Público
Público

Resultados trimestrales Caixabank gana un 67% menos en el semestre tras dotar 1.155 millones por la covid-19

La entidad, que descarta cerrar 2020 con pérdidas logra una cifra récord de volumen de negocio en los primeros seis meses del año con 643.631 millones de euros, favorecido en parte por el empuje de los créditos ICO.

Una oficina de CaixaBank en Madrid. E.P./Joaquin Corchero
Una oficina de CaixaBank en Madrid. E.P./Joaquin Corchero

P.gonzález

Caixabank registró en el primer semestre del año un beneficio atribuido de 205 millones, cuantía que supone un descenso interanual del 67% después de efectuar una provisión extraordinaria de 1.155 millones para afrontar potenciales deterioros por la covid-19.

Sólo en el segundo trimestre ha acumulado 755 millones para encarar dichos potenciales riesgos y se suman a los 400 millones ya contabilizados en el primero, según detalló este viernes el banco.

A pesar de la situación, Caixabank alcanzó "una cifra récord de volumen de negocio": los recursos de clientes superaron los 400.000 millones y crecieron un 4,3% en el año, y el crédito a la clientela bruto subió un 6,8%, hasta los 242.956 millones. En financiación el gran motor fue el crédito a empresas, que avanzó un 15,9%, y en recursos de clientes el "fuerte" crecimiento de los depósitos a la vista.

En parte el empuje llega de la mano de los créditos ICO. Caixabank había otorgado 13.726 millones en créditos para empresas y autónomos ligados a los avales del organismo hasta junio. Pero también concedió otros 32.500 millones de euros, más del doble de esa cifra, al sector empresarial sin las garantías del ICO. Hasta finales de junio, tenía además aprobados hasta 357.488 solicitudes de moratoria de sus clientes en España sobre financiaciones por valor de 9.848 millones de euros.

Caixabank ha otorgado 13.726 millones en créditos para empresas y autónomos ligados a los avales del  ICO

Un desempeño que, a pesar de la crisis, le permitió registrar un descenso de apenas el 0,5% en los ingresos core o creados por el margen de intereses más las comisiones y que ascendieron a 4.064 millones de euros.

Su margen de intereses se redujo un 2,1% entre enero y junio por el descenso de los ingresos en la financiación al reducirse los tipos de interés aplicados, en parte por el incremento en la concesión de préstamos ICO y por menores créditos al consumo. Sin embargo, el banco detalló que "ha sido parcialmente compensado por un incremento del volumen".

Los ingresos por comisiones crecieron a su vez un 1,5%, aunque el descenso en la actividad económica a partir de la segunda quincena de marzo y el impacto de los mercados hacen que su recaudación caiga un 7,5% en el segundo trimestre frente al previo.

Por su parte, el margen bruto disminuyó un 7,4% por una caída del 45,5% en el resultado de operaciones financieras y el resultado de participadas. Sin embargo, el margen de explotación aumentó un 67,4% y ascendió a 1.772 millones, tras reducir en un 2,6% los gastos de administración y amortización recurrentes y al no contar los gastos extraordinarios anotados el pasado año por valor de 978 millones para sufragar el acuerdo en prejubilaciones de una parte de la plantilla. Los gastos de personal decrecen un 4,6%, materializando ahorros asociados al acuerdo laboral de 2019 y las prejubilaciones de 2020, que compensan el incremento vegetativo.

Por su parte, el ratio de morosidad se redujo en 6 puntos básicos, hasta el 3,5%, y el banco prevé que esta cifra se sitúe entre un 4% y 5% a finales del ejercicio. Por su parte, el ratio de capital CET1 subió al 12,3% (+26 puntos básicos en el año). El ratio de liquidez LCR (Liquidity Coverage Ratio) se situó a finales de junio en el 283%.

Ni fusiones ni ajustes de plantilla

En la presentación de resultados (realizada de forma telemática), el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha asegurado este viernes que la entidad saldrá de la crisis del coronavirus sin necesidad de realizar ninguna fusión, y ha descartado cerrar el ejercicio con números rojos.

El primer ejecutivo de la entidad catalana ha señalado que tras las últimas operaciones llevadas a cabo, como la compra de Barclays Bank y la toma de control de BPI en Portugal, no ha mirado activamente oportunidades de negocio, aunque si se presentan se estudiarán.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. E.P.

El consejero delegado de Caixabank ha subrayado  que no se prevén ajustes de plantilla a causa de la crisis del coronavirus, ya que, de hecho, se quiere aumentar el equipo de InTouch, el servicio de gestión remota de clientes de banca de particulares. Así, el objetivo de la entidad es avanzar en la digitalización y seguir reduciendo la red de oficinas en los próximos meses hasta las 3.600 sucursales.

CaixaBank prevé repartir dividendos con cargo a 2020 cuando el BCE levante su recomendación

Gortázar, además, ha adelantado que el banco prevé repartir dividendos con cargo a los resultados de este 2020 una vez el Banco Central Europeo (BCE) levante su recomendación a la banca de no repartirlos y no efectuar recompras de acciones propias para preservar el capital de las entidades, una medida extendida hasta el 1 de enero de 2021. "Esta medida tiene toda la lógica del mundo. Lo entiendo como medida excepcional y temporal, no definitiva", ha asegurado Gortázar.

El número dos del banco presidido por Jordi Gual ha subrayado que este dividendo será "en metálico", y no en acciones, como planean otros bancos.

Más noticias de Economía