Público
Público

Los rostros del pluriempleo en el deporte español

Cada vez es más alto el número de deportistas de élite que necesita un segundo trabajo: "Nuestros ingresos han retrocedido 20 años de golpe"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los deportistas de élite han tomado nota de los diputados del Congreso, el ejemplo del pluriempleo España. Los recortes provocan que cada vez haya más deportistas que no puedan esperar a terminar su carrera deportiva para incorporarse al mundo laboral.

La necesidad impera, como ha comprobado Demetrio Lozano, triple medallista olímpico en balonmano (Atlanta 96, Sidney 2000 y Pekín 2008), en su deporte: 'Nuestra Liga tiene fama de ser la mejor de Europa y, actualmente, hay jugadores que no llegan a los 1.000 euros. ¿Cómo se puede vivir con eso si tienes una familia? Algunos trabajan hasta de vigilantes de seguridad por las noches'.

El pluriempleo no es la solución más cómoda. 'No, claro que no', explica Pablo Infante, futbolista del Mirandés, que lleva ocho años, desde los 25 a los 33, compaginando el fútbol con la banca. 'Pero son muchos los que quisieran estar en mi caso'. Ahora bien, si se analiza su vida desde otra óptica, ¿quién se imaginaría a Cristiano Ronaldo o a Messi en la ventanilla de un banco? El problema es que Pablo Infante no cobra sus sueldos. 'En ninguno de los dos sitios supero por mucho los mil euros'. Así que su situación es un ejemplo para multitud de deportistas, que se han empobrecido a cámara rápida estos últimos años.

'Hemos retrocedido veinte años de golpe con la reducción de las becas y ayudas a deportistas', explica Pablo Villalobos, quinto clasificado en el Europeo de Barcelona 2010, uno de los estandartes actuales del maratón español y un hombre que siempre atendió a su formación para prevenirse.

A los 24 años, ya fue redactor jefe de la revista Atletismo español y hoy es consultor y tutor en el PROAD (Programa de Ayuda al Deportista de Alto Nivel), impulsado por el Consejo Superior de Deportes. Su objetivo es mejorar la inserción laboral del deportista una vez que terminase su carrera. Pero jamás se pensó que existiese demanda como la de hoy debido a los recortes.

'A pesar de la que está cayendo, rozamos el 80% de inserción laboral de deportistas que demandan un empleo', explica Villalobos, 'y casi el 99% de los 800 deportistas con los que trabajamos están estudiando o trabajando. Aunque, tal y como están las cosas, no hay que relajarse'. Incluso, Villalobos no se lo aconsejaría ni a Cristiano. 'Ahora es muy joven, pero el fútbol se acabará. Los millones y la fama no lo son todo y cualquiera puede caer, por ejemplo, en una depresión. Hace falta un proyecto vital. Cuanto antes prepares ese proyecto, mejor será la transición. A los chavales que quieren ser como Cristiano Ronaldo o como Mesi habría que preguntarles: ¿Y después qué?'.

-Los rostros del pluriempleo en el deporte español

-'Nunca pensé en pedir la excedencia por el fútbol'

-'Si el club me hubiese impedido dar clases, me retiraba'

-'No hace falta que nos den un trabajo para toda la vida'

-'Me levanto a las 6.30 de la mañana para trabajar en el campo'