Público
Público

EPA El paro sube en 70.900 personas entre enero y marzo por el parón de la recuperación postvocid

En el primer trimestre se pierden 100.200 puestos de trabajo, su menor descenso en este periodo desde 2019, aunque la cifra de ocupados se mantiene por encima de los 20 millones de personas con trabajo.

Un trabajador pinta un paso de peatones en una calle de la localidad malagueña de Ronda. REUTERS/Jon Nazca
Un trabajador pinta un paso de peatones en una calle de la localidad malagueña de Ronda. Jon Nazca / REUTERS

El paro ha subido en 70.900 personas entre enero y marzo (frente a la caída en 65.800 desempleados registrada en el mismo periodo de 2021) hasta situar el total de personas sin empleo en 3.174.700 personas, lo que supone un ascenso de un 2,3% respecto al trimestre anterior, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es el primer aumento del paro que se produce tras cinco trimestres de retrocesos, lo que hace temer que el repunte económico tras la pandemia de la covid esté perdiendo fuerza.

En los tres primeros meses de 2020, cuando hizo aparición el colronavirus, el paro se incrementó en 121.000 personas.

No obstante, en términos desestacionalizados, el paro bajó un 0,89% entre enero y marzo, con lo que encadena ya cinco trimestres consecutivos de descensos, aunque el del primer trimestre de este año ha sido el menos acusado de todos ellos. 

La tasa de paro repuntó tres décimas en el primer trimestre, hasta el 13,65%, frente al 13,33% de tres meses antes, cuando alcanzó su nivel más bajo desde 2008. Un año antes, el porcentaje de parados respecto al total de la población activa se situaba en el 15,98%.

La tasa había ido bajando de forma constante desde un máximo pandémico del 16,26% en el tercer trimestre de 2020, en paralelo a la recuperación mundial del impacto económico de la pandemia, pero la invasión de Rusia en Ucrania y las consiguientes presiones inflacionistas sobre los precios de la energía y los alimentos han frenado el crecimiento mundial.

A pesar del aumento del desempleo, más de 20 millones de españoles estaban ocupados (concretamente, 20.084.700 personas), un nivel no visto desde antes de la crisis financiera mundial. No obstante, el empleo cayó en 100.200 puestos de trabajo (-0,5%), su menor descenso en un primer trimestre desde 2019, cuando se destruyeron 93.400 empleos. En términos desestacionalizados, la ocupación creció casi un 1,1%, encadenando así siete trimestres al alza.

El 92% de los puestos de trabajo perdidos en el trimestre corresponden al sector privado y el resto al sector público, según el INE. Los sectores de la industria, los servicios y la agricultura fueron los que más perdieron. Catalunya, Andalucía y Canarias, destinos turísticos por excelencia, son los que más puestos de trabajo han perdido.

En el último año el paro se ha reducido en 479.200 personas (-13,1%) y se han creado 878.000 empleos (+4,6%), mientras que el volumen de activos (personas en edad de trabajar y que buscan activamente empleo) se ha incrementado en 398.700 personas (+1,7%). La ocupación lleva cuatro trimestres encadenando alzas interanuales superiores al 4%.

Más destrucción de empleo entre las mujeres

El ascenso del paro en el primer trimestre afectó a ambos sexos, aunque en mayor medida a las mujeres. En concreto, el desempleo femenino aumentó en 41.800 mujeres (+2,5%), frente a un repunte del paro masculino de 29.000 varones (+2%). Con estos datos, la tasa de paro femenina aumentó cuatro décimas, hasta el 15,44%, mientras que la masculina subió dos décimas, hasta el 12,04%.

Asimismo, la destrucción de empleo registrada en el primer trimestre fue mayor entre las mujeres. Así, mientras que los hombres perdieron 39.600 puestos de trabajo entre enero y marzo (-0,37%), la ocupación femenina se redujo en 60.700 mujeres (-0,6%).

Suben los hogares con todos sus miembros en paro

Los datos de la EPA indican que el número de hogares en los que todos sus miembros están en paro se ha incrementado en el primer trimestre de 2022. La cifra sube en 29.000 hogares respecto al trimestre anterior. Este dato revela que en total hay 1.052.900 hogares en esta situación: 298.700 son unipersonales.

En el primer trimestre, España registró 19.039.500 hogares, 49.500 más que el trimestre anterior, de los que 5.204.300 eran unipersonales. De este total, 11.049.700 tenían a todos sus miembros activos ocupados, 22.300 menos que en el trimestre anterior, y de ellos 2.239.100 eran unipersonales.

Sin embargo, en comparación con el primer trimestre de 2021, el número de hogares con todos sus miembros activos en paro se ha reducido en 173.300 y los que los que tienen a todos sus miembros activos ocupados ha aumentado en 630.800.

Sube la contratación indefinida

La encuesta del INE señala que la contratación indefinida ha aumentado en 164.100 personas mientras que la temporal se ha reducido en 209.800. La tasa de temporalidad ha disminuido en 1,17 puntos, hasta el 24,21%.

En variación anual, el número de asalariados indefinidos ha aumenta en 557.700 personas y el temporal en 266.500. El número de trabajadores por cuenta propia ha bajado en 55.700 este trimestre y sube en 62.400 en los 12 últimos meses.

La tasa de paro juvenil baja hasta el 30,2%

Por su parte, el número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 6.600 personas en el primer trimestre, lo que supone un 1,4% más que en el último cuarto de 2021, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 459.100 al finalizar marzo.

La tasa de paro juvenil se situó en el 30,18% a cierre del primer trimestre, tasa medio punto inferior a la del último trimestre del año pasado (30,69%) y 9,3 puntos inferior a la del primer trimestre de 2021, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años alcanzó el 39,53%.

Pese al aumento del paro juvenil, la tasa de paro de este colectivo subió en el primer trimestre como consecuencia del repunte de activos menores de 25 años en 46.900 personas entre enero y marzo (+3,1%).

De los 3,17 millones de parados contabilizados en España al finalizar el primer trimestre del año, el 14,4% son jóvenes menores de 25 años y el 41,7% son parados de larga duración (más de un año en el desempleo).

El número de parados de larga duración bajó en 40.600 personas en el primer trimestre, un 3% respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.324.300 personas. En el último año, los parados de larga duración se han reducido en 115.600 personas, casi un 8% menos.

Más noticias de Economía