Público
Público
Únete a nosotros

Bruselas avisa de que España no tiene margen para relajarse con el déficit "salga el Gobierno que salga"

Rajoy asume sin rechistar las imposiciones de la Comisión Europea en una carta al presidente Jean Claude Juncker.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante la clausura de una conferencia con todos los portavoces parlamentarios de su partido en España y que ha tenido lugar en Alicante. EFE/Morell

MADRID.— España parece abocada a sufrir nuevos recortes en 2016. Dando por supuesto que gobernará después de las elecciones del próximo 26-J, Mariano Rajoy ha escrito una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker, en la que asegura estar dispuesto a adoptar nuevas medidas para cumplir con el ajuste de 8.000 millones en dos años que exige Bruselas al próximo Gobierno español tras superar el objetivo del déficit público.

Como un buen alumno obediente, Rajoy asume sin rechistar las imposiciones de la Comisión Europea y casi da por hecho que si él no es presidente, cualquier otro hará lo mismo.

En la misiva, que fue enviada a la CE el 5 de mayo, antes de que Bruselas anunciara el 18 que retrasará a después de las elecciones españolas del 26 de junio la decisión de si multa o no a España por incumplimiento del déficit, Rajoy afirma que, "una vez haya un nuevo Gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas, si se requieren, para cumplir con el objetivo", según publica El País.

De hecho, este mismo lunes, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, insistió en que en España "salga el Gobierno que salga, no hay margen para relajarse", al ser preguntado sobre la decisión de la Comisión Europea de retrasar a julio el procedimiento sancionador por déficit excesivo.

En ese sentido, el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz ha abundado en que aunque "lo peor ya ha pasado" cualquier Gobierno que salga de las urnas tras las próximas elecciones tendrá que hacer algún ajuste le guste o no.

"Queremos que el objetivo de los esfuerzos se mantenga", subrayó en conferencia de prensa en París Moscovici, quien hizo hincapié en que se había dado un año suplementario, pero no más, para poner el déficit español por debajo de la barrera del 3% del Producto Interior Bruto (PIB).

Marian Albiol, de IU: "Rajoy se ha comprometido con la UE a seguir aplicando medidas de ajuste, es decir, más recortes laborales, en las pensiones y más privatizaciones de servicios públicos. Y esto es algo contra lo que merece la pena luchar"

En lo que no quiso entrar es en avanzar cuál será la posición negociadora de la Comisión Europea con el nuevo Ejecutivo español tras las elecciones del 26 de junio.

Explicó que el aplazamiento a julio de lo que se haga con el procedimiento por déficit excesivo sobre España y Portugal se tomó "por unanimidad" en la Comisión Europea aunque "no fue una decisión fácil".

Según Moscovici, en caso de haber procedido a una sanción "el impacto económico y político hubiera sido desastroso". "El Pacto [de Estabilidad y Crecimiento] no está hecho para ser estúpido", sino que "es una herramienta para potenciar el crecimiento" y para julio "guardamos todas las opciones", argumentó.

"Es verdad que el esfuerzo no ha estado a la altura de los compromisos", indicó Moscovici en relación al incumplimiento de los objetivos de déficit en 2015 en España y Portugal.

Pero añadió que lanzar un procedimiento sancionador contra España "en plena campaña no habría tenido sentido" y que "la Comisión Europea ha sido prudente en aplazar esas decisiones a julio".

Toxo pide a rajoy explicaciones por su carta

Por otra parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido este lunes la comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para explicar la carta enviada al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker. Toxo ha defendido que este tipo de cartas "no pueden ser secretas" porque "afectan o pueden afectar mucho a la vida del país o del conjunto de la ciudadanía".

Por ello, considera que Rajoy debería acudir a la Comisión Permanente del Congreso de los Diputados para "explicarse" y, a través de esa comparecencia, "explicar al conjunto de la ciudadanía el sentido de su carta".

También opinó sobre la misiva de Rajoy la portavoz de Izquierda Unida (IU) en el Parlamento Europeo (PE), Marina Albiol. Dijo que la carta  de Rajoy "es su programa electoral oculto".  

Para Albiol, la carta "es el mejor argumento para frenar un nuevo Gobierno del PP", indicó en un comunicado, "ya sea en solitario o acompañado por sus socios del PSOE y Ciudadanos". 

"Rajoy se ha comprometido con la UE a seguir aplicando medidas de ajuste, es decir, más recortes laborales, en las pensiones y más privatizaciones de servicios públicos. Y esto es algo contra lo que merece la pena luchar porque son las políticas de recortes del gasto público las que han provocado paro y aumento de desigualdades los últimos años" , recalcó la eurodiputada.

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, negó la realidad y aseguró este lunes que el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, "no habla de ajustes"

Albiol señaló que, en su opinión, "el PP va a continuar poniendo los objetivos macroeconómicos por encima de la vida de las personas".

Tampoco faltó la reacción del PP. La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, negó la realidad y aseguró este lunes que el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, "no habla de ajustes" para cumplir el déficit sino que lo que señala en la carta que ha remitido al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, es que España "cumplirá". En este sentido, ha indicado que seguirán con las medidas aplicadas hasta ahora porque han dado "resultado", pero "si fueran necesarias otras medidas" para cumplir" ya se vería "cuáles deben ser".

Así se ha pronunciado al ser preguntada cuáles serán las medidas y recortes que llevará a cabo Rajoy si gana las elecciones después de que el diario El País haya publicado la misiva enviada a Juncker, en la que se muestra dispuesto a "adoptar nuevas medidas en la segunda mitad del año", una vez que haya nuevo Gobierno, para evitar la multa por el déficit.

"La carta no habla de ajustes. La carta lo que dice es que España cumplirá",
ha repetido Levy en varias ocasiones, para señalar que hay que apostar por la "senda de crecimiento económico" y de creación de empleo que se inició en la pasada legislatura. A su entender, con las medidas aplicadas hasta ahora "han dado resultado" y, por lo tanto, si se continúa "en la senda de esas medidas" y sin subir los impuestos, se puede cumplir.