Público
Público

ACS y Atlantia trabajan para relanzar la venta de Hispasat

La operación requerirá una autorización del Gobierno, dado que se trata de una empresa que explota en régimen de concesión los satélites del país, activos que son titularidad última del Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Conjunto de antenas parabólicas del centro de control de satélites de Hispasat. EFE

ACS y Atlantia trabajan para relanzar la venta de la participación de control del 89,68% que Abertis tiene en Hispasat, el operador de los satélites españoles, según fuentes de las compañías. Los actuales propietarios de Abertis volverán a poner en el mercado la firma de satélites toda vez que recientemente han recibido la autorización del Gobierno a su toma de control indirecta de la empresa.

El grupo que preside Florentino Pérez y la compañía italiana participada por la familia Benetton siguen considerando que Hispasat no encaja con su estrategia para Abertis, que pasa por convertirá en uno de los mayores grupos de infraestructuras del mundo.

Así, en la actualidad, revisan el proceso de venta que el anterior equipo de Abertis abordó antes de la llegada de ACS y Atlantia, que finalmente no fraguó, y preparan toda la documentación para relanzarlo y que los eventuales interesados puedan realizar una due diligence. En el momento en que ACS y Atlantia emprendieron su inicial guerra de OPAs, transcendió que la empresa de autopistas negociaba con REE la eventual venta de Hispasat, a la que valoraba en 1.149 millones.

La toma conjunta de Abertis por los dos socios, el cambio de equipo gestor en REE y la demora del Ejecutivo en conceder las preceptivas autorizaciones, con un relevo en el Gobierno en medio, acabaron diluyendo la operación.

No obstante, la nueva Abertis mantiene Hispasat como un activo no estratégico y volverá a colgar el cartel de se vende, al igual que hizo con Cellnex, firma de antenas de telefonía que ya traspasó a la familia Benetton.

De hecho, el acuerdo por el que ACS y Atlantia tomaron conjuntamente Abertis contempla que los fondos de estas desinversiones se destinen a liquidar parte del macropréstamo de 10.000 millones que firmaron para la operación.

Una nueva compraventa de Hispasat requerirá una autorización del Gobierno, dado que se trata de una empresa que explota en régimen de concesión los satélites del país, activos que son titularidad última del Estado. Además, a través de la filial Hidesat, gestiona también aquellos con fines militares.

Plan estratégico

En paralelo a esta desinversión, ACS y Atlantia trabajan en el nuevo plan estratégico de Abertis que prevén tener listo "cuanto antes", en todo caso dentro de la primera mitad de este año, según detallaron dichas fuentes.

El plan se orientará al crecimiento de Abertis. En concreto, en sumar infraestructuras a la cartera de autopistas que la empresa gestiona en quince países de Europa, Latinoamérica y Asia concurriendo a licitaciones y sin descartar adquisiciones.

El grupo de concesiones pondrá el foco en países "con marcos concesionales estables y con voluntad de colaborar con el capital privado", respetando siempre su característico principio de disciplina financiera.