Público
Público

Minsait ayuda al sector logístico a elevar en un 75% los pedidos de transporte planificados ante la covid-19

Su tecnología ha hecho posible acelerar hasta en un 87,5% las planificaciones de envíos y reducir en un 50% los tiempos de gestión

Uso de la tecnología en el sector logístico. E.P.
Uso de la tecnología en el sector logístico. E.P.

EUROPA PRESS

Minsait, una compañía de Indra, ha puesto su tecnología al servicio del sector logístico y el transporte de mercancías ante el Covid-19, lo que ha permitido aumentar hasta en un 75% los pedidos de transporte planificados, acelerar hasta en un 87,5% las planificaciones de envíos y reducir en un 50% los tiempos de gestión, así como incrementar la ciberseguridad y garantizar la trazabilidad.

Minsait destaca que con su tecnología busca contribuir a la "excelente labor" que están desarrollando sus profesionales, cuyos servicios, que ya eran básicos antes de la pandemia, se han convertido en "únicos y esenciales" para el país a lo largo de las últimas semanas.

Los sistemas de la compañía no solo han facilitado nuevas formas de trabajo "más eficientes", sino que han ayudado a mantener la eficacia en los suministros con las condiciones de protección exigidas por la situación actual y a cumplir con la alta exigencia que la sociedad ha depositado en operadores y distribuidores.

El presidente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO), Francisco Aranda, ha remarcado que la digitalización está siendo una "herramienta fundamental" en esta crisis, ya que, sin ella, sería "prácticamente imposible hacer frente a los cambios en la cadena de suministro que ha traído consigo el Covid-19".

"Hemos pasado de lo que denominábamos flujos tensos a flujos casi extremos, hemos visto cómo la actividad de los operadores se reducía a la mitad por el cierre de comercios y restaurantes por el estado de alarma o cómo el comercio electrónico ha crecido a niveles como los del Black Friday", ha incidido.

En este contexto, ha remarcado que la digitalización ha sido "fundamental" en este proceso y lo va a ser también en la recuperación económica, "porque quien no esté digitalizado no podrá adaptarse a los cambios del mercado y a los del propio consumidor, que ahora es más digital que nunca y exige lo mismo de nuestras empresas".

Mejora en el servicio

Con este propósito, y gracias a proyectos de automatización de procesos en el sector, Minsait ha conseguido en algunos casos reducir en un 50% los tiempos de gestión de los pedidos, integrando los diferentes canales de entrada, así como reducir el tiempo de planificación de los mismos, organización de las rutas y generación de órdenes de transporte, garantizando la llegada de las mercancías cumpliendo los niveles de servicio acordados.

Asimismo, se ha apostado por tecnologías de última generación para integrar fórmulas de trabajo alternativas, tanto desde el hogar como en ruta, que han ayudado a los profesionales logísticos a seguir cumpliendo con sus compromisos en un momento en el que estos han alcanzado su mayor pico de incremento.

De esta forma, pese a los cambios en los modelos de trabajo, la tecnología ha hecho posible acelerar hasta en un 87,5% las planificaciones de envíos y aumentar hasta en un 75% los pedidos de transporte planificados.

Minsait señala que, en un momento en el que los flujos logísticos tienen que adaptarse para atender la demanda que llega de la venta online y telefónica, sus sistemas han ayudado a la toma de decisiones para planificar los distintos envíos no sólo en base a los niveles de servicio acordados, sino también en función de los stocks, las demandas previstas o los propios costes logísticos.

Asimismo, los sistemas de analítica avanzada para la detección de patrones han sido especialmente útiles para organizar el incremento de las demandas, gestionar los picos de trabajo y optimizar las operaciones.

Así, el aumento en las operaciones y la alta exigencia del momento ha estado acompañada por una operación mucho más eficiente del sector, que no sólo se ha sabido adaptar al incremento de pedidos, sino que lo ha hecho "en las mismas condiciones de fiabilidad y eficacia que cuando la actividad era menor".

Trazabilidad y ciberseguridad

Motivada también por la incertidumbre, la trazabilidad de los recursos se ha convertido en una de las funciones básicas para localizar las mercancías en todo momento y obtener información a lo largo de la cadena logística.

Por ello, se ha aumentado un 60% el uso de vehículos e intensificado la transparencia en los procesos de envío, así como en los propios gastos de los mismos, con el fin de hacer más eficientes los procesos de acuerdo a la demanda y al momento de excepcionalidad.

Además, en un entorno habituado a la recepción de pedidos y a las transacciones digitales, han aparecido otras posibles coyunturas en las operaciones a las que ha sido necesario dar respuesta, como la propia ciberseguridad.

"El contexto actual ha precipitado la implantación masiva y en tiempo récord del teletrabajo en muchos departamentos administrativos de las empresas logísticas, sin existir a priori procedimientos ni tecnologías adecuadas que garantizaran el control de los dispositivos y la seguridad en el acceso remoto", resalta.

A los picos en la demanda se ha unido así un nuevo desafío en las operaciones que ha sido necesario cuidar, para garantizar el cumplimiento en perfectas condiciones de toda la cadena logística. A través de SIA, la compañía de Indra de ciberseguridad, el sector logístico ha podido acceder a distintas soluciones para gestionar y controlar el riesgo, cubriendo el ciclo de vida completo de los procesos y la tecnología necesaria, e implantando políticas en las diferentes modalidades o naturalezas de acceso.

De esta forma, la tecnología se ha convertido en uno de los grandes dinamizadores para mantener la actividad esencial que, a lo largo de estas semanas, han llevado a cabo los transportistas y operadores logísticos, asegurando los suministros y llegada de recursos pese al momento de excepcionalidad.

Evolución de la tecnología

El director de Industria de Minsait, Roberto Espina, ha destacado que la tecnología ha evolucionado mucho en los últimos años para cubrir las demandas de un sector logístico que se ha adaptado "de forma vertiginosa" a las demandas de proveedores y clientes que cada vez necesitaban más recursos y pedían nuevos servicios.

"Llevamos mucho tiempo trabajando en nuevos métodos de trabajo, procesos más rápidos y atenciones más individualizadas que ahora, con el Covid-19 han sido determinantes para incrementar los servicios y cumplir con las exigencias derivadas de la pandemia", ha resaltado Espina.

Según UNO, el sector logístico representa habitualmente el 6% del PIB en España; mueve más de 500 millones de envíos y cinco millones de toneladas al año y agrupa a más de 800.000 trabajadores en un sector que es clave para la Industria 4.0 y el comercio electrónico.

Con la llegada del Covid-19, estas cifras se han visto afectadas de forma notable, aumentando exponencialmente algunas líneas de negocio como alimentación, farmacia o comercio online. Un aumento de actividad en el que la tecnología ha sido un gran aliado para completar más rutas e incrementar, aún más si cabe, su disponibilidad y vocación de servicio.

Más noticias de Economía