Público
Público

El deporte se apunta a las 'horas extras'

La práctica de la actividad deportiva de los empleados en las empresas obtiene beneficios mutuos: mejora la salud de los trabajadores y la rentabilidad de la compañía.

Una de las instalaciones donde se practican torneos entre empresas. /BUSINESS SPORTS

Trabajar más y mejor. Ese concepto muy extendido en varias empresas toma un nuevo significado con la inclusión del deporte como práctica de unión entre los empleados: disfrutar más y trabajar mejor. La implantación del ejercicio físico por grandes y pequeñas compañías genera beneficios mutuos, fomentando los valores propios de dicha actividad (esfuerzo, sacrificio, trabajo en equipo o superación, entre otros) y trasladándolos a la cultura de empresa.

‘Horas extras’ de calidad que se suman a las laborales por una mejor convivencia. El deporte es el lado humano del negocio. El hábito de la práctica deportiva no sólo redunda en salud, sino en una felicidad que puede ser extrapolada al bienestar en el trabajo y a la consecución de mayores ingresos. Un empleado contento rinde mejor que uno presionado.

Un estudio del CSD (Consejo Superior de Deportes), denominado “Valoración Socioeconómica de un Programa de Actividad Física para los Trabajadores de una Empresa”, afirma que “promover la actividad física y el deporte entre los trabajadores mejora su salud y la rentabilidad de las empresas”. Este mismo informe señala que la pérdida de días por incapacidad laboral es de la mitad en los trabajadores que realizan deporte con regularidad.

Existen compañías que se dedican a este tipo de organización y gestión del deporte en las empresas a nivel individual y colectivo. Muchas cayeron en plena la crisis debido a la supresión de estas partidas en el presupuesto, pero ahora la inclusión de estas prácticas empieza a florecer paulatinamente. Una de estas sociedades que apuestan con éxito por este modelo de negocio es Business Sports. “Gestionamos deporte dependiendo de cada empresa, adaptándonos a sus necesidades. Organizamos todo: la implantación dentro de la compañía con las comunicaciones necesarias para darla a conocer a los empleados, inscripciones, coordinación con instalaciones y profesionales que impartan entrenamientos y el seguimiento”, explica Bosco Uriarte, socio junto a Joaquín Ferrándiz de Business Sports.

La pérdida de días por incapacidad laboral es de la mitad en los trabajadores que realizan deporte con regularidad

Uno de los puntos fuertes de esta compañía es el seguimiento que hacen de las actividades que gestionan. Realizan fotos, vídeos e incluso crónicas del evento para que la empresa participante se quede con el mayor material posible y luego puedan utilizarlo en sus redes sociales o a través de la intranet. Asimismo, ellos también ofrecen ‘recuerdos’ del evento a través de su web www.torneosparaempresas.com y organizan campeonatos amateur cuyo seguimiento y clasificaciones se actualiza continuamente en www.business-sports.es. Las actividades que más se practican en las compañías son fútbol siete, fútbol sala, baloncesto, pádel, ciclismo de montaña, pádel, senderismo y carreras populares, aunque también se llevan a cabo entrenamientos de ‘running’ o ‘power walking.

Celebración de la victoria en torneo de fútbol 7. /BUSINESS SPORTS

Business Sports, ejemplo de gestión deportiva

El deporte engancha y así lo destaca Bosco Uriarte: “Primero prueban unos cuantos, pero cada año se va sumando más gente”. Estos resultados obedecen a su forma de comprender el deporte: “Lo entendemos no sólo como ejercicio físico o una manera de quitar estrés, sino como una inmejorable herramienta para fortalecer los lazos de un equipo, el compañerismo, el respeto entre los rivales, la solidaridad, el espíritu de superación personal y el juego limpio. Nuestra misión es fomentar su práctica de forma divertida y saludable, haciendo de nuestros participantes los auténticos protagonistas”.

Una de las empresas que más implantado tiene el deporte entre sus empleados es Sacyr, con el objetivo fundamental de que mejoren su salud y fomenten el trato entre compañeros

Una de las empresas que más implantado tiene el deporte entre sus empleados es Sacyr, con el objetivo fundamental de que mejoren su salud y fomenten el trato entre compañeros en actividades fuera del ambiente laboral. “La esencia de Sacyr tiene muchos puntos en común con la cultura del deporte: sacrificio, esfuerzo, trabajo en equipo, unión, superación, etc. Por eso se puso en marcha el club deportivo, con el que hemos conseguido mejorar la calidad de vida de los empleados y aumentar el orgullo de pertenencia. La participación es muy elevada en todas las actividades y el ambiente es genial, cumpliendo la premisa de que podemos participar todos en las mismas condiciones sin importar el trabajo que desempeñas en la compañía”, comentan a Revista Elite Sport los responsables del Club Deportivo Sacyr, Amaya Flores y Gabriel Palacios.

Sentimiento de pertenencia

Torneo de pádel del Club Deportivo Sacyr.

La inclusión del deporte en la empresa funciona, con una consecución de éxito exponencial. En el ejemplo de Sacyr el crecimiento es sólido y paulatino, facilitando a los empleados la práctica del deporte e incluso con subvenciones a costes de inscripción en algunas actividades, como puede ser el ‘running’. “Por otro lado, la empresa se beneficia del buen ambiente que genera la práctica deportiva entre sus empleados, lo que contribuye a que, posteriormente, todos los procesos de gestión interna se faciliten. Además se consigue que tengan una mejor salud, lo que redunda en menos bajas médicas por enfermedad, mejor actitud de cara a las actividades en el puesto de trabajo, mejor imagen de empresa y ese sentimiento de pertenencia que siempre es positivo, por lo que la satisfacción por parte de la empresa también es plena”, explican Amaya y Gabriel.

La compañía asume un coste, pero obtiene un ambiente laboral mejor que redunda en la “mayor colaboración entre los distintos departamentos, cuyos miembros tienen una actividad extra-laboral común, el deporte, que los une facilitando las sinergias entre todos ellos”. Sacyr, que patrocina entre otros a las selecciones nacionales de balonmano o a triatletas como Mario Mola o Carolina Routier, muestra el convencimiento de que apoyar al deporte profesional es positivo, al mismo tiempo que promociona la práctica deportiva entre sus empleados.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play

Descarga la app en Apple Store