Público
Público
Únete a nosotros

El Banco de España cree que el ajuste al que obliga el descontrol del déficit tendrá "efectos negativos"

El supervisor prevé un déficit del 4,4% del PIB para 2016 frente al 2,8% pactado con Bruselas. La cifra supone ajustar 8.000 millones, sólo la tercera parte de lo necesario.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante su intervención en el VI Encuentro Financiero organizado por Expansión y KPMG. EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.— Tras conocer los malos datos del déficit registrado en 2015, el Banco de España prevé que el déficit público se sitúe en el 4,4% del PIB en 2016, hasta 1,6 puntos porcentuales por encima del objetivo comprometido para este año con Bruselas, del 2,8%. Esta cifra supondría un ajuste de ocho décimas respecto al cierre de 2015 (5,16%), esto es unos 8.000 millones de euros, sólo la tercera parte del ajuste necesario, que sería de 24.000 millones de euros.

Además, la institución gobernada por Luis María Linde espera que el saldo negativo de las cuentas públicas se mantenga en el 3,4% del PIB en 2017, justo el doble del 1,7% acordado con Bruselas.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, sostiene que la desviación del déficit en 2015 no tiene a priori un impacto sobre la economía, del mismo modo que las cifras previstas por la institución "son compatibles con un crecimiento de la economía del 2,7% en 2016".

No obstante, la institución avisa de que en la medida en que habrá que corregir estas desviaciones en los próximos años aplicando medidas de consolidación fiscal —ajustes y recortes—, éstas "podrían tener efectos negativos en el corto plazo, aunque sean necesarias".

A la hora de explicar las desviaciones previstas para 2016 y 2017, Hernández de Cos ha indicado que el déficit público parte este año de una "desviación significativa" en 2015, que "tiene efectos que se trasladan a los años siguientes".