Público
Público

Camioneros buscan bloquear el Puerto de València para denunciar la "arbitrariedad" en los sueldos del sector

Trabajadores del transportista Grupo Alonso paran todos los jueves de mayo para exigir un sistema de incentivos salariales más transparente y equitativo, frente un sistema actual "que castigar a los trabajadores más díscolos y premia a los que son más obedientes".

Concentración de trabajadores de Grupo Alonso en la entrada del Puerto de Valencia.
Concentración de trabajadores de Grupo Alonso en la entrada del Puerto de Valencia. CEDIDA/CNT

El trabajo del camionero, sobre todo de larga distancia, es duro. A las jornadas fuera de casa y la alta siniestralidad laboral hay que sumarle unos salarios base más bien discretos que se complementan con unos incentivos por viaje. Un dinero que es porcentual al beneficio del trabajo pero que incluyen otras variables, como los kilómetros recorridos o el gasto en gasóleo.

Es un sistema opaco y arbitrario que nadie dice exactamente como se calcula, y que las empresas pueden conceder según sus intereses. Estos suponen generalmente entre 200 y 400 euros mensuales, sobre un salario base de 1.200, pero la horquilla puede llegar a ser mucho más alta, con meses que se pueden llegar a 600 euros o incluso más, generando una gran desigualdad dentro de las plantillas.

Esta realidad la han empezado a denunciar los trabajadores de siete empresas del Grupo Alonso, uno de los principales grupos empresariales valencianos, con intereses en sectores tan diversos como el ocio, la energía y las infraestructuras, pero que tiene su origen y su negocio principal en el transporte y la logística, incluyendo una flota de camiones, almacenes y terminales portuarias.

Los camioneros afectados han convocado huelga todos los jueves de mayo y junio para forzar a la dirección de la empresa a iniciar un proceso negociador. "Básicamente lo que queremos es evitar la discriminación que supone este sistema y que se cambie por otro que sea fijo o que los mejores viajes se otorguen de forma rotatoria para garantizar cierta igualdad", explica a Público Antoni Ruiz, asesor jurídico de la CNT, sindicato que ha convocado los paros.

"La arbitrariedad del sistema de incentivos da un gran poder a la empresa a la hora de castigar los trabajadores más díscolos y premiar los que son más obedientes", continúa este sindicalista.

Concentración de trabajadores de Grupo Alonso, en  Valencia.
Concentración de trabajadores de Grupo Alonso, en Valencia. CEDIDA/CNT

Además del sistema de reparto, desde la plantilla también se critica la cantidad de los incentivos, congelada desde el 2006. "Vemos como las empresas que trabajan en el Puerto están ganando mucho dinero y que tienen margen para la mejora de los incentivos", apunta Ruiz.

En este sentido, desde CNT también ponen énfasis en el hecho que esta es una "huelga ofensiva". "No se trata de parar un ERE o evitar el cierre de una empresa, sino que exigimos mejorar las condiciones laborales existentes", destacan los anarcosindicalistas. Los trabajadores también reclaman cuestiones como el cumplimiento del convenio en materia de vacaciones o más puntualidad en el abono de las nóminas, entre otras reivindicaciones.

Por ahora, las primeras convocatorias han tenido un seguimiento de casi el 100% de la plantilla (unos 170 camioneros), según CNT. Desde el Grupo Alonso no han querido dar cifras de participación, pero han destacado que este "es un conflicto puntual" y que "encuentran extraño" que se plantee "en el actual momento económico y sanitario", pero en todo caso reiteran "que siempre hemos tenido relación con los representantes sindicales y que se encuentran abiertos al diálogo".

Los huelguistas se concentraron en las salidas de los puertos de Sagunt, jueves 6 de mayo, y València, viernes 7. "El objetivo era visibilizar el conflicto, pero también conseguir la solidaridad otras empresas de transporte, puesto que la mayoría funcionan con el mismo sistema de incentivos", explica Ruiz.

Pero también hay una intención de involucrar las navieras, para quienes la actividad de las empresas de transporte que entran o sacan las mercancías del puerto es indispensable.

Para este jueves hay una nueva convocatoria y la manifestación marchará por toda la avenida del Puerto hasta las oficinas de la Autoridad Portuaria y las de la multinacional MSC, principal naviera que opera desde València.

Fuentes del Puerto aseguran que hasta ahora la huelga ha tenido poca incidencia y que "se continúan haciendo todas las operaciones con total normalidad".

Más noticias de Economía