Público
Público

Montoro, sobre Cristiano Ronaldo: "Nadie es un delincuente hasta que lo sentencian"

El ministro afirma que que "no se va a ir" porque tiene mucho trabajo por delante, ante la intención del PSOE de reprobarle en el Parlamento tras la sentencia del Constitucional por la amnistía fiscal de 2012

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en un desayuno informativo.EFE/J.J.Guillén

EUROPA PRESS

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado este martes que "nadie es un delincuente hasta que lo sentencian" al ser preguntado por la acusación de la Fiscalía de que el futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo ha defraudado 14,7 millones de euros a Hacienda. Montoro, en el Foro Cinco Días, ha pedido que no se hagan valoraciones tan rápidas como las que se han hecho porque es un "error" declarar culpable públicamente a alguien sin mediar una sentencia de por medio.

Dicho esto, el ministro ha subrayado que los deportistas, por la repercusión social que tienen, deben ser "ejemplares y escrupulosos" en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

Asimismo, Montoro ha defendido que la Agencia Tributaria "no mira sobre quien actúa" por lo que da igual si se trata de una personalidad política, deportiva o económica. Eso sí, ve lógico que aquellas personas que generan más actividad económica sean "más examinadas".

El ministro ha señalado también que se ha conseguido que los clubs de fútbol reduzcan la deuda que tenían con Hacienda, porque "Hacienda no es un banco". "Hay que hacer una buena gestión económica y no hacerla descansar sobre las espaldas de todos los españoles", ha indicado Montoro, que ha finalizado bromeando con que "España tiene que tener la mejor liga del mundo".

"Uno no se va cuando quiere".

Montoro, además, ha afirmado que "no se va a ir", porque tiene mucho trabajo por delante y porque "uno no se va cuando quiere". "Tengo una responsabilidad. Yo estoy a invitación de y estoy a disposición de", ha dicho el ministro al ser preguntado por la intención del PSOE de reprobarle en el Parlamento tras el varapalo que dio el Tribunal Constitucional a la amnistía fiscal de 2012.

"Estoy muy acostumbrado", ha bromeado Montoro, que ha insistido en que él abandonará su puesto "cuando le digan que se vaya". El ministro ha afirmado además que tampoco piensa abandonar su puesto porque la prensa "hable mal" de él, algo que, por otra parte, ha dicho que "no le sorprende" porque en toda su carrera "nunca" se ha sentido apoyado por los periodistas. 

El ministro ha defendido que la amnistía fiscal tenía sentido en 2012 y que lo importante no es lo que ha recaudado, sino los 40.000 millones de euros que se afloraron con ella, que ahora mismo están ya tributando, y los más de 96.000 millones de patrimonio en el exterior que ya están identificados.

Montoro no rebajará el IRPF en 2018 porque quiere tener "zanahorias" para la negociación

El ministro de Hacienda ha afirmado también este martes que el Gobierno "no va a tener margen" para rebajar el IRPF en 2018, cuando quedarían todavía un par de años de legislatura por delante. "Las reformas tributarias siempre se hacen a final de legislatura y tenemos que tener zanahorias para la negociación", ha señalado.

Sobre la creación de la tasa para bebidas azucaradas contemplada en el Programa de Estabilidad remitido a Bruselas, Montoro ha apuntado que no se necesita "por ahora" esta medida y que tampoco es intención del Gobierno recurrir ante el Tribunal Constitucional el impuesto implantado por Catalunya.

En otro orden de cosas, el ministro ha adelantado que el techo de gasto del Estado no subirá en 2018 por encima del 2,3% y que la voluntad del Gobierno es la de negociarlo con el PSOE. "Espero que podamos llegar a un acuerdo", ha dicho el ministro.

Más noticias de Economía