Público
Público

Una dirigente alemana del BCE reprende al Constitucional germano por la sentencia sobre la compra de bonos

Isabel Schnabel, miembro del consejo de gobierno del banco central de la Eurozona, asegura que la entidad seguirá con sus programas de compras "así como nuestras otras medidas de política monetaria, de acuerdo con nuestro mandato".

Edificio de la sede del BCE en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski
Edificio de la sede del BCE en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

agencias

Una dirigente alemana del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) dijo el lunes que solo el Tribunal Europeo de Justicia tiene jurisdicción sobre el banco central de la Eurozona, y, por lo tanto continuará ejecutando sus programas de compra de activos (conocidos por sus siglas PSPP y PEPP) en línea con su mandato, unos comentarios que suponen un reproche al más alto tribunal del país.

El Tribunal Constitucional de Alemania dictaminó la semana pasada que el BCE se había excedido en su mandato al comprar 2 billones de euros en bonos soberanos desde 2015 y ordenó al banco central de Alemania cancelar su participación en el programa a menos que el BCE pueda justificar su legalidad en los próximos tres meses.

"Seguiremos llevando a cabo el programa de compras en el sector público y el programa de compras de emergencia para pandemias, así como nuestras otras medidas de política monetaria, de acuerdo con nuestro mandato", dijo Isabel Schnabel, miembro del consejo de gobierno del BCE, al periódico italiano La Repubblica. "Este mensaje parecen haberlo entendido bien los participes del mercado", indicó.

En este sentido, la banquera germana subrayó que el BCE cuenta con la capacidad de "escalar con rapidez" sus medidas, bien sea expandiendo sus compras o ajustando sus operaciones con los bancos. "Ampliaremos nuestras medidas si está justificado", apuntó.

Atentos a los diferenciales de deuda

Por otro lado, Schnabel aseguró que el BCE tiene la disposición de evitar que la divergencia entre los diferenciales de deuda de los países del euro dificulte la transmisión de su política monetaria mediante el uso de "medidas apropiadas", para lo que ha puesto de ejemplo el programa de compra de bonos de emergencia contra la pandemia, PEPP.

Isabel Schnabel, miembro del consejo de gobierno del BCE. REUTERS

Asimismo, este nuevo programa de emergencia permite a la entidad abordar el problema de potenciales bajadas de rating de los emisores soberanos o las empresas, como sucede actualmente con Grecia, cuyos bonos están siendo adquiridos, a pesar de no alcanzar los umbrales mínimos de calidad exigidos habitualmente por el BCE.

En cuanto a la respuesta europea a la crisis, Schnabel señaló que en Alemania y otros países del Norte de Europa se considera que la mutualización de la deuda requiere de un cambio en la forma de tomar decisiones en la UE, avanzando hacia la cesión de soberanía en aspectos fiscales.

"Si, en el mediano plazo y más allá de la crisis actual, uno quiere avanzar hacia un sistema con más mutualización de la deuda, también puede tener que avanzar hacia una estructura de gobernanza con más poder de decisión fiscal a nivel europeo", apuntó.

No obstante, para abordar la crisis actual, la alemana aboga por una combinación de préstamos y subvenciones para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia, subrayando que la mejor manera de reducir la carga de la deuda pública después de la crisis es fortalecer el crecimiento económico.

"Esta es la razón por la cual el fondo de recuperación es tan importante. Debe garantizarse que este fondo respalde inversiones que fomenten el crecimiento económico en el futuro",  puntualizó.

Más noticias de Economía