Público
Público

El machismo encuentra refugio en las gradas

Los cánticos contra la exnovia de Rubén Castro en el estadio del Betis, los insultos a una linier en Cádiz o a un equipo de badminton coinciden jornadas antes del Día Internacional de la Mujer. Tres mujeres ofrecen a 'Público.es' sus puntos de vista sobre el machismo en el deporte y sus consecuencias.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

La grada Gol Sur del estadio Benito Villamarín, desde la que se profirieron insultos contra la exnovia de Rubén Castro.

MADRID.- Entre los cánticos que suelen entonar los aficionados del Betis, aquella tarde uno destacó por encima de todos. "¡Rubén alé, Rubén alé, no es culpa tuya, es una puta, lo hiciste bien!", gritaban en la grada del Gol Sur. Rubén no era, por supuesto, un nombre cualquiera. Y aquella mujer a la que se referían con ese despreciable adjetivo, tampoco. El primero es el jugador estrella del equipo, el canario Rubén Castro. El goleador de los verdiblancos, afincado en Sevilla desde hace años. La segunda es su exnovia, a la que presuntamente maltrató, vejó y amenazó. Por ello, la Fiscalía pide dos años y un mes de cárcel para el ariete. Para los energúmenos que hicieron apología de la violencia machista a base de rima aún se espera una sanción, o no.

La Comisión Antiviolencia ha propuesto cerrar parcialmente el estadio del Betis, el Benito Villamarín. Mientras, las sanciones para los individuos que vocearon tal insulto podrían llegar, según la Ley Contra la Violencia en el Deporte, a los 60.000 euros por persona y la prohibición de acceder a recintos durante un máximo de dos años.

Begoña Marugán, de CCOO: "El del deporte es un ámbito que todavía corresponde a los varones y parece que nosotras tengamos que estar agradecidas por haber accedido a él"

Pese a la repercusión mediática que ha tenido el caso, la condena no ha sido lo rotunda que debería, como denuncia Begoña Marugán, adjunta a la Secretaría de Mujeres en la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO. "Sí, se ha denunciado, pero, si hubieran sido gritos racistas, hubiera habido una condena pública de todo el ámbito futbolístico. Eso es porque el tema de la igualdad aún no se lo cree mucha gente y porque el ámbito laboral, el del deporte, corresponden a los varones y parece que tengamos que estar agradecidas por haber accedido a ellos", asegura esta socióloga.

¿Repunte del machismo en el deporte?

Fe Robles, presidenta de la Federación de Futbolistas Españolas: "Todavía hay unos auténticos orangutanes que intentan impedir que la mujer participe en ámbitos como el del deporte"

El machismo en el deporte, en las gradas, ¿ha repuntado en los últimos años cuando parecía que era algo generalmente superado? ¿O es que ahora hay más visibilidad? "Siempre ha estado ahí, más o menos latente, porque siempre hay burros que se retratan a ellos mismos diciendo tonterías. Hay unos auténticos orangutanes (y los orangutanes tienen más respeto que ellos) que intentan impedir que la mujer participe en ámbitos como el del deporte. Pero sí que es cierto que estas cosas habían dejado de pasar simplemente porque la sociedad se había acostumbrado a ver a la mujer practicando deporte”, cree Fe Robles, presidenta de la Federación de Futbolistas Españolas.

Marugán: "En esta situación de crisis de sálvese quien pueda, la pelea no sólo es entre ricos y pobres, sino también entre hombres y mujeres”

Marugán, por su parte, es de la opinión de que el machismo se ha incrementado en los últimos años. “Ha habido un avance de la igualdad, pero también una crisis, no solo económica, sino también social y de valores, que ha hecho que el machismo esté aflorando de una forma exacerbada. En esta situación de sálvese quien pueda, la pelea no sólo es entre ricos y pobres, sino también entre hombres y mujeres”. La socióloga lo achaca a unos años de "retroceso ideológico” coincidiendo con los aplastantes gobiernos del PP. “El ejemplo es el tema del aborto o normas que han intentado volver a meter a la mujer en casa”.

Victoria Pavón, presidenta del Leganés: "Ya nadie alardea de ser machista cuando antes se reían esas gracias; ahora es impopular. Pero otra cosa es cuando se va en grupo"

“En las gradas se ve el machismo cuando hay una mujer linier o árbitro, pero creo que ha ido descendiendo. La gente cada vez es más consciente, las generaciones van cambiando y creo que al menos se va suavizando. Ya nadie alardea de ser machista cuando antes se reían esas gracias; ahora es impopular. Pero en los campos, cuando la gente se junta y son un grupo, se crecen y dicen estas cosas que no creo que dijeran yendo solos por la calle”. Quien habla es Victoria Pavón, presidenta del Leganés desde hace unas temporadas. Aunque no por ser mujer se le ha mirado peor. “Nadie me ha dicho nada ni he recibido ningún trato diferente ni vejatorio”.

El caso de las gradas del Betis se ha unido en los últimos días con el de unos insultos a una joven linier en Cádiz y al caso de un partido de badminton en Huelva, por lo que el tema está candente y goza de bastante más visibilidad de la que suele tener coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer. "Guarra", "zorra", "puta", "Ojalá Franco levantara la cabeza y os mandara a vuestro sitio, que es la cocina" o "Vete a fregar, que éste no es tu sitio", son algunas de las lindezas que le dedicaron durante el UD Tesorillo-Jédula de la vigésima tercera jornada de Segunda Andaluza. La Real Federación Andaluza de Fútbol entró a sancionar los hechos con una multa tan irrisoria -50 euros al UD Tesorillo- que muchos consideran una burla casi comparable a los insultos. “Ya que se pone a sancionar, que lo haga con dureza. Es como un quiero y no me atrevo”, censura Robles.

Las sanciones como escarmiento

Robles: "Si estamos saliendo todos los días en los medios por casos como el de la linier, creo que lo que vamos a conseguir es que a las mujeres nos digan de todo cuando ejercemos de árbitras, auxiliares, jugadoras o de cualquier otra cosa"

De hecho, la presidenta de la Federación de Futbolistas Españolas ni siquiera está de acuerdo con que se apliquen sanciones cuando suceden estos hechos. “No hay mejor desprecio que no hacer aprecio. Si estamos saliendo todos los días en los medios por casos como el de la linier, creo que lo que vamos a conseguir es que a las mujeres nos digan de todo cuando ejercemos de árbitras, auxiliares, jugadoras o de cualquier otra cosa. Creo que las sanciones no van a solucionar nada. La gente que rodea a estos energúmenos son los que tendrían que reprenderles. La presión social es la que debería funcionar”.

Aboga Marugán, aparte de por sanciones, por educar tanto a la sociedad como a los propios educadores. “También sería bueno reconocer el mérito de las mujeres deportistas que han sido capaces de obtener medallas aunque en muchos casos no se las hace ni contrato y tienen condiciones laborales mucho peores que sus compañeros varones. Las Administraciones Públicas deben reconocer, asimismo, que existe un déficit clarísimo con respecto a las mujeres, a las que hay que dotar de medios porque antes no han tenido, no por regalarles nada”.

Mientras, la presidenta del Leganés se muestra segura de que las penas, con el tiempo, serán suficientes. “Aunque nos fastidie a los clubes, al final lo que le duele a la gente es el dinero. Si se sigue insistiendo en las sanciones creo que se va a lograr acabar con esta lacra. La gente irá al fútbol y se emocionará, pero sin insultar”.