Público
Público

Actividad laboral Empresarios y sindicatos no ven garantizada la salud de los trabajadores en la vuelta a la actividad

Tanto los sindicatos de UGT y CCOO como la CEOE coinciden en que las medidas de seguridad y salud de la guía elaborada por el Gobierno "son de difícil aplicación en la gran mayoría de centros de trabajo".

Trabajadores de la construcción urbanizan unas calles en la capital vizcaína este viernes. EFE / Luis Tejido
Trabajadores de la construcción. EFE. Archivo. Luis Tejido

público/agencias

Este lunes se retoman las actividades "no esenciales" que fueron paralizadas por el Gobierno a finales del pasado mes de marzo. Tanto los sindicatos como la CEOE coinciden en que las medidas de la guía elaborada por el Gobierno "son de difícil aplicación en la gran mayoría de centros de trabajo".  

UGT y CCOO indicaron que los plazos para volver a la actividad y las condiciones no han sido acordadas con los sindicatos, sino que derivan de las autoridades sanitarias. Ambas centrales explicaron que la seguridad de los trabajadores no depende sólo de las condiciones en el puesto de trabajo, sino del desplazamiento al mismo, así como de los accesos.

En esta línea, han realizado de nuevo un llamamiento para que las empresas y centros de trabajo que no estén en disposición de garantizar esas medidas de seguridad no reinicien su actividad. Ambos sindicatos recordaron que las empresas deben adoptar las medidas organizativas y proveer de los medios necesarios para que los empleados puedan protegerse y garantizar la distancia interpersonal.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, destaca en una entrevista en El Confidencial, que esto "no es una crisis empresarial, es una crisis sanitaria" y que es el ministerio de Sanidad es quien debe de dar las instrucciones. "Ahora parece que la culpa es de las empresas. El contagio se está produciendo en todos los sitios, en la sociedad, y nosotros estamos cumpliendo a rajatabla", añade. 

Las empresas sin medidas de protección serán las responsables del contagio de sus trabajadores

De acuerdo con los sindicatos,  Garamendi considera difícil el cumplimiento de las normas donde no lleguen los famosos EPIS y puntualiza que los mayores afectados serán las pymes con menor acceso a materiales de protección. 

De este modo, las empresas sin medidas de protección que continúen con su actividad laboral serán las responsables del contagio de sus trabajadores. Si se prueba que la infección por covid-19 se ha producido de forma exclusiva por la realización del trabajo se tratará como accidente de trabajo normal y se le aplicarán todas sus reglas, incluidas los recargos en las prestaciones a cargo de la empresa.

Los comités de empresa, los delegados de personal y de prevención de las empresas estarán atentos para garantizar esas condiciones, y en las empresas donde no haya representación sindical los empresarios tendrán que extremar las precauciones, seguir las guías –tanto generales elaboradas por el Gobierno como las sectoriales de los sindicatos– y garantizar la salud y seguridad CCOO y UGT también pidieron que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social extreme su control en esta fase.

Desde UGT reivindican que nadie puede hacer elegir a los trabajadores entre su vida o su trabajo. Asimismo, los sindicatos piden que los trabajadores exijan medidas de seguridad y se ponen a su disposición para denunciar su incumplimiento.

Con termómetros en las obras y sin compartir herramientas

El sector de la construcción, que emplea a 1,27 millones de trabajadores, se reactiva con una guía de actuación y procedimientos a seguir pactada entre la patronal y los sindicatos del ramo a partir de las recomendaciones de Sanidad y con el fin de garantizar la prevención y la seguridad ante el virus.

En la guía, acordada entre las federaciones de construcción de UGT y CCOO y las patronales CNC y Seopan, se determina que las actividades del ramo se contemplan como trabajos de baja exposición al contagio.

Los sindicatos de UGT y CCOO han advertido de que solo puede reanudarse la actividad si se hace en condiciones plenamente seguras y saludables

No obstante, los sindicatos UGT y CCOO han advertido de que solo puede reanudarse la actividad si se hace en condiciones plenamente seguras y saludables, tanto en el transporte para ir a trabajar a la empresa como en el centro de trabajo.

El documento incluye un amplio abanico de medidas de prevención de distinta índole, entre las que figura contar con termómetros a disposición de los trabajadores en las propias obras y la recomendación de no compartir herramientas o de no formar corrillos en los descansos.

En concreto, la guía incluye las recomendaciones generales dictadas por Sanidad, tanto las referidas a trabajadores con síntomas y vulnerables, como las relacionadas con la higiene del empleado y el lugar de trabajo, pero también detalla pautas específicas para las particularidades de las obras de construcción.

Más noticias de Economía