Público
Público

Enorme susto en Roland Garros por la caída de una placa de metal

Durante el partido entre Tsonga y Nishikori la parte de arriba de uno de los marcadores se desprendió por el viento y cayó a la grada. Tres espectadores han tenido que ser atendidos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Espectadores intentan apartar la placa caída en la grada de la Phillipe Chatrier. /AFP

MADRID.- El partido de cuartos de final de Roland Garros entre el japonés Kei Nishikori y el francés Jo-Wilfried Tsonga se ha tenido que suspender durante media hora a causa del desprendimiento de una parte del marcador de la pista central que hirió levemente a tres espectadores.

El incidente tuvo lugar en la zona donde se sitúa el marcador central en la parte sur de la pista Philippe Chatrier, cuando una lámina metálica de la parte superior se desprendió, posiblemente por el efecto del fuerte viento, y cayó en la zona de los espectadores.

Inmeditamente, esa esquina de la central fue desalojada, y el juez árbitro del torneo, Stefan Fransson, paró el encuentro. Aunque todavía no se conocen las consecuencias del incidente, tres espectadores fueron atendidos con heridas leves.

El hecho tuvo lugar cuando Tsonga iba a servir para ganar la segunda manga, por 6-1 y 5-2. Tras evaluar los daños, los espectadores volvieron a ocupar sus asientos en esa zona.  

En este tuit se puede visionar el momento del desprendimiento:

Muguruza, fuera de semifinales

Por su parte, el cuadro femenino del torneo dejó la eliminación de la española Garbiñe Muguruza a manos de la checa Lucie Safarova por 7-6 (3) y 6-3 en los cuartos de final. Garbiñe cedió en la misma ronda que el año pasado cuando se despidió de este torneo ante la rusa Maria Sharapova, y no pudo así superar su techo en un Grand Slam y convertirse en la primera española en clasificarse para semifinales de Roland Garros desde que en 2000 lo hicieran Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez.

Pese al constante viento que sopló sobre la pista Suzanne Lenglen, la segunda en importancia, Muguruza opuso resistencia durante 1 hora y 53 minutos ante la décimo tercera favorita del torneo, que en la ronda previa había derrotado a Sharapova, número dos del mundo y defensora del título.