Público
Público

Disney rompe con Netflix

El grupo de entretenimiento, propietaria de Marvel, Lucasfilm y Pixar, lanzará su propio servicio de 'streaming' en 2019  

Depósito de agua con la imagen de Mickey Mouse, en la sede de los estudios Walt Disney en Burbank, California. REUTERS

AGENCIAS

The Walt Disney Company, propietaria de Marvel, Lucasfilm y Pixar, ha anunciado el fin de su acuerdo de distribución a través de la plataforma de 'streaming' Netflix y el lanzamiento, en 2019, de su propio servicio de transmisión de contenido multimedia por internet, después de que en el tercer trimestre de su año fiscal, el beneficio neto atribuible de la multinacional haya caído un 8,9% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, hasta 2.366 millones de dólares (2.016 millones de euros).

Disney, cuyos ingresos de explotación a través del negocio de televisión por cable bajaron un 23% en el trimestre, busca así captar al público digital que está abandonando la televisión tradicional con una relación directa y no a través de intermediarios, lo que hasta ahora era Netflix para sus contenidos.

"El panorama de medios se define cada vez más a través de la relación directa entre los creadores de contenidos y los consumidores", declaró Robert Iger, presidente y consejero delegado de Disney tras anunciar que la compañía comprará un 42% de la empresa de transmisión de contenidos BAMTech por 1.580 millones de dólares (1.346 millones de euros), elevando así su participación en la misma al 75%.

Tras hacerse con el control mayoritario de BAMTech, Disney pretende lanzar a partir de 2018 un servicio de transmisiones deportivas en 'streaming' bajo la enseña ESPN al que seguirá a partir de 2019 su propio servicio de distribución de contenidos a través de internet bajo la marca Disney, a través del que estarán disponibles las películas producidas por Disney y Pixar, además de invertir en la producción de nuevas series y películas originales exclusivas de este servicio.

"Esta compra y el lanzamiento de nuestros servicios directos al consumidor marcan una estrategia de crecimiento completamente nueva para la compañía", añadió Iger.

Cae el beneficio trimestral

El anuncio se dio después que de Disney registrara una caída de casi 9 por ciento en su beneficio trimestral, debido a mayores costes de programación y una disminución del número de suscriptores en su canal deportivo ESPN.

Los ingresos de la compañía cayeron levemente a 14.240 millones de dólares en el tercer trimestre terminado el 1 de julio, desde 14.280 millones de dólares un año antes.

El beneficio neto atribuible de la compañía cayó a 2.370 millones de dólares, o 1,51 dólares por acción, desde 2.600 millones de dólares o 1,59 dólares por acción.

Más noticias de Economía