Público
Público

Florentino y Ancelotti marcan distancias con Mourinho: "Hay que ganar con un fútbol espectacular"

Sin citar al luso, el presidente del Real Madrid resalta que el italiano es "un verdadero ser humano", así como su "serenidad". El transalpino asegura buenas relaciones con el vestuario y la prensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace un mes escaso comparecía en el mismo lugar, con semblante serio, para comunicar una noticia triste para él. Hoy Florentino Pérez ha aparecido con un aspecto radicalmente distinto, sonriente, para presentar al nuevo entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti. Y con él una nueva etapa, un nuevo ciclo que se espera en el club que sea diferente al de los últimos tres años.

Sin nombrarlo en ningún momento, tanto el presidente como el italiano han marcado claramente distancias con el anterior inquilino del banquillo merengue, José Mourinho. El mandatario blanco ha resaltado primero, en un palco de honor abarrotado, que el ex del PSG es 'un verdadero ser humano y una persona extraordinaria', así como su 'seriedad y serenidad, que hacen que quizás algunos no valoren su impresionante palmarés'.

La presión, ésa que según Florentino pudo con Mourinho, también ha salido a relucir este miércoles en la capital. Ha destacado Pérez que Carletto está habituado a 'las más altas presiones de los banquillos'. Aunque eso sí, 'sabe que nada de lo que ha vivido será similar a lo que le espera aquí', le ha avisado, consciente de el portugués no supo lidiar con ello. Ha dado un paso adelante, no obstante, el transalpino: 'Quiero trabajar con la presión'.

Ha realizado el de Reggiolo, de 54 años, toda una declaración de intenciones en su primer día de blanco. Afable y relajado, ha revelado cúal va a ser su hoja de ruta, clara y simple. Tan fácil como el juego ofensivo, sin contemplaciones, que pretende desarrollar. 'Control del juego, equilibro defensivo, buena idea de ataque, fútbol ofensivo, de calidad, con posesión', van a ser los pilares de su proyecto. Con una máxima, que es todo un puñal a la labor de Mourinho: 'El club más prestigioso del mundo tiene que ganar jugando un fútbol espectacular porque la historia y la tradición de este club es jugar ofensivo y espectacular'.

Y no ha sido el único, ya que se ha mostrado seguro de poder ganar al Barça jugando bien. Sin necesidad de recurrir a un trivote o un encierro defensivo casi total. No parece que se vaya a volver a repetir esa estampa por el Bernabéu con el italiano. Tampoco las guerras y broncas entre su antecesor y buena parte del vestuario. Como ya habían venido afirmando quienes le conocen, Ancelotti es un tipo tranquilo, con quien 'nadie ha tenido problemas', como declaraba su amigo Arrigo Sacchi hace unos días.

'Quiero tener una buena relación con los jugadores, siempre la he tenido; no habrá problemas', ha advertido el transalpino, descartando que venga como un 'pacificador' al Bernabéu. También parece que será distinto su trato con la prensa, con quien se ha mostrado bromista en buena parte de su puesta de largo. Y, otra vez, Mourinho a escena: 'Respeto mucho a José, cada persona tiene un carácter, y él tiene un carácter diferente del mío', ha zanjado.

Mensaje a Casillas: 'Jugará quien más se lo merezca, y eso vale por todos los jugadores'

En lo único que no ha querido el italiano entrar a debatir es en el aspecto de la planficación del equipo, para la cual ha emplazado a los próximos días. No ha querido hablar de nombres como Cavani o Isco y ha rechazado que la plantilla requiera de grandes cambios, entre los que en principio ha contado con Higuaín, que parecía con casi los dos pies fuera de Concha Espina. También con Kaká, que estaba en una situación prácticamente similar. Ancelotti, que volverá a coincidir con el brasileño tras triunfar ambos en el Milan, no ha prometido nada sobre el mediapunta: 'Vamos a trabajar con él para hacer lo posible para que sea el mejor. Espero verlo entrenar y después decidiré'. Tampoco le promete la titularidad a Casillas, a quien ha lanzado el mismo mensaje que Mourinho: 'Jugará quien más se lo merezca, y eso vale por todos los jugadores'.

En un día en el que el futuro más inmediato del Madrid tenía que brillar por encima del pasado más reciente y del fracaso de la anterior temporada, la sombra de Mourinho se ha hecho muy alargada. 'No sé qué pasó el año pasado -ha advertido Ancelotti, ante tanta pregunta sobre el portugués-, pero comienza una nueva etapa para mi y para los jugadores'. El octavo entrenador de Florentino en once temporadas ya sabe el cometido que tiene y que no pudo lograr el luso: la ansiada Décima.

'El único problema es que no pueda jugar', bromeaba el italiano sobre Zidane, a quien conoce prefectamente tras su etapa en la Juventus. Ancelotti confirmó que el francés estará con él en el banquillo, como asistente.

'Él ha decidido tener un papel de entrenador y estoy muy feliz de estar con él. Será un asistente muy bueno', ha asegurado el transalpino.

Desde hace tiempo se daba por hecha la presencia de Zidane en el nuevo organigrama deportivo del Real Madrid, pero se desconocía su puesto exacto. Si bien Florentino Pérez prefería tenerle en un puesto como director deportivo, el galo ha querido estar más cerca de los jugadores.