Público
Público
Únete a nosotros

El banco malo ultima la salida a bolsa de su socimi en 2018

La sociedad Témpore Properties posee una cartera de casi 1.400 viviendas en alquiler, además de garajes y trasteros, valorados en 175 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Stand de la Sareb en el Salon Inmobiliario de Madrid.

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, más conocida por su acrónimo, Sareb, o también como el banco malo trabaja contrarreloj para cerrar la salida a bolsa de su socimi, Témpore Properties. La entidad ultima los detales para para que la sociedad comience su andadura bursátil en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en la próximas semanas.

De completarse los trámites necesarios en los próximos días, la materialización de la salida a Bolsa podría efectuarse durante la semana entrante. En caso contrario, el salto al MAB de Témpore, proceso asesorado por Renta 4 y Clifford Chance, se aplazará hasta las primeras semanas de 2018.

En cualquier caso, es necesario que el Comité de Coordinación e Incorporaciones del MAB remita al consejo de administración de este mercado un informe de evaluación favorable sobre la incorporación de la socimi para que finalmente el consejo otorgue su visto bueno.

A pesar de que estaba previsto que la salida a Bolsa de la socimi se efectuase a finales de año, fuentes de Sareb apuntan que la operación recibirá luz verde por parte del MAB ya entrado el nuevo año, pues todavía es necesario concretar los últimos flecos del folleto.

Cuando comience su andadura bursátil, Témpore se convertirá en la cuadragésimo quinta socimi del MAB, tras la previsible incorporación de Student Properties ( socimi propietaria de una residencia para estudiantes en el centro de Madrid) esta semana. Está previsto que la siguiente socimi que se incorpore a este mercado sea Testa Residencial, entidad participada por Santander, BBVA y Acciona.

Las socimi (acrónimo de Sociedades Cotizadas de Inversión en Mercados Inmobiliarios) () son sociedades con un régimen fiscal especial, dueñas de activos inmobiliarios y cuyos ingresos proceden fundamentalmente del alquileres de los mismos. Cotizan en bolsa y tienen que repartir dividendos todos los años. Las socimi han florecido con la recuperación de la economía y el sector inmobiliario en España, tras una larga sequía inversora provocada por el pinchazo de la burbuja del ladrilo en 2007.

Traspaso de activos por 175 millones

A finales de noviembre la Sareb traspasó a Témpore de una cartera de activos, compuesta por 1.383 viviendas en alquiler, además de garajes y trasteros, valorada en 175 millones de euros con el objetivo de poner en marcha esta filial de inversión inmobiliaria.

El parque de viviendas en alquiler de la sociedad se concentra en un 80% en las áreas metropolitanas de grandes capitales, y el resto en zonas que la firma considera presentan una alta demanda de alquiler, como son Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga o Almería. Las viviendas, cuya gestión y comercialización se ha encargado a Azora, presentan un tamaño medio de 93 metros cuadrados y cuentan con entre dos o tres dormitorios.

Al frente de Témpore se situará el director de alquileres de Sareb, Nicolás Díaz Saldaña, un profesional que, según la entidad, cuenta con una amplia experiencia en el sector inmobiliario. En su trayectoria profesional, y antes de su incorporación al banco malo, Díaz Saldaña ocupó distintos puestos en Metrovacesa, en BBVA y en el Instituto de Estudios Económicos.

La Sareb es una sociedad creada en 2012 para absorber los activos inmobiliarios problemáticos de buena parte de la banca española y de esta forma sanear esas entidades. La mayoría del capital del banco malo está en manos privadas (un total de 32 entidades entre bancos, aseguradoras, inmobiliarias y un grupo eléctrico), mientras que el 45,90% pertenece al Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).