Público
Público

"Rossi es un viejecito terrible"

Stoner renueva su desafío al campeón para 2010

VICTOR SEARA

La máquina importa poco cuando Stoner se rodea de periodistas. Apenas un par de nuevos detalles de la GP10. "El motor con la nueva configuración preparada por los ingenieros de Ducati, la versión big bang, es un paso adelante: mejora la tracción, el pilotaje y disminuye la tendencia al caballito", asegura el australiano. Sus gestos y su sonrisa delatan las ganas de adrenalina. "Ahora debemos trabajar para encontrar las soluciones más adecuadas para la nueva GP10 y comprender las reacciones de la moto", razona.

Pero antes de seguir con el futuro, Casey calla ante la pregunta que espera. No tarda en aparecer. "¿Estás realmente bien?", se escucha. "Estoy bien y me siento bien", responde lacónicamente. Pero la insistencia de interrogantes le obligan a explayarse sobre las causas que le obligaron a ausentarse, durante tres carreras, del pasado Mundial. "Inicialmente pensaba que era un resfriado, pero como los problemas continuaban, y estaba agotado, decidimos que lo mejor era hacer reposo", continua.

"Valentino es el número uno, pero yo ahora estoy bien y puedo superarle"

Se le nota cansado de hablar del mismo tema. "Desde el pasado mes de octubre cada día alguien me ha preguntado por este tema, es algo comprensible, pero repito una vez más que soy feliz y que todo está bien. Estoy siguiendo la dieta de intolerancia a la lactosa y se ha confirmado que es eficaz, por lo que la recuperación se está llevando con éxito. Me siento preparado para afrontar la próxima temporada". Una afirmación que, en seguida, apostilla. "Ahora estoy seguro de que puedo ganar otra vez el Mundial", incide, antes de empezar a hablar de rivales. "Valentino es siempre el hombre a batir. Es el número uno pero yo ahora estoy bien". El desafío invita a seguir cuestionándole sobre Rossi.

"Es (en referencia al campeón italiano) un piloto fantástico: constante, comente pocos errores, sabe llevar la presión y maneja como nadie la dificultad. Una especie de viejecito terrible, como lo es Schumacher en la Fórmula 1, al que veo que puedo superar", redunda. En su receta para el título, Stoner promete humildad, trabajo y regularidad. "Si soy constante, todo será más fácil porque Lorenzo (ayer se hizo público el fichaje del holandés Wilco Zeelenberg como nuevo Team Manager de su estructura) y Pedrosa están ahí, más rápidos y motivados que nunca".

"Me alegra haber demostrado que lo que fallaba no era mi cabeza"

De nuevo, antes de tomar aire tras acabar la frase, retonar el interrogatorio sobre su cuerpo. "Estoy fuerte, tanto o más como cuando regresé al Mundial para las últimas carreras. Las pruebas han demostrado que lo que fallaba no era mi cabeza, sino que era algo físico", reitera.

A su lado, Hayden promete el regreso a la elite. "Espero ser, la próxima temporada, el quinto magnífico", asevera el de Kentucky, dispuesto a romper la máxima de que sólo Stoner sabe hacer competitiva a la Ducati. "Sabe que cuenta con todo mi apoyo para ello", se ofrece el australiano, que no flirteará con la Fórmula 1, como Rossi. "Cuando decida que no correré mas en moto, me dedicaré a las cuatro ruedas. No en Fórmula 1, sino en alguna categoría mas relajada", afirma antes de calzarse los esquís. Por la noche, le esperaba un descenso junto a Alonso.