Público
Público

Carlos Slim prepara una OPA por la inmobiliaria Realia tras la compra del 24,9% que tiene Bankia

El banco nacionalizado suma ingresos de 4.670 millones con la venta de sus principales participadas

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El multimillonario mexicano Carlos Slim. REUTERS/Valentin Flauraud

MADRID.- El multimillonario mexicano Carlos Slim, a través de su Inmobiliaria Carso, ha comprado a Bankia la participación del 24,9% que tiene en Realia por un importe de 44,48 millones de euros, según informó el banco nacionalizado. La firma de Slim ha anunciado su intención de posteriormente lanzar una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) por el 100% de la inmobiliaria al mismo precio de la compra a Bankia, a 0,58 euros por acción, lo que elevaría la operación a 178 millones de euros.

El magnate mexicano aborda esta operación tras convertirse el pasado mes de diciembre en primer accionista de FCC, compañía que a su vez figura como primer accionista de la inmobiliaria con una participación del 36,8%. Tras su desembarco en FCC, este grupo de construcción y servicios anunció que suspendía el proceso de venta de su parte de Realia que tenía abierto desde hacía un año.

La oferta de Slim competirá con la de la inmobiliaria Hispania (que tiene entre sus principales accionistas al especulador estadounidense de origen húngaro George Soros) que el año pasado confirmó sus planes de presentar una oferta por Realia a 0,49 euros por acción, esto es, una operación valorada en 157 millones, por debajo de la prevista OPA del mexicano. La oferta de la socimi está pendiente de autorización por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Realia cuenta con una división de patrimonio que suma unos 419.000 metros cuadrados, integrada por edificios de oficinas que suponen unos 243.000 metros cuadrados, además de varios centros comerciales, entre la que sobresale una de las Torres Kio de Plaza de Castilla de Madrid.

La inmobiliaria cerró 2014 con unas pérdidas de 39,6 millones, lo que supone recortar en un 22% los números rojos respecto a  un año antes. El pasado ejercicio también logró recortar un 33% su deuda, hasta los 1.093 millones, gracias fundamentalmente a la venta de su filial francesa SIIC de París.

Desde que en noviembre de 2013 FCC y Bankia colgaran el cartel de se vende en Realia la empresa ha suscitado el interés de distintos inversores, entre los que figuran Pontegadea (sociedad inmobiliaria de Amancio Ortega), Juan Abelló, Colonial (participada por el Grupo Villar Mir) y varios fondos internacionales.

Bankia tenía que vender su participación en la inmobiliaria para cumplir con su programa de desinversión pactado con Bruselas.

Bankia tenía que vender su participación en la inmobiliaria para cumplir con su programa de desinversión en participaciones industriales pactado con Bruselas. El plan de ayudas públicas liberado por Bruselas por un importe de 17.959 millones exigía que la entidad nacionalizada concentrara su negocio en la actividad bancaria más tradicional, desinvirtiendo de esta manera en aquellos activos considerados no estratégicos, como las participaciones industriales.

Así, Bankia ha ingresado unos 4.670 millones por la venta de todas sus principales participaciones industriales. El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri ha completado la salida del accionarado de Metrovacesa, Iberdrola, Mapfre, IAG, Indra, NH Hoteles y Deoleo, entre otras compañías.

Tras la salida del accionarado de Realia, Bankia ya sólo conservará participaciones industriales menores, como en el grupo de concesiones de infraestructuras Globalvía (controla el 50% junto con FCC), si bien está previsto que estos dos socios cierren la venta de esta empresa al fondo soberano de Malasia a lo largo de este año.

FCC no sale, de momento, de la inmobiliaria

Por su parte, FCC se inclina, en principio, por no vender la participación del 36,8%, y, por tanto, por no acudir a la oferta que Carlos Slim lanzará. La compañía mantendría así su nueva estrategia de no desinvertir en la inmobiliaria, anunciada a comienzos de febrero, después de que Slim se convirtiera en primer accionista del grupo constructor, y ratificada este pasado lunes por su consejero delegado, Juan Béjar.

"Actualmente, FCC no ve razón para vender Realia, ni por circunstancias del mercado, ni de FCC", sintetizó Béjar este pasado lunes con ocasión de la presentación de los resultados anuales de la compañía.

El primer ejecutivo del grupo de construcción y servicios atribuyó esta decisión al hecho de que FCC ya no tiene la necesidad de realizar esta desinversión tras el "fortalecimiento" de la compañía con su reciente ampliación de capital. Asimismo, el primer ejecutivo del grupo apeló al cambio de ciclo que el sector inmobiliario presenta en España.

Más noticias de Economía