Público
Público

El cierre de tiendas por la pandemia hunde el beneficio de Inditex un 70% en 2020

Las ventas de la multinacional gallega se reducen en su último ejercicio un 28%, hasta los 20.400 millones. El grupo opera 6.829 tiendas en todo el mundo, y un 15% de ellas seguían cerradas a comienzos de marzo por las restricciones por la covid.

Una cola de clientes esperan para entrar en una tienda de Zara en la Bahnhofstrasse de Zurich, la calle comercial de la ciudad suiza, en su reapertura tras el cierre por las medidas anti-covid. REUTERS/Arnd Wiegmann
Una cola de clientes esperan para entrar en una tienda de Zara en la Bahnhofstrasse de Zurich, la calle comercial de la ciudad suiza, en su reapertura tras el cierre por las medidas anti-covid. Arnd Wiegmann / REUTERS

Inditex,  propietario de marcas como Zara o Bershka, informó el miércoles de que su beneficio neto se desplomó un 70% en 2020, hasta los 1.100 millones de euros (1.310 millones de dólares), una caída mayor de lo esperado, después de un año de cierres de tiendas a nivel mundial y de una menor demanda provocada por la pandemia de coronavirus.

El beneficio neto del grupo en el cuarto trimestre cayó un 53% con respecto a hace un año, hasta los 435 millones de euros, mientras que las ventas fueron de 6.300 millones de euros, ya que las restricciones a las compras volvieron a entrar en vigor en gran parte de Europa durante las Navidades, dijo la empresa.

Alrededor del 15% de sus tiendas en todo el mundo seguían cerradas debido a las restricciones por la cov-19 a fecha de 8 de marzo, dijo en un comunicado.

Seis analistas encuestados por Refinitiv esperaban un beneficio neto en el trimestre de 602 millones de euros, mientras que otro sondeo entre 24 analistas preveía un beneficio neto para todo el año de 1.300 millones de euros.

El minorista español del sector de la moda, que opera 6.829 tiendas en todo el mundo, dijo que las ventas totales en 2020 se redujeron un 28% respecto a las del año pasado, hasta los 20.400 millones de euros, con un aumento sin precedentes del 77% en las ventas online compensó en parte los efectos negativos de la pandemia.

Las ventas de ropa de las marcas de Inditex, así como las de sus rivales H&M y Next, comenzaron a registrar una lenta recuperación en otoño del año pasado desde los mínimos históricos alcanzados durante la primera ola de la pandemia de COVID-19, impulsadas por las compras online y un rápido repunte en China.

Pero en Estados Unidos y Europa la recuperación de las ventas a niveles previos a la pandemia se ha visto frustrada por unas restricciones que se extienden hasta bien entrado el año 2021, acusando además la lentitud en el despliegue de las vacunas en muchos países.

Alrededor del 30% de las tiendas de Inditex seguían cerradas el 31 de enero, cuando termina el año fiscal de la empresa, y el 52% estaban sujetas a restricciones. Inditex espera que casi todas sus tiendas estén abiertas para el 12 de abril.

El gigante de la moda, que vende ropa en más de 200 mercados en todo el mundo, logró mitigar los potenciales daños derivados de la incertidumbre en la demanda durante 2020 mediante una estricta gestión de su cadena de suministro, con un descenso de las existencias del 9% en términos interanuales pesar del descalabro de las ventas.

Inditex ha desplegado este año en todas sus marcas su tecnología de radiofrecuencia, fijada en forma de chip a la alarma de la ropa para hacer un seguimiento de las existencias.

La empresa recuperó a su política de dividendos, con un 'payout' ordinario del 60% y dividendos extraordinarios que se distribuirá en pagos iguales en mayo y noviembre de 2021, tras posponer su pago el año pasado por la incertidumbre de la pandemia.

Su rival H&M informó de una caída del 88% en el beneficio antes de impuestos en los 12 meses hasta noviembre en sus resultados del año completado en enero, con unas existencias ligeramente superiores a las del año pasado. La compañía presentará sus resultados del primer trimestre de 2021 a finales de marzo.

Inditex ha cerrado hasta ahora 751 de las 1.200 tiendas que tiene previsto cerrar hasta finales de año, enfocándose en la inversión en locales emblemáticos desde los que pueda atender tanto a los clientes online como a los presenciales.

Más noticias de Economía