Público
Público

El déficit eléctrico se reduce en 2020 un 13,9%, hasta los 14.294 millones 

Desde 2014, la diferencia entre los ingresos y los gastos regulados del sistema eléctrico ha generado superávit que se ha ido destinando a rebajar la deuda acumulada.

Torres de alta tensión cerca un Toro de Osborne, en El Berrón (Asturias). REUTERS/Eloy Alonso
Torres de alta tensión cerca un Toro de Osborne, en El Berrón (Asturias). Eloy Alonso / REUTERS

El desequilibrio entre los ingresos y los costes regulados del sistema eléctrico español se redujo un 13,9% interanual en 2020, en un contexto de menor consumo de energía durante la pandemia de COVID-19, según datos publicados el martes por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Según el organismo, la deuda acumulada por el déficit del sistema eléctrico en España alcanzó los 14.294 millones de euros en 2020.

El desajuste entre los ingresos y los gastos regulados del sistema eléctrico, que llegó a acumular una deuda de más de 25.000 millones de euros, provocó un grave conflicto con el sector y llevó al Gobierno del entonces presidente Mariano Rajoy a cambiar en 2013 la legislación y ajustar la remuneración de las energías renovables, subir otros costes del sistema y elevar las tarifas también a los pequeños consumidores.

La CNMC destacó que desde el año 2000 y hasta el ejercicio de 2013, los ingresos del sistema eléctrico español fueron insuficientes para cubrir sus costes. De esta forma, se fue generando una deuda que, a cierre de 2020, alcanzó los 14.294,32 millones de euros, un 13,9% menos que en 2019.

En 2014, el sistema registró por primera vez un superávit por importe de 550,3 millones. Esta situación se repitió durante 2015, 2016, 2017 y 2018, "si bien cada año en menor cuantía", según recuerda la CNMC. El superávit agregado que se generó desde 2014 hasta 2018 alcanzó los 1.687,5 millones euros.

Durante 2019 y 2020, de acuerdo con lo establecido en la orden TED/952/2020, se procedió a aplicar parcialmente el superávit del sistema eléctrico para cubrir los desajustes temporales y las desviaciones transitorias entre ingresos y costes de esos ejercicios.

Así, se transfirieron 527,65 millones de euros para que el ejercicio 2019 finalizara en equilibrio, y un total de 506,2 millones en la liquidación provisional décima de 2020, que han incrementado hasta el 84,96% el índice de cobertura de la liquidación provisional.

De esta manera, en total se han destinado 1.034 millones de euros procedentes del superávit generado en años anteriores para los dos últimos ejercicios.

Asimismo, previamente, entre 2017 y 2018, se destinaron un total de 649,3 millones del superávit a pagos a empresas por sentencias del Tribunal Supremo sobre la financiación del bono social (518 millones), ayudas a la inversión de energías renovables (120 millones) o pronunciamientos judiciales a favor de plantas de tratamiento de purines (11,3 millones).

El FADE supone el 84% del importe pendiente de cobro

La deuda del sistema eléctrico español se estructura en diversas categorías de derechos de cobro. Concretamente, el derecho de cobro asociado al Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE) representa el 84,1% del importe total pendiente de cobro a 31 de diciembre de 2020, seguido del derecho de cobro del Déficit 2013, con un 14,1%.

Durante 2020, el importe total en concepto de anualidad de los derechos de cobro correspondientes a la deuda del sistema eléctrico ascendió a los 2.710,3 millones de euros, un 0,51% superior a la anualidad total satisfecha en 2019 (2.696,5 millones de euros).

Por su parte, la anualidad estimada para el año 2021 con los datos disponibles a cierre del pasado mes de diciembre es de 2.464,5 millones de euros, un 9,07% inferior a la de 2020.

El coste medio ponderado de la deuda del sistema eléctrico en 2021 es del 2,466%. En términos absolutos, los intereses de la deuda estimados para este año ascienden a 352,6 millones de euros, de los que el 87% -308,0 millones de euros- corresponden a los intereses asociados a la anualidad de FADE.

Según las previsiones, el importe pendiente de cobro de la deuda del sistema se saldará en 2028.

Más noticias de Economía