Público
Público

BBVA mantiene su previsión de PIB del 2,5% para 2018 y prevé un alza del 2,3% en 2019

Los expertos del banco creen que la incertidumbre por Catalunya se ha moderado pero que sigue influyendo en el mercado laboral, en el consumo y en el turismo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia (c), junto al responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech (i), y el economista jefe para España en BBVA Research, Miguel Cardoso (d), durante la presentación de una nueva edición del informe 'Situación España'. EFE/ Fernando Villar

La incertidumbre por la situación política en Catalunya se ha moderado pero está influyendo en el mercado laboral, el consumo y el turismo en España y, sobre todo, en la comunuidad autónoma, por lo que servicio de estudios del BBVA mantiene su previsión de crecimiento económico para 2018 en el 2,5%.

El informe Situación España, presentado este martes por el BBVA Research, mantiene sus previsiones de crecimiento económico para este año, que ya moderó tres décimas en el anterior estudio presentado en noviembre por el incremento de la incertidumbre generada por el conflicto catalán.

De cara a este año, el servicio de estudios de la entidad mantiene su proyección de crecimiento en el 3,1% y fija el de 2019 en el 2,3%, lo que muestra una moderada desaceleración.

Las estimaciones de BBVA Research apuntan a que la incertidumbre  derivada de la crisis política podría restar entre una y tres décimas al crecimiento del PIB en 2018 y 2019, y entre tres décimas y un punto del PIB a la economía catalana. Si la incertidumbre no se disipa o se incrementa, podría tener un impacto más relevante sobre las decisiones económicas de empresas y familias.

Estima que la crisis en Cataluña restará entre 1 y 3 décimas al PIB español en 2018 y 2019 y entre 3 décimas y 1 punto a la economía catalana

Aunque el impacto de la situación en Catalunya parece limitado y en línea con las previsiones, reconoce que distintos indicadores apuntan a que el crecimiento del PIB podría ser ligeramente inferior al observado en el promedio de los últimos tres años, con un alza en el primer trimestre de 2018 de entre el 0,6% y 0,7% en tasa trimestral.

Además de la situación en Cataluña, también influye en su previsión de crecimiento económico para este año la moderación del impulso de la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE), los bajos precios del petróleo, el agotamiento de la demanda doméstica embalsada y el tono neutral de la política fiscal.

Otro de los riesgos para el crecimiento está en la incertidumbre sobre cuándo se presentarán y aprobarán los Presupuestos Generales del Estado para 2018, que puede tener un coste en el PIB si retrasa la implementación de proyectos de inversión, expansión de plantilla o gasto en consumo. Influyen también los próximos comicios autonómicos y locales, que elevan los riesgos de desviaciones en la regla de gasto.

Subida del 1,6% de los salarios en 2018

La mejora económica posibilitará, a juicio del BBVA, alzas de la remuneración por asalariado que prevé podrían situarse en el 1,6% en 2018 y el 2,4% en 2019, después de haberse mantenido el año pasado sin cambios, unos crecimientos que son "bienvenidos si son consecuencia de mejoras de la productividad".

En este sentido, Domenech ha valorado el alza del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y ha confiado en que no se traslade al resto de la distribución salarial ni influya en la creación de empleo porque afecta a un reducido porcentaje de trabajadores. Sí podría afectar al acceso al empleo a determinados colectivos como mujeres, jóvenes, extranjeros, contratados temporales, a tiempo parcial, con menor cualificación, en empresas sin convenio colectivo, pequeñas y en el sector servicios.

En cuanto al empleo, cree que el empleo podría crecer un 2,5% este año y un 2% en 2019, con lo que la tasa media de paro bajaría al 15,3% en 2018 y al 14% en 2019, y podría situarse en torno al 13,4% al final de 2019, lo que implicaría una bajada de más de tres puntos a lo largo del bienio 2018-2019. Así, se podrían crear unos 860.000 puestos de trabajo en los dos próximos años.

En cuanto a la inflación, prevé un alza del IPC en media anual del 1,6% y el 1,7% en 2018 y 2019, respectivamente, y que a final de cada año cierren con alzas del 1,2% y el 1,9% en cada caso.

Además, en los próximos dos años continuará reduciéndose el déficit por el efecto de los estabilizadores automáticos y por la disminución de las prestaciones sociales, así como por la menor carga de los intereses.

Así, el déficit se reduciría tan solo por el impacto del ciclo y se situaría en torno al 2,3% o 2,4% del PIB en 2018, con lo que España saldría del procedimiento de déficit excesivo, y el 1,7% en 2019, ligeramente por encima de los objetivos requeridos por la Comisión Europea. No obstante, Doménech ha indicado que es "muy importante" que el cumplimiento de la regla de gasto se mantenga.