Público
Público

CaixaBank compra a el negocio de tarjetas y el de TPVs de su filial portuguesa

Las operaciones no tendrán impacto relevante en el balance, los ratios de capital y en los resultados de la entidad financiera.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El logo de Caixabank en una de sus oficinas.

El grupo bancario CaixaBank ha adquirido a BPI, el banco portugués que compró este año, el negocio de emisión de tarjetas y de terminales de punto de venta (TPV) con las que los comercios cobran a los clientes, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)..

CaixaBank ha pagado 53 millones de euros por el negocio de emisión de tarjetas y que una sociedad en la que participa con el 49%, Comercia Global Payments, comprará el negocio de TPVs por 60 millones de euros.

CaixaBank Payments y Comercia nombrarán a BPI (en cuyo accionariado dispone de una participación del 84,5%) como agente exclusivo para la comercialización de los productos de ambos negocios. . La operación ha sido asesorada por KPMG, Morgan Stanley y el despacho Campos Ferreira, Sá Carneiro & Associados.

Las operaciones no tendrán impacto relevante en el balance, los ratios de capital y en los resultados de la entidad financiera.

El pasado mes de noviembre, el banco comunicó la compra de otras cuatro sociedades de BPI por 222 millones de euros. En concreto, indicó que adquirirá el capital social de las compañías BPI Gestao de Activos Sociedad Gesatora de Fundos de Investimento y de BPI Global Investment Fund Management Company, por un precio de 75 y 8 millones de euros, respectivamente.

Además, VidaCaixa se hará con la totalidad del capital social de BPI Vida e Pensoes Companhia de Seguros por 135 millones de euros. La entidad portuguesa continuará distribuyendo los fondos de inversión y los productos de seguros de vida y de pensiones de las sociedades adquiridas.

Por otra parte, el banco español comprará a Banco Português de Investimento (filial de BPI) su negocio de corretaje, research y corporate finance a un precio estimado de unos 4 millones de euros. En estas operaciones, CaixaBank ha contado con el asesoramiento de Morgan Stanley y BPI de KPMG.