Estás leyendo: Lebron se cita con Gasol

Público
Público

Lebron se cita con Gasol

Hoy comienzan los play-off con una posible final entre Lakers y Cavaliers en el horizonte

ALBERTO CABELLO

Danny Ferry, jefe de operaciones de Cleveland Cavaliers, es uno los ejecutivos más valorados en los últimos tiempos en la NBA. A partir del epicentro Lebron James ha sacudido una y otra vez la plantilla hasta encontrar un abrigo para la estrella. Jugadores obedientes a los designios del capo, capaces de asumir cierta responsabilidad ofensiva para aliviar a su líder, además de elevar el tono defensivo del equipo. La llegada del base Mo Williams se planteó con estos requisitos.

Así, los Cavaliers se presentan en los play off con el mejor balance de victorias de la liga y contarán con la ventaja de disputar el partido decisivo de cada eliminatoria en su cancha. El dato es esencial para una franquicia que ha ganado 41 de los 42 partidos que ha disputado en su pista esta temporada. "Nos preocupa el próximo cuarto, el próximo partido, el siguiente entrenamiento y la sesión de tiro de mañana. No vamos más allá", decía hace algunos días su entrenador, Mike Brown. Los Cavaliers presumen de la mejor defensa del torneo: sólo encajan una media de 91 puntos y permiten a sus rivales un 43% de acierto, datos de un equipo con hechuras de campeón.

De la conferencia Este, sólo Celtics y Magic pueden poner la zancadilla a Cleveland. Boston llega sin la frescura de 2008 y con la probable baja de Kevin Garnett para todas las series. Orlando también presenta dudas por las lesiones de Turkoglu y Reddick.

El positivismo que destilan los Cavaliers lo desactivan los Lakers, el otro gran favorito, con un dato rotundo. Es el único equipo que ha sido capaz de ganar en Cleveland, justo después de la lesión de Bynum. El resultado fue el mismo en Los Ángeles, en fechas navideñas. En ambas ocasiones, dio la sensación de que los amarillos disponen de un disolvente especialmente eficaz contra Lebron.

Los Lakers se presentan con su quinteto titular intacto. La vuelta de Andy Bynum desplaza a Gasol al ala-pívot y a Lamar Odom al banquillo. El español acomete su segundo intento por el título con una reputación en alza. Ha sido el ejecutor del equipo en las peores noches de Kobe Bryant. El propio Lebron habló el jueves de la creciente importancia del español .

Los Lakers son los grandes favoritos del Oeste. No obstante, cierta falta de fiabilidad nubla el panorama. Hay tendencia a la enajenación en el conjunto de Phil Jackson. Utah, rival en horas bajas y que lo confía casi todo a su fortaleza como local, será su primer contrincante.

En el horizonte de los californianos, aparece Portland. Equipo en clara proyección ascendente, los Blazers propiciarían un duelo entre españoles en semifinales del Oeste, de eliminar a Houston. Ojo a los de Oregón, que están enrachados y son un rival que se le atraganta a los angelinos.