Público
Público

Jorge Lorenzo se fractura la clavícula y no correrá en Assen

El mallorquín perdió el control de su moto con la pista mojada. Se desplazará a Barcelona para someterse a una intervención quirúrgica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) no podrá competir en el Gran Premio de Holanda, séptima prueba del Mundial de Motociclismo, después de fracturarse la clavícula izquierda durante los entrenamientos libres celebrados este viernes en el circuito de Assen.

El balear, que había sido el mejor en la primera tanda, se fue al suelo en un veloz sector de La Catedral, que ya sufría las secuelas de la lluvia que había empezado a caer con fuerza al término de la segunda tanda de Moto3.

El actual campeón del mundo perdió el control de su M1, dio una vuelta sobre sí mismo y aterrizó con violencia sobre el asfalto, por el que se desplazó durante varios metros. Al instante, el piloto español se dio cuenta de que podría haberse lesionado en la zona y rápidamente fue trasladado para someterse a exámenes, que confirmaron los peores presagios.

De todos modos, el piloto de Yamaha, por el golpe sufrido, permanecerá en observación en el hospital de Assen durante doce horas y pasará un TAC para descartar cualquier tipo de lesión en la cabeza. Posteriormente, se desplazará a Barcelona para someterse a una intervención quirúrgica.

Este percance es un fuerte revés para Lorenzo, que estaba situado a siete puntos del liderato, ostentado por su compatriota Dani Pedrosa (Repsol Honda), y que afrontaba la carrera en Holanda después de haberse impuesto en Mugello y Montmeló. El objetivo del balear sería intentar estar listo para el Gran Premio de Alemania del 14 de julio, para no desengancharse de la pelea por la corona mundial.

El objetivo del balear sería intentar estar listo para el Gran Premio de Alemania del 14 de julio, para no desengancharse de la pelea por la corona mundial

La caída del mallorquín centró la atención de la primera toma de contacto con el circuito holandés, que a causa de la lluvia ofreció diferentes condiciones a todos los competidores salvo a los de Moto3 que sí pudieron prácticamente rodar en seco.

En la categoría reina, Lorenzo había demostrado su fortaleza actual y se había erigido en el más rápido con un crono de 1.35.263, aventajando en más de 300 milésimas a otra Yamaha, la del británico Cal Crutchlow, y ya en más de medio segundo a Marc Márquez (Repsol Honda), que se coló por delante de la otra M1 oficial, la de Valentino Rossi.

Por su parte, Dani Pedrosa únicamente podía ser quinto y la gran sorpresa de la tanda era la de Aleix Espargaró (ART), que se colocaba sexto por delante de pilotos de MotoGP y demostrando que está progresando.

La lluvia cambió el guión de todos posteriormente. Lorenzo se fue al suelo y con la pista mojada, Márquez, ganador en tres ocasiones en La Catedral, dominó por delante de Il Dottore, más a gusto con agua, pero que se quedó a 252 milésimas del de Cervera. Pedrosa fue tercero, pero ya a más de medio segundo.