Público
Público

El barril de Brent cae un 3,7% tras el inesperado cese del ministro saudí del Petróleo

El nuevo responsable de Energía, Jaled al Faleh, asegura que Riad mantendrá estable su política petrolera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo ministro saudí de Energía, Jaled al Faleh, junto a su antecesor, Ali al Nueimi, en un acto en 2009, cuando era presidente ejecutivo de la empresa estatal Aramco. REUTERS/Susan Baaghil

LONDRES.-  El barril de crudo Brent para entrega en julio cerró este lunes en el mercado de futuros de Londres en 43,55 dólares, un 3,69 % menos que al término de la sesión anterior. El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, finalizó la jornada en el International Exchange Futures con un retroceso de 1,67 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 45,22 dólares, aunque los primeros movimientos de la sesión habían sido al alza, hasta superar los 46 dólares.

En lo que va de año, el precio del barril de Brent se ha revalorizado cerca deun 70% desde los mínimos del pasado mes de enero, cuando el precio llegó a caer hasta los 27,10 dólares.

El precio del crudo europeo sufrió una caída en la primera jornada de negociación después de que Arabia Saudí destituyera el sábado a su ministro de Petróleo. El rey Salman bin Abdelaziz anunció el sábado cambios ministeriales, entre ellos la destitución del todopoderoso Ali al Nueimi, que ha sido sustituido por Jaled al Faleh, en un ministerio que ahora pasará a denominarse de Energía, Industria y Recursos Minerales.

El nuevo ministro saudí de Energía, Jaled al Faleh, dijo que su Gobierno mantendrá estable su política petrolera y el compromiso de satisfacer la demanda de crudo de sus clientes en todo el mundo, un día después de haber sido nombrado en el cargo. "Estamos comprometidos en preservar nuestro papel en los mercados energéticos internacionales y reforzar nuestra posición como el mayor suministrador confiable de energía en el mundo", subrayó Al Faleh en un comunicado.

La reforma ministerial también incluye a los ministros de Peregrinación, Comercio e Industria, Transporte, Asuntos Sociales y Salud, de cuyos servicios se ha prescindido. Estos cambios se producen pocos días después del anuncio de un ambicioso plan para reducir la dependencia del petróleo a través del desarrollo de las inversiones y el aumento de las exportaciones no petroleras de aquí a 2030.

Arabia Saudí, como el resto de países del golfo cuyas economías dependen del petróleo, se han visto afectadas por la drástica caída del precio del petróleo en los mercados internacionales, que les ha obligado a suprimir subsidios y a replantearse su sistema productivo e impositivo.  El mercado permanece atento a las decisiones de Riad, cuyas políticas al frente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) abrieron a mediados de 2014 la guerra encubierta de precios que llevaron a un desplome del crudo.