Público
Público

La mitad de los parados no perciben ninguna prestación

La tasa de cobertura del sistema bajó en abril al 52,9%. El gasto en ese mes alcanzó los 1.534 millones de euros, un 10% que un año antes.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Dentro de los desempleados que habían trabajado anteriormente, los parados de muy larga duración fueron los que más aumentaron en 2014 en términos cuantitativos, desde 1.275.700 en 2013 a un total de 1.397.000, lo que supone un incremento de 121.300 desempleados./ EUROPA PRESS

MADRID.— La tasa de cobertura de los parados sigue bajando sin remisión: en abril dicha tasa fue del 52,9%, dos puntos menos que en el mismo mes de 2015, cuando fue del 54,4%. La mitad de los parados no cobra ninguna prestación.

De acuerdo con los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a finales de abril 1.994.370 personas se beneficiaban de algún tipo de ayuda por desempleo, lo que supone un descenso del 10,7% respecto al mismo mes del año anterior.

Del total de beneficiarios, 909.268 cobraban el subsidio por desempleo (9,5% menos); 715.490, una prestación contributiva (11% menos); 230.355, la renta activa de inserción (11,7% menos); 114.189, subsidios eventuales agrarios (4,2% menos); y 25.068, la ayuda para parados de larga duración con cargas familiares que entró en funcionamiento a comienzos de 2015.

El gasto total en abril en prestaciones para desempleados fue de 1.534,1 millones de euros, lo que supone una disminución del 10,1%  respecto al mismo mes del año anterior.

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario durante el mes de abril fue de 801,1 euros, lo que supone una disminución de 0,2 euros sobre el mismo mes del año anterior.

El número de solicitudes de prestaciones a nivel nacional registradas en abril fue de 600.258, lo que representa un 10,1% menos que en abril de 2015.

Las altas tramitadas fueron 546.772, el 15,1% menos, en tanto que el plazo medio de reconocimiento fue de 1,5 días, cifra inferior en un 9,5% al mismo mes del año anterior, que fue de 1,6 días.

El número de beneficiarios extranjeros fue de 183.228, el 11,5% menos, un descenso superior en los beneficiarios procedentes de países no comunitarios que en los procedentes del entorno comunitario.

Los beneficiarios extranjeros suponen el 30,3% del total de demandantes de empleo foráneos.

El gasto en sus prestaciones de los beneficiarios extranjeros ha sido de 119,5 millones de euros, un 8,4% menos que en abril de 2015.