Público
Público

La matriz de Iberia eleva su previsión de resultados y sus inversiones hasta 2023

Las agencias S&P y Moody's otorgan un aprobado bajo a la deuda del grupo aéreo al considerar que la compañía logrará mantener el crecimiento de su capacidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberia y British Airways son las principales aerolineas del grupo IAG. AFP

El holding aéreo propietario de British Airways e Iberia, IAG, ha anunciado que elevará la inversión neta a 2.600 millones anuales entre 2019 y 2023, un 23,8% más que los estimado inicialmente, y el resultado bruto acumulado antes de arrendamientos (Ebitdar, una medida de rentabilidad utilizada en el sector de aerolíneas) de en torno a 7.200 millones de euros en promedio por año, un 10,7% más que lo estimado hasta 2022.

El grupo, que también es propietario de Aer Lingus y Vueling, celebra su Día de los Mercados de Capitales en los que ha presentado unas perspectivas optimistas el viernes a pesar de un fuerte aumento en el precio del petróleo este año.

IAG pronosticó que las ganancias por acción crecerían de media más de un 12% por año en el periodo 2019-2023, en consonancia con lo que dijo el año pasado. El holding también ha revisado al alza su crecimiento de la capacidad (medida en asientos-kilómetro), que se situará en aproximadamente un 6% al año (comparado con aproximadamente un 5% por año para el periodo 2018-2022 previamente).

El consejero delegado de IAG, Willy Walsh, y el presidente del grupo, Antonio Vázquez, en la junta de accionistas de 2018. E.P.

IAG recibió este jueves luz verde de las autoridades de Competencia de Chile a las dos propuestas de acuerdo de LATAM Airlines con la cotizada española IAG y la aerolínea estadounidense American Airlines, tanto para los negocios de pasajeros como de carga.

Por otro lado, S&P y Moody's otorgaron ayer una calificación de 'BBB-' y 'Baa3' al grupo aéreo, respectivamente, con perspectiva estable, al considerar que la compañía logrará mantener el crecimiento de su capacidad.

Concretamente, S&P ha destacado la solidez financiera de IAG por considerarla "suficiente" para hacer frente a los retos operaciones del grupo aéreo en un contexto marcado por el aumento del precio del combustible, huelgas de control en Europa y la incertidumbre ante el Brexit.

De su lado, Moody's argumenta que esta calificación responde a la fortaleza de la compañía con una red diversa de rutas globales y "sólidas posiciones en el mercado", factores sin embargo que pueden verse alterados a la volatilidad a la que está sometido el transporte aéreo en alusión a la evolución del precio del petróleo y factores externos, a lo que se añade el Brexit.