Público
Público
Únete a nosotros

El presidente del BBVA, sobre los tipos de interés negativos en Europa: "Nos están matando"

Ana Patricia Botín garantiza que el Santander permanecerá en Reino Unido al margen del resultado sobre el Brexit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Consejo de HSBC Holdings, Douglas Flint (i); la presidenta del Banco de Santander, Ana Patricia Botín (2i); el presidente del BBVA, Francisco González (2d), y el presidente de Credit Suisse, Urs Rohner (d), durante la reunión de primavera del Institute of International Finance (IIF). EFE/Fernando Alvarado

MADRID.- El presidente de BBVA, Francisco González, ha advertido de que la política monetaria expansiva en la eurozona está desembocando en tipos negativos, por ejemplo en el Euríbor, principal índice de referencia en la mayoría de las hipotecas en España, lo que "está matando" al negocio bancario en Europa.

"Europa está en una especie de trampa. Tiene que hacer algo para tener mayor potencial de crecimiento. La política monetaria expansiva ha llevado a tipos negativos, algo que nos está matando", ha explicado González durante su intervención en el encuentro de primavera que celebra el Instituto de Finanzas Internacional (IIF) en Madrid.

El presidente de BBVA ha alertado sobre cómo los tipos negativos presionan la cuenta de resultado de las entidades y ha considerado que no existe "margen" para una mayor expansión en la política monetaria del BCE, que fija el precio del dinero oficial en el 0%. "Ser un banco europeo no es una tarea sencilla. En absoluto", ha afirmado tajante González.

Ante el agotamiento de la política monetaria, el presidente de BBVA ha abogado por acometer reformas estructurales, si bien ha subrayado que se trata de una tarea "muy difícil" ante los problemas de coordinación en las política europeas. Al respecto, se ha decantado por que sea Alemania quien "tome el testigo" y lidere las medidas a tomar.

González también ha identificado las normas inacabadas de regulación como otro de los retos que encara la banca, e incluso ha vaticinado que afectarán al sector financiero "en gran medida" en los próximos meses.

Como tercer factor que influye en el negocio bancario, el presidente de BBVA ha advertido de que la tecnología está alterando las "reglas del juego" del sistema financiero en el medio y largo plazo. "La banca tiene que entender muy bien este reto para ir cambiando de forma gradual su modelo para orientarse más hacia el cliente", ha valorado.

González, quien ha afirmado que los clientes son favorables al nuevo modelo, ha instado a las entidades a "entender" este cambio, ya que permitirá reducir costes y por tanto, se posibilitará ampliar el crédito global hacia la economía.

Por su parte, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha garantizado que el banco mantendrá su presencia en Reino Unido al margen del resultado del referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea, que se celebrará el próximo 23 de junio. Eso sí, ha reafirmado su defensa de que los británicos sigan en Europa y ha advertido de que el Brexit tendrá "consecuencias reales". "Es mejor que Reino Unido esté en Europa, porque ambos serán más fuertes. Independientemente de lo que se decida, el Santander va a estar allí (Reino Unido)", ha afirmado Botín durante su intervención en el encuentro de primavera que celebra el Instituto de Finanzas Internacional (IIF).

La presidenta del Santander ha recordado que el banco tiene un tercio de su balance en el país británico. De hecho, Reino Unido aportó la mayor parte del beneficio del banco en el primer trimestre del año, al representar un 23% del total. Así pues, Botín ha admitido que el Santander tiene "mucho en juego" en la economía británica y ha admitido que un "mal" comportamiento del país afectaría "directamente" a la entidad.

Botín ha subrayado que la confianza aún es "débil" en Europa, en un contexto de tipos bajos, aunque ha valorado que ahora la situación económica es "mejor que antes", como denotan los ejemplos de España y Reino Unido. "Si se trabaja juntos, se puede seguir creciendo durante los próximos años", ha defendido.

La presidenta del Santander ha recordado que el sector financiero lleva ocho años evolucionando hacia una posición más fuerte en capital. En este sentido, ha pedido acelerar la aplicación de la regulación para evitar que la banca europea siga siendo penalizada en Bolsa. "Los bancos tenemos más capital, pero el problema es que el capital no es más barato", ha lamentado, para incidir en el efecto para financiar a la economía.

El rey Felipe VI durante su intervención en la apertura de la reunión de primavera del Institute of International Finance (IIF). REUTERS/Susana Vera

La reunión de primavera del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), un encuentro de dos días que este año se celebra en Madrid, ha sido inaugirada por el rey Felipe VI, quien  ha subrayado la conveniencia de mejorar el sistema financiero internacional dotándolo de una gobernanza "más eficaz, justa y sólida dentro del marco del libre mercado", para lo que es necesario una "mayor cooperación y coordinación" entre autoridades nacionales, reguladores, agencias internacionales y bancos, entre otros.

En su discurso, Felipe VI ha abogado por establecer unas "directrices" para el sector que sirvan para prevenir o al menos mitigar las consecuencias de las sacudidas que puedan experimentar los mercados. El monarca también considera "esencial" promover una "mayor transparencia" del sector y garantizar su solvencia, de manera que pueda cumplir con su función primordial de "proporcionar recursos a la economía real" de manera "eficaz, minimizando riesgos", porque así se favorece el crecimiento económico y se benefician los ciudadanos y la sociedad en su conjunto.

En su intervención, el rey ha recordado cómo España, al igual que otros países, sufrió las "duras" consecuencias de la crisis económica. Pero ha querido subrayar que "hoy, gracias sobre todo al esfuerzo y el aguante de los españoles" España está siendo testigo de un "crecimiento económico renovado" que "con suerte" será la base de "nuevas oportunidades" para todos y aliviará el nivel del desempleo, que sigue siendo una de las consecuencias de la crisis pendientes de resolver.