Público
Público

Bankia y BMN acuerdan formalmente su fusión para crear el cuarto banco español

Los consejos de ambas entidades dan el visto a la operación, con la que se intenta recuperar parte de las ayudas públicas que han recibido. El FROB controlará el 65% del banco fusionado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Oficinas de Banco Mare Nostrum (BMN) y de Bankia. E.P.

Los consejos de administración de Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN) han aprobado su proyecto de fusión, de modo que la primera absorbe a segunda, según han informado este martes ambos bancos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Ambas entidades, que formarán el cuarto mayor banco español por activos, están controlados por el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo estatal de rescate bancario.

Se trata de un nuevo paso en el saneamiento del sector financiero, con el objetivo de minimizar el importe perdido en las ayudas públicas a estas dos entidades, que ascendieron a unos 24.000 millones de euros (el grupo BFA-Bankia ha recibido 22.424 millones, mientras que BMN adeuda al Estado 1.645 millones).

Será una de las pocas operaciones en la que el Estado podrá recuperar parte de los fondos utilizados en el rescate a la banca. Un informe reciente del Banco de España situó el importe de las ayudas no recuperables al sector en más de 60.600 millones de euros.

BFA-Bankia recibió 22.424 millones en ayudas públicas, y BMN, 1.645 millones

Precisamente, el FROB dio en marzo luz verde a la fusión de las dos entidades nacionalizadas al considerarla como la mejor forma de recuperar el dinero de los contribuyentes, después de un intento fallido de subastar BMN y ante la imposibilidad de sacarla a bolsa a un precio razonable.

Bankia, presidida por José Ignacio Goirigolzarri, nació en diciembre de 2010 de la unión de varias cajas de ahorros: Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja. Fue nacionalizada en mayo de 2012. Cuenta con 1.800 oficinas y 13.000 empleados y obtuvo un beneficio neto atribuido de 804 millones de euros en 2016, un 22,7 % menos que un año antes.

El Banco Mare Nostrum (BMN)presidido por Carlos Egea,  lo formaron también en diciembre de 2010 Caja Murcia, Caixa Penedès (cuyos activos y red se traspasaron luego a Banco Sabadell), Caja Granada y la balear Sa Nostra. Está controlada por el FROB desde diciembre de 2012. Cuenta con 650 oficinas y 4.300 empleados, y volvió a los números rojos en 2016, al perder 39 millones de euros.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, en un encuentro con analistas, ha asegurado que la entidad tiene previsto completar en la primera mitad de 2018 la integración de BMN.

BMN, valorado en 825 millones

La relación de canje aprobada por los consejos de ambas entidades será de una acción ordinaria de Bankia por cada 7,82987 acciones ordinarias de BMN. Así, Bankia absorberá a BMN mediante la entrega a sus accionistas de 205,6 millones de acciones nuevas, lo que supone valorar al banco absorbido en 825 millones de euros (está por debajo de los 1.061 millones de euros que se habían barajado en la única muestra de interés -no vinculante- que hubo en una subasta fallida para adjudicar la entidad a principios de año.)

Tras la operación, el FROB (que tiene un 66% de Bankia y un 65% de BMN) controlará un 66,6% de la nueva entidad fusionada. El resto de accionistas de BMN pasarán a tener un 6,7 % del capital de Bankia.

Está previsto que el cierre de la operación se produzca en diciembre de este año, según dijo Bankia, en línea con lo previsto anteriormente. Previamente, está previsto que este proyecto de fusión sea sometido en septiembre a las respectivas juntas generales de accionistas de BMN y Bankia para su aprobación.

Un hombre pasa frente a los cajeros automáticos de una sucursal de Bankia. E.P.

La operación es positiva desde el primer año, según dijo Bankia en una presentación a la CNMV, y aportará 245 millones a su beneficio neto, incrementando el beneficio por acción en un 16% desde el año 2020.

Bankia prevé elevar un 16% el beneficio por acción tras la fusión, que generará sinergias de 155 millones

La fusión permitirá alcanzar unas sinergias de 155 millones de euros a partir del tercer año, equivalentes al 40% de la actual base de costes de BMN, si bien se espera conseguir ya en el segundo año la práctica totalidad de ellas, 149 millones de euros. Los saneamientos adicionales por 700 millones de euros en la cartera de créditos y adjudicados de BMN permiten que las coberturas de Bankia se mantengan tras la operación en sus estándares actuales.

En términos de solvencia, tras la integración Bankia prevé un core capital fully loaded del 12% en diciembre de 2017, frente al 11,5% a marzo, mientras que espera que la rentabilidad mejore en 120 puntos básicos medida en ROTE (rentabilidad sobre el capital tangible).

La fusión generará unos costes de reestructuración de unos 334 millones antes de impuestos, según la información remitida por el banco de José Ignacio Goirigolzarri a la CNMV, aunque no ha precisado cómo se materializarán estos costes.

El banco realizará saneamientos por 1.000 millones, de los que 500 millones  corresponderán a provisiones de créditos, 200 millones  a provisiones de adjudicados y 300 millones  a otros ajustes. Además, la fusión implicará una reducción de los gastos antes de impuestos por sinergias de unos 155 millones de euros para el tercer año, es decir, en 2020, dado que la transacción se cerrará en diciembre de este año.

La política de dividendos no cambiará

En una conferencia con analistas, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha afirmado que "la política de dividendos no tiene por qué cambiar". En el caso de su último dividendo, el repartido con cargo al ejercicio 2016 el pasado 31 de marzo, el pay-out (el porcentaje del beneficio que se reparte entre los accionistas) de la entidad se situó en el 39,5%. Sevilla ha apuntado que ese pay-out podría incluso superar el 40% a medio plazo.

Bankia tiene activos de 190.000 millones de euros, mientras que BMN cuenta con 39.000 millones. Alcanzarán así los 223.000 millones en activos en España, consolidándose de esta forma como cuarto grupo del sector.

Ambas entidades suman más de 2.500 sucursales: 1.855 de Bankia y 659 de BMN

Ambas entidades suman más de 2.500 oficinas en toda España: Bankia tiene 1.855 sucursales  y BMN, 659.

Tras la operación, Bankia contará con cuotas de mercado superiores al 30% en Granada y Murcia y del 25% en Baleares. Complementará de esta manera una franquicia que ya es líder en territorios de gran tamaño y dinamismo económico, como la Comunidad de Madrid o la Comunidad Valenciana.

Bankia ha destacado que la operación le refuerza como cuarta entidad en el mercado español y se produce en un momento de perspectivas positivas para el sistema financiero, tanto por el crecimiento esperado del negocio como por la previsible evolución de los tipos de interés.

El ministro de Economía, Luis de Guindos y el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri,en una acto en Madrid.

Según los analistas,  pese a la presencia del Estado en ambas entidades, la operación no está exenta de obstáculos, entre ellos la necesidad de proteger los intereses de los accionistas minoritarios de Bankia, cuya fallida salida a bolsa en 2011 acabó en rescate con dinero público y ha llevado a la investigación de los antiguos gestores de la entidad, el Banco de España y la CNMV.

Tras la fusión, el Gobierno tiene previsto privatizar en última instancia el nuevo grupo mediante la colocación en el mercado de paquetes accionariales en función de la evolución del mercado, hasta el plazo máximo permitido, en principio diciembre de 2019.

La eventual desinversión supondría un paso más para completar el saneamiento de la banca española tras la crisis que sacudió España entre 2008 y 2013, que ha reducido el número de entidades de 55 a 13. Uno de los últimos capítulos de este proceso fue la reciente adjudicación de Banco Popular a Santander por el precio simbólico de un euro tras la intervención de las autoridades europeas.

Bankia llegó a perder más de 19.000 millones de euros en 2012, un ejercicio en el que las pérdidas de BMN se situaron en más de 2.400 millones de euros.

"La operación es positiva en términos de creación de valor para los accionistas de Bankia", pues "se espera un crecimiento del beneficio por acción del 16 % y el retorno esperado de la inversión (ROIC) será del 12 % en el tercer año", explica Bankia.