Público
Público
Únete a nosotros

ACS prevé culminar la venta de su filial de  renovables Zero-E a comienzos de 2020

El grupo, que seguirá invirtiendo en la construcción de instalaciones de generación de energía limpia, descarta sacar a bolsa la filial.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen de la última junta de accionistas de ACS. E.P.

ACS prevé concluir la desinversión de los activos de energías renovables que tiene en su filial Zero-E "en unos meses, a finales de este año o comienzos del próximo ejercicio", según aseguró el director general corporativo del grupo, Angel García Altozano.

La compañía que preside Florentino Pérez no ha determinado exactamente la cartera de activos que se venderá, esto es, si sólo se desinvertirá en los que ya están construidos o también parte de los que tienen en proyecto.

El directivo del grupo indicó que dependerá del interés de los inversores que han mostrado voluntad de hacerse con este negocio. Además, aseguró que la operación deberá encajar con el objetivo último de la de la empresa, que consiste en "maximizar el valor de Zero-E".

Durante la presentación a analistas de los resultados trimestrales, el directivo de ACS descartó así de forma indirecta la eventual salida a Bolsa de este negocio, la otra alternativa que la compañía barajó para ponerla en valor cuando el pasado mes de abril relanzó este negocio con la constitución de Zero-E.

García Altozano y el consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, ratificaron no obstante la apuesta del grupo por el negocio de renovables, al asegurar que la compañía seguirá invirtiendo en la construcción de instalaciones de generación de energía limpia, "tanto en España como en el exterior".

En lo que va de año, la compañía ha destinado a este negocio 850 millones, con lo que superó los 480 millones invertidos en todo 2018, y copó la inversión neta total de 1.271 millones realizada hasta septiembre.

A través de esta nueva filial de energía verde, ACS cuenta con 1.481 MW en explotación y construcción en el marco del desarrollo de su cartera de proyectos de 8.200 MW (entre ellos los 1.550 MW logrados en las últimas subastas en España) a la que se sumarán otras oportunidades de negocio que surjan.

La filial tiene en España casi la mitad (el 43%) de esta cartera de proyectos en desarrollo, mientras que otro 29% se localiza en Norteamérica, y un 26% más, en Latinoamérica.

Por tipo de instalaciones, el 70% de los proyectos son plantas fotovoltaicas, otro 27% parques eólicos y el resto, a termosolares.

El acelerón en renovables ha derivado no obstante en un repunte del endeudamiento de ACS, que el grupo había logrado poner a cero. A cierre de septiembre presentaba un endeudamiento neto de 1.236 millones, si bien es equivalente a 0,4 veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo.

Ratifica el objetivo de 1.000 millones de beneficio

Durante la presentación, los máximos ejecutivos de ACS confirmaron las previsiones del grupo para el conjunto del año, que pasa por que su beneficio neto alcance por vez primera la cota de los 1.000 millones de euros.

Esta ganancia será además un 10% superior al de 2018 y a ella contribuirá la aportación de su participación en la firma de autopistas Abertis, que ya contribuyó con 193 millones hasta septiembre. En cuanto a los ingresos, crecerán un 5%, hasta el entorno de los 38.000 millones.