Público
Público

El secreto de la eterna juventud está en Texas

Duncan, Ginobilli y Parker suman juntos 103 años y han llegado con los Spurs a su cuarta final de la NBA en los últimos once años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ciento tres años suman entre los tres y en cambio corren, taponan, pasan y driblan como si la edad que pone en su DNI no fuera cierta. O acaso es que en San Antonio (Texas) el tiempo no causa estragos. Juegan con el ritmo y el paso de chavales, de rookies. Tim Duncan (37), Manu Ginobilli (35) y Tony Parker (31), el Big Three de los Spurs que disputa desde esta noche las finales de la NBA ante Miami, es el trío de los últimos once años en el equipo texano. El más longevo en mucho tiempo. Probablemente el más competitivo.

Desde 2002, juntos han llevado a los Spurs a tres finales y han ganado las tres (2003, 2005 y 2007). Nunca han bajado de las 50 victorias en la temporada regular, siendo esa la cifra más baja el año pasado. En la presente edición han logrado su segunda mejor marca de las últimas seis temporadas, demostrando que el tiempo no pasa por ellos. Igualaron los números de este año precisamente en 2007, la última vez que pasearon el anillo en la ciudad texana. 

Unas cifras impresionantes para un equipo con las caras de siempre y en el que su Big Three no tiene nada que envidiar al de los Heat. Todo lo contrario: mientras LeBron está casi solo en Miami, Duncan, Ginobilli y Parker juegan como una maquinaria perfecta. Tras once años juntos, se conocen perfectamente y lo demuestran en la cancha. Duncan sigue siendo el jugador sobre el que gira todo desde que fue elegido en 1997 por los Spurs por la casualidad de una desastrosa temporada. Ginobilli conserva su explosividad pese a su edad y Parker está probablemente en su mejor estado de forma desde que desembarcó en la NBA. 

La experiencia y los años no pesan para los tres puntales de San Antonio, que apenas han dado muestras de bajón físico. Pese a que por su edad podría ser su última oportunidad de lograr otro anillo, si las lesiones los respetan pueden seguir teniendo cuerda todavía unos años más.