Público
Público

Ana Botín: "La lección del covid es el canario en la mina de carbón para abordar el cambio climático"

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, recoge el guante lanzado por Naciones Unidas para que todas las instituciones públicas y privadas luchen juntas contra el aumento catastrófico de la temperatura que amenaza al planeta. Las entidades bancarias pueden hacer mucho y Santander es líder mundial en financiación de energías verdes.

Ana Botín, junto con dos imágenes muy significativas de las políticas de sostenibilidad del Santander
Ana Botín, junto con dos imágenes muy significativas de las políticas de sostenibilidad del Santander. Arriba, uno de los proyectos eólicos financiados gracias al bono verde lanzado por el banco hace un año. Abajo, en letras verdes, las toneladas de CO2 eliminadas por países, gracias a esta misma herramienta financiera responsable. B.S.

Contenido patrocinado

Hace tres semanas, en la cumbre virtual del clima organizada por Naciones Unidas, su secretario general, António Guterres, pidió a jefes de Estado y Gobierno, y a altos representantes de entidades públicas y privadas de todo el mundo, que trabajen por declarar la emergencia climática en sus países, dado que nos dirigimos a un "aumento catastrófico" de la temperatura en el planeta, de más de tres grados centígrados en el siglo. Ana Botín, presidenta de Santander, el banco más sostenible del mundo, según el Dow Jones Sustainability Index, ha recogido el guante y ha declarado en su perfil oficial de Linkedin: "Los bancos y los mercados financieros tienen un papel fundamental en la financiación de la transición verde para prevenir esta catástrofe. El covid nos ha enseñado de la manera más difícil cómo nuestra salud, nuestros trabajos, nuestras empresas y nuestros países dependen profundamente de los demás. Esta lección debería ser el canario en la mina de carbón sobre los riesgos de no tomar medidas significativas y conjuntas ahora para abordar el cambio climático, el mayor problema global que enfrentamos". 

Hace poco más de un año, Santander lanzó el primer "bono verde" para financiar proyectos de generación de energía solar y fotovoltaica en todo el mundo. Su valor ha superado los 1.000 milllones de euros. Desde la fecha de lanzamiento, el banco español ha financiado 32 grandes infraestructuras de este tipo, que suman una capacidad instalada de más de 6.300 megavatios/hora, lo equivalente a lo que consume en un año toda Barcelona. Un auditor financiero independiente ha verificado la información para ofrecer al público una transparencia completa y ha emitido un informe que Santander ha subido a su web corporativo oficial. Además de este bono verde, Santander ha puesto en el mercado muy pocos días atrás otra herramienta financiera que permite a los ciudadanos particulares invertir pequeñas cantidades de dinero en proyectos de energías renovables, ya que la suscripción mínima es de sólo 5.000 euros. Se trata de otro bono con vencimiento a tres años, con rentabilidad ligada a la evolución del índice Eurostoxx ESG-X. El banco también publicará anualmente un informe independiente auditado.

Los líderes bancarios en sostenibilidad en 2020, de acuerdo con el índice Dow Jones Sustainability. B.S.

Como líder mundial en la financiación de las energías renovables, el Grupo Santander se ha comprometido a movilizar 220 000.000 de euros en finanzas verdes hasta 2030. La presidenta Botín ha explicado que "para desbloquear más capital y cumplir nuestro compromiso de financiación de la economía verde, necesitamos tres cosas: 1) políticas gubernamentales claras para dar confianza e impulsar el cambio de comportamiento necesario; 2) mejores datos para evaluar los riesgos y asegurarse de que todos los sectores sigan las recomendaciones de divulgación financiera relacionadas con el clima, y 3) informes ESG (por los principios de sostenibilidad, en inglés) consistentes para garantizar la comparabilidad y evitar el lavado ecológico". 

"Al igual que con el covid -ha añadido Botín-, la lucha contra el cambio climático depende de la cooperación internacional, y todos nosotros (el sector privado, los gobiernos, los reguladores y los multilaterales) debemos trabajar juntos para tomar medidas significativas ahora". La presidenta del banco también ha recomendado en Linkedin la lectura de un ensayo publicado el 12 de diciembre, quinto aniversario del Acuerdo de París, por Peter Bakker, presidente y consejero delegado del World Business Council for Sustainable Development, la asociación privada más importante del mundo contra el cambio climático, con sede en Ginebra, que agrupa a 207 compañías de todo el planeta que se han comprometido con el desarrollo sostenible, incluido Banco Santander. Según Bakker, no sólo se trata de afrontar el cambio climático, sino de que la sociedad y el mundo empresarial debe conseguir una "transformación sistémica".

Más noticias de Economía