Público
Público

Guardiola saca la calculadora

El técnico azulgrana asegura que, con seis victorias, su equipo se proclamará campeón de Liga. El líder será recibido con la mejor entrada desde el ascenso del Getafe

NOELIA ROMÁN

Todo es cuestión de números; de sencillos cálculos matemáticos que no precisan de grandes teorías: se trata de sumar para, al tiempo, ir descontando. Se suman puntos y se descuentan jornadas para el final de una Liga que, según las estimaciones, se decidirá sobre los 90 puntos. Pep Guardiola saca la calculadora y, por primera vez en público, justo antes de visitar esta noche al Getafe, desvela sus cuentas: "Quedan 24 puntos por disputar y tenemos seis de ventaja [sobre el Madrid], así que habrá que sumar 18 para ser campeones".

Así de diáfana es la lógica del técnico del Barcelona que, entre sus muchas virtudes, cuenta también la de la claridad. Sabe lo que quiere, cómo lo quiere y cuándo lo quiere. Así que, superados tres cuartos de curso, y en una semana en la que se disputan tres jornadas de Liga, Guardiola revela sus cálculos sin que se lo requieran.

"En octubre o noviembre es absurdo hacer cuentas. Pero ahora queda poco y ya sabemos que necesitamos seis partidos para ser matemáticamente campeones", expone el técnico del Barça. Luego, recalca: "Y en una semana jugamos tres, la mitad de los puntos para conseguirlo. Es suficiente motivo para mantener el tono y seguir atentos".

Pretende Guardiola asegurar media Liga con la misma celeridad y contundencia con las que sus jugadores sellaron la clasificación para la semifinales de la Liga de Campeones: en una semana. Siete días frenéticos que comienzan esta noche en Getafe, prosiguen en el Camp Nou con la visita intersemanal del Sevilla y concluyen el próximo fin de semana en Valencia. En juego, nueve de los 18 puntos que el Barça necesita para dejar al Madrid sin margen de maniobra.

"De momento -insiste Guardiola, en su línea de contención-, no hay nada decidido". El Barça suma 75 puntos. El Madrid, implacable perseguidor, seis menos. Restan ocho jornadas para la conclusión del campeonato y ambos se enfrentarán en la 34, en el Bernabéu. "Yo gané tres Ligas en la última jornada como jugador. Estoy curado de espantos: el Madrid está acostumbrado a este tipo de cosas, es un equipo grande. La Liga no se decidirá hasta el final y asumimos el reto", esgrime el técnico azulgrana.

Se trata de que sus jugadores mantengan el tono exhibido ante el Bayern, frente al Getafe, el único equipo que, junto al Racing, ha logrado salir del Camp Nou con un empate (1-1) este curso. "Es un rival que en los últimos años nos ha costado mucho", recuerda Guardiola, tras elogiar el "fútbol atractivo y la gran plantilla" de un rival que lucha por eludir los puestos de descenso.

No se fía Guardiola y, en el Coliseum, que registrará la mejor entrada desde que el Getafe ascendió a Primera hace cinco años, comparecerá con su once de gala, incluido Valdés, pese a las moletias que arrastra en el tobillo.