Público
Público

Brecha de género Discriminadas en el trabajo, en la jubilación… y en el paro

Sólo 63,2 de cada cien mujeres cobran alguna prestación por desempleo, frente al 70,6% de los hombres.

Una mujer entra en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo, en Sevilla. E.P./Jesús Prieto

VICENTE CLAVERO

La discriminación no sólo persigue a la mujer cuando tiene trabajo y cuando cobra la jubilación. También es víctima de ella cuando se encuentra en paro. Así lo ponen de manifiesto los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo, correspondientes a agosto.

Dicho mes, la tasa de cobertura (porcentaje de desempleados que perciben alguna prestación) fue del 70,6% en el caso de los hombres y de sólo el 63,2% en el de las mujeres.

Esos más de siete puntos de diferencia suponen, de todas formas, una cierta mejora respecto a meses anteriores y, en particular, respecto a mayo, en que la brecha superó los once puntos (66,7%, frente a 55,5%).

La tasa de cobertura total (incluyendo tanto a hombres como a mujeres) recuperó en agosto el nivel que tenía cuando Mariano Rajoy llegó al poder y puso en marcha su programa de recortes.

Los datos proporcionados Ministerio de Trabajo señalan que a finales del mes pasado había 1.927.778 parados que percibían algún tipo de prestación (la contributiva, la asistencial, la renta agraria, el subsidio agrario, la renta activa de inserción o el programa de activación para el empleo). De ellos, la mayoría eran mujeres (1.082.756), mientras que el número de varones ascendía a 845.022.

Sin embargo, el nivel de protección favorecía claramente a los hombres, ya que siete de cada diez parados cobraban el desempleo y en el caso de las mujeres la proporción era de 6,3 sobre diez.

Esta infraprotección, además, se daba en todos los territorios, aunque en algunos era especialmente escandalosa. En el Principado de Asturias, por ejemplo, ni la mitad de mujeres sin trabajo (el 49,3%) cobraban la prestación, por no hablar de Ceuta (43,5%) o Melilla (37,6%), que presentaban los datos más bajos del país.

Por el contrario, la mayor tasa de cobertura femenina la tenían Cataluya, con el 73,0%; Baleares, con el 71,3%, y Andalucía, con el 68,4%. Precisamente en esta última comunidad autónoma se sitúa la provincia con un mejor resultado de España: Almería, donde la tasa era en agosto del 97,7%, a casi veinte puntos de distancia de la segunda clasificada: Huesca (79,0%). A la cola, con el 49,1%, figuraba Ciudad Real.

La situación de los hombres resultaba mucho mejor. En dos regiones se superaba el 80%: Extremadura (88,2%) y Murcia (82,90%) y otras cuatro estaban por encima del 70%: Andalucía (79,3%), Baleares (78,7%), Castilla-La Mancha (70,8%) y Catalunya (70,4%). Por provincias, en una no había parados varones sin cobertura por desempleo (Jaén), mientras que en otras dos se sobrepasaba el 90%: Huelva (99%) y Córdoba (90,4%).