma 14 títulos, solo uno menos que Uruguay, el actual defensor. Por eso, para Messi esta Copa tiene un sabor especial. Un título que le quitaría una losa de encima y que también allanaría su camino hacia el quinto Balón de Oro, poniendo el broche perfecto a un año de ensueño. Además, lograría alzarse con un trofeo que no pudieron levantar en su día ni Maradona ni Pelé. 

Junto a Messi, el 'Tata' Martino tiene a su disposición una selección que aspira a lo máximo y plagada de talento. De la Liga le acompañan su compañero en el Barça Mascherano, Otamendi y Banega. Y también jugadores tan peligrosos y desequilibrantes como Carlos Tévez, Lavezzi, Di María, Agüero o Higuaín. La única duda que surge es si al '10' no le pasará factura la extenuante temporada recién finalizada. Él, sin embargo, ha dejado claro que a esta Copa América llega mejor que al Mundial. El paso de los partidos le irá dando la razón o no.

Chile, Brasil, Uruguay y Colombia, también favoritas

Pero para Argentina no será un camino de rosas alzarse como campeón en Chile. Precisamente, la anfitriona quiere conquistar el que sería su primer título continental ante su afición. El país andino busca en el fútbol aliviar la convulsa situación que atraviesa. Y para ello se encomienda a su Roja, que volverá a estar dirigida por el argentino Jorge Sampaoli, digno heredero del sello que dejó Marcelo Bielsa. Sobre el césped tiene armas para llegar lejos. Sobre todo, sus tres pilares. Alexis Sánchez, que ha cuajado una gran temporada en el Arsenal, con el que ha ganado la FA Cup, Arturo Vidal, que ha alcanzado la final de la Champions con la Juventus y el portero Claudio Bravo, el zamora de la Liga española con el Barcelona.

Su compañero Neymar será la cabeza de cartel de Brasil, otro de los claros aspirantes al título. La canarinha quiere borrar las heridas abiertas en su Mundial y la histórica derrota por 1-7 contra la apisonadora germana. En aquel partido no estuvo Neymar, lesionado. Y ahora llega en plenitud después de hacer una campaña magnífica con el Barcelona. Dunga ha asumido el reto de hacer de esta selección un equipo ganador, pese a que el estilo de juego que ha impuesto difiere del concepto divertido y de fantasía con el que siempre se ha identificado a los brasileños. 

Uruguay parte como el campeón a destronar. Es el que más títulos ostenta y su competitividad siempre le aporta ese plus cuando las cosas se tuercen. Su principal ausencia será Luis Suárez, que sigue padeciendo la sanción de la FIFA por el mordisco a Chiellini. Sus galones los asumirá Edison Cavani en una selección con nombres conocidos para la afición española como los de Godín, Giménez, Cebolla Rodríguez y Stuani.

El quinto en discordia debería ser Colombia. El gran animador del Mundial de Brasil cuenta con una de las mejores generaciones de futbolistas de su historia y quiere refrendar esas buenas sensaciones en esta Copa América. El seleccionador Pekérman dará la batuta al madridista James Rodríguez. La pólvora con la que cuenta el combinado cafetero es temible. Jackson Martínez, Radamel Falcao -que se perdió el Mundial por una inoportuna lesión- y Carlos Bacca -reciente ganador de la Europa League con el Sevilla- forman un trío capaz de decidir cualquier partido.

El resto de selecciones que completan este cartel de lujo son Ecuador, Bolivia, Venezuela, Paraguay, Perú y las invitadas México y Jamaica. Solo queda que el balón comience a rodar en las ocho sedes de un torneo que movilizará a todo un continente durante estas semanas y que cuenta con un claro acento español, ya que hasta un total de 21 jugadores que participarán militan en la Liga española.