Público
Público

Iberdrola gana un 4,2% más en 2020 pese al impacto de 238 millones por la covid-19

Las inversiones de la eléctrica alcanzan la cifra récord de 9.246 millones, un 91% de los cuales se destinó al desarrollo de nuevos proyectos renovables y redes eléctricas.

El logo de Iberdrola en su sede en Madrid. REUTERS/Sergio Perez
El logo de Iberdrola en su sede en Madrid. Sergio Perez / REUTERS

Iberdrola tuvo un beneficio neto de 3.610,7 millones de euros en 2020, un 4,2 % más que en 2019, gracias a la evolución operativa y las inversiones efectuadas, y a pesar del impacto de 238 millones de euros que ha sufrido en el resultado por la covid-19.

Según los resultados comunicados por la eléctrica este miércoles, si se excluye ese impacto, el resultado de 2020 habría crecido un 9,7 % y se hubiera situado en 3.400,2 millones de euros, ya que en ese resultado ajustado no se contabilizan tampoco los 485 millones de plusvalía que obtuvo por la venta de su 8 % en Siemens Gamesa.

La compañía, que prevé alcanzar en 2021 un beneficio neto de entre 3.700 y 3.800 millones, tuvo en 2020 un resultado bruto de explotación (ebitda) de 10.010,2 millones de euros, un 0,9 % menor al de 2019.

El ebitda subyacente, que excluye 218 millones por el impacto de la covid-19 y el efecto del tipo de cambio (487 millones de euros), se situó en 10.715 millones en 2020, un 8 % más.

Iberdrola cifra la partida de provisiones en 499,7 millones de euros, con un aumento de 147 millones, un 41,7 %, debido a 124 millones de euros de mayor morosidad por el impacto de la covid-19.

De esta cifra, 27 millones de euros están registrados en el negocio de Redes, fundamentalmente en Brasil, y otros 97 millones están contabilizados en el negocio de Generación y Clientes.

Por negocios, el ebitda del negocio de Redes cayó un 9,2 %, hasta los 12.899,9 millones de euros, mientras que el de Renovables aumentó un 8,4 %, hasta los 2.585,6 millones, y el de Generación y Clientes un 3,9 %, hasta los 2.564,8 millones.

En cuanto a la distribución geográfica, en España la evolución fue peor, aunque el crecimiento del negocio internacional, que aporta ya dos tercios del ebitda de Iberdrola lo compensó. 

Inversiones y dividendo

Las inversiones de la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán alcanzaron la cifra récord de 9.246 millones de euros en el ejercicio, un 13% más a las del ejercicio anterior. El 91% de este volumen se destinó al desarrollo de nuevos proyectos renovables y redes eléctricas para acelerar la recuperación, en línea con la estrategia del grupo.

El presidente de Iberdrola subrayó que el grupo ha puesto su balance "al servicio de la recuperación, con inversiones récord de más de 9.200 millones y adjudicaciones a más de 22.000 empresas por 14.000 millones de euros, las mayores de nuestra historia, para sostener 400.000 empleos en nuestros suministradores".

"En esta década, prevemos realizar inversiones por 150.000 millones de euros para triplicar nuestra capacidad renovable y duplicar nuestros activos de redes", añadió.

Este crecimiento en los resultados permite a Iberdrola proponer una retribución al accionista con cargo a 2020 de 0,42 euros por acción, un 5% más que en 2019.

Así, el consejo de administración propondrá en Junta de accionistas la aprobación de un reparto de dividendo complementario, de 0,252 euros por acción, que se sumarán a los 0,168 euros abonados en concepto de dividendo a cuenta. Para 2021, la compañía prevé la distribución de un dividendo de 0,44 euros por acción.

Más noticias de Economía