Público
Público

Emergencia por el coronavirus El paro crece más que nunca en mayo con 26.573 parados más pero el empleo ya ofrece señales de recuperación

La Seguridad Social gana 187.814 afiliados, su mayor alza en este mes desde 2015. La destrucción de empleo se ralentiza de forma notable: el incremento en mayo es diez veces menor que el registrado en abril y once veces más bajo que el de marzo.

Oficina de empleo
Dos jóvenes pasan ante una oficina de empleo en Madrid. (RODRIGO JIMÉNEZ | EFE).

público | europa press

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 26.573 desempleados en mayo (+0,69%), su mayor repunte en un mes de mayo de toda la serie histórica, debido a la crisis originada por el coronavirus, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes.

No obstante, la destrucción de empleo se ha ralentizado de forma notable: el incremento de mayo ha sido diez veces menor que el registrado en abril y once veces más bajo que el de marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente. Trabajo ha destacado además que el ritmo mensual de crecimiento del desempleo se ha reducido desde el 8% de abril al 0,69% en mayo.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar mayo la cifra de 3.857.776 desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016.

Aunque el ritmo mensual de ascenso del paro se ha ralentizado frente a los meses anteriores, la subida de mayo de este año es la más alta registrada nunca en este mes dentro la serie histórica. Supera en más de 11.000 personas el que hasta ahora era el único y mayor repunte de un mes de mayo: el de 2008, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en 15.000 personas.

El ritmo mensual de crecimiento del desempleo se ha reducido desde el 8% de abril al 0,69% en mayo

El dato de paro de mayo, al igual que ocurrió en marzo y abril, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En términos desestacionalizados, el paro subió en abril en 122.458 personas, mientras que en el último año el desempleo acumula un aumento de 778.285 personas, lo que supone un 25,3% más, frente al ritmo de avance interanual del 21,1% del mes anterior.

Trabajo ha informado además de que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha reconocido 3.748.009 prestaciones entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, que ya están abonadas gracias al convenio firmado por el Ministerio de Trabajo y las entidades financieras. Dado que hay trabajadores a los que ha afectado más de un ERTE, esta cifra es mayor al total de beneficiarios.

El SEPE ha reconocido el 98,5% de las solicitudes recibidas. Quedan pendientes nuevas prestaciones o aquellas en las que hay que subsanar errores ajenos al organismo.

La Seguridad Social gana afiliados

La Seguridad Social cerró el mes de mayo con un aumento de 187.814 afiliados (+1%), su mayor alza en un mes de mayo desde 2015, lo que situó el número total de ocupados en 18.584.176, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este martes.

Este es el dato con el cerró el sistema a último día de mes y el que mejor refleja el impacto de la pandemia del coronavirus en la afiliación. Este avance contrasta con las caídas que se registraron en marzo y abril, cuando la ocupación cayó en 834.000 y 49.074 personas, respectivamente.

Si se analiza el efecto de la pandemia del coronavirus desde mediados de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, hasta finales de mayo, el balance es, no obstante, negativo, pues en este periodo se han perdido 760.082 afiliados.

En términos de afiliación media (que es la que se venía publicando antes de la crisis sanitaria), la Seguridad Social registró un aumento de 97.462 ocupados respecto a abril (+0,5%), el primer incremento desde el impacto de la pandemia, hasta situar la afiliación media en 18.556.129 cotizantes.
En términos desestacionalizados, en mayo se perdieron 71.000 ocupados.

Del total de afiliados a cierre de mayo, 2.998.970 estaban protegidos por una situación de suspensión total o parcial por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). De ellos, 2.616.553 se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor.

Desde finales de abril, 457.909 personas han dejado de estar en situación de ERTE por fuerza mayor

Desde finales de abril, 457.909 personas han dejado de estar en situación de ERTE por fuerza mayor, mientras que 70.094 se han visto incluidas en un ERTE pero no por fuerza mayor.

A finales de mayo, los sectores donde hay más afiliados en un ERTE por fuerza mayor son Servicios de comidas y bebidas, Comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas y Servicios de alojamiento.

Por último, las comunidades donde hay más ocupados en esta situación son Cataluña, Madrid y Andalucía.

Más noticias de Economía