Público
Público

Manolo Sanchís: "Inundar el Madrid de cracks no es la solución"

Cabeza organizadora del Mundial juvenil. Su vida es y será el Real Madrid. Se ve presidente en el futuro pero en esta ocasión no se presenta

LADISLAO JAVIER MOÑINO

En una oficina a medio montar, con balones metidos en cajas y tacos de entradas por encima de las mesas, Manuel Sanchís ultima los detalles del quinto Mundial de Clubes juvenil que organiza la empresa que preside, Deporgadyd. Sin haberse postulado, una encuesta apuntó con un 18% de intención de voto que esa misma oficina podría haberse montado para fines electorales de cara a las elecciones del Real Madrid: "Mi vocación ahora es este torneo y a mí, la vocación, es lo que me da la felicidad".

"Yo no hubiese quitado el Torneo Social; era una seña de identidad"

¿Cuál es la cantera que más le ha impresionado en las cuatro ediciones?

La del Sao Paulo, la de Boca y la del Partizan. Estuve en Sao Paulo y la tienen muy organizada y protegida. Es más fácil acceder a un entrenamiento del primer equipo que a los de la cantera. Luego, hemos visto que han evolucionado mucho los africanos. El físico lo tenían, pero técnicamente ya hay bastantes de ellos en el primer mundo del fútbol.

¿El juvenil europeo es más cómodo que otros?

El suramericano es más pillo, pero no más cómodo, porque a estas edades los chavales lo dan todo. Esa listeza en el campo la tienen más desarrollada en Suramérica.

En el torneo abundarán los representantes.

Este es el mejor torneo para ver jugadores. Es muy difícil ver a 16 de las mejores canteras del mundo en el mismo espacio y al mismo tiempo.

¿Permitirán que los agentes conviertan los hoteles de concentración en una feria?

Estos clubes que vienen ya saben defenderse. Por otra parte, es muy dificil encontrar un jugador virgen en este sentido. Los habrá increíbles, pero ya con agente. Otra cosa es que aquí se produzca un traspaso como el de Breno al Bayern, Insúa al Liverpool, Jovetic al Fiorentina o Trejo al Mallorca.

¿En qué punto se encuentra la cantera del Real Madrid?

Es inagotable. No para nunca, y todos los años crea talento, pero este necesita de dos ayudas. Una circunstancial, que es que haya huecos en el primer equipo. Por ejemplo, Iker ha taponado a mucho porteros y algunos de ellos, impresionantes, como Diego López, que se tuvo que marchar. La otra ayuda se la tiene que dar el entrenador con su confianza. Los ha habido, como Di Stéfano, que cuando no viajaban estaban viendo juveniles. La Quinta fue consecuencia de eso. Pero hay otros que no veían nada de la cantera y con esos, los chavales lo tienen difícil .

Florentino Pérez vuelve y bajo su mandato desapareció el Torneo Social.

Yo no lo hubiese quitado, era una seña de identidad de la cantera del Madrid. Primero, es fomento del deporte en edades muy tempranas. Segundo, juega mucha más gente que si el club optara por ser estrictamente un creador de talento. Con esto quiero decir que hay muchos más jugadores que pueden disfrutar de pertenecer al Real Madrid. Y tercero y es clarísimo: es un nexo con la ciudad tremendo. Cada año son 1.500 chavales vendiendo madridismo entre 1.500 familias. Además, el coste no es excesivo y de ahí salimos jugadores que lo justifican.

¿Volvería a instaurarlo?

Sin duda.

¿Qué opina del sainete del proceso electoral?

Lo ideal es que hubiera varios candidatos con propuestas, todas válidas, y que de la confrontación hubiera salido la mejor. Por malos manejos, por los escándalos de las asambleas, ahora hay un proceso electoral y el fin es ganar la presidencia. El medio es crear ilusión, y en el fútbol sólo se crea a través de la plantilla. Si se contrata a un gran director de marketing no se ganan votos, pero si dices que van a venir Kaká, Ronaldo, Villa, Alonso, Silva... Eso sí crea ilusión, aunque hay un problema.

¿Cuál?

Son decisiones que no tienen toda la estructura necesaria detrás. Habría que tener un proyecto cerrado, con mucha labor de campo e informes que justifiquen las decisiones, pero no ha habido tiempo por las fechas del periodo electoral.

¿Se pueden fichar todos esos cracks de una tacada?

No creo que sea necesario. Primero hay que crear un criterio para saber lo que hay en el vestuario, lo que se puede sumar de la cantera o de los cedidos y las necesidades que se tienen. Hay una gestión, la de la plantilla, que no es fácil, sobre todo a la hora de dar salida a jugadores. No se puede fichar a un jugador un año y soltarlo al otro, porque el coste es brutal. Inundar la plantilla de cracks no es la solución. Traer alguno sí, pero yo intentaría hacerme fuerte con la clase media.

¿Ni siquiera Pérez tiene esas estructuras necesarias?

Lo que sí pienso es que va a crear un proyecto que nos va a ilusionar, que es lo que necesita el club. Pero tendrá en contra que no ha tenido el tiempo suficiente ni para crear el equipo, ni para que las decisiones hubieran sido las idóneas.

Una encuesta reveló que usted era el único que podría enfrentarse a él.

Me llevé una gran sorpresa, porque no había declarado nada que diese pie a que apareciera mi nombre entre los candidatos. La encuesta se hizo a la salida de un partido y me daba un 18% de votos. Al principio me chocó, pero luego he tenido dos sensaciones. La primera me llena de orgullo, porque la afición me tiene en una estima altísima. Y segundo, esto es una responsabilidad. Puede que en un momento, no sé cuándo, me reclamen para ser presidente. Acepto la responsabilidad y me siento muy agradecido, pero si algún día me presento a las elecciones quiero ser yo el que gobierne las circunstancias.

¿No se lo planteó ahora?

La presidencia del Madrid es demasiado importante como para ir de cualquier manera.

Florentino tuvo tres años muy buenos en los que redimensionó el club y ganó títulos, pero en los tres últimos se estrelló. ¿Vuelve para arreglar lo que se cargó cuando echó a Del Bosque?

Mi relación con el señor Pérez es de capitán durante su primer año y luego tuve dos o tres charlas con él. No puedo opinar sobre qué hará. Intuyo que por su forma de dirigir las empresas es una persona lista y no hay hombre más listo que el que sabe aprender de sus errores.

Además de Del Bosque, también con Pérez salieron del club, Redondo, Hierro, Morientes... de mucho arraigo para el madridismo.

Puede seguir... En esa etapa también se fueron Makelele, McManaman, Solari... Había una filosofía de plantilla que no estaba basada en la permanencia larga y sí en la regeneración inmediata de la ilusión. Otra cosa es que se traiga a Buffon para hacerle competencia a Casillas, o a Cristiano Ronaldo para competir con Raúl. Yo tuve competencia los 18 años que estuve en el primer equipo. También se hizo demasiado caso a esa maldita frase de Zidanes y Pavones.

Aquello acabó con la denominada clase media: entre la temporada 03-04 y 04-05 salieron futbolistas que, sin ser titulares, eran muy útiles y ascendieron al primer equipo media docena de canteranos aún sin hacer.

Los Zidanes y los Pavones son importantes, pero en su justa medida. Mi experiencia dice que lo que mantiene a un equipo es la clase media .

A Juanfran o Valdo no se les podía pedir como a Solari.

Esas decisionesdesequilibraron la plantilla. Valdo, que tenía buenas maneras, aún no tenía ni la experiencia, ni el coraje de Solari.