Público
Público

Reddit Qué hay tras la rebelión de los pequeños inversores contra los tiburones de Wall Street

El creador del grupo de Reddit que invierte en GameStop, Jaime Rogozinski, asegura que este episodio bursátil es un "movimiento simbólico" que deja al descubierto las debilidades sistémicos de la bolsa y del mercado "que nadie ha hecho nada por arreglarlos" en el seno de una sociedad americana cada vez con más desigualdades.

Un smartphone con el logo de la red social Reddit, delante de una pantalla de ordenador en la que se ve el logo de WallStreetBet, el foro que está detrás de los fuertes movimientos en los mercados de EEUU de las últimas semanas. AFP
Un smartphone con el logo de la red social Reddit, delante de una pantalla de ordenador en la que se ve el logo de WallStreetBet, el foro que está detrás de los fuertes movimientos en los mercados de EEUU de las últimas semanas. Olivier Douliery / AFP

Manuel Ruiz Rico@ManuelRuizRico

"El dinero no tiene propietarios, sólo quien lo gasta", dice Omar Little en The Wire, la serie que muestra los escombros que quedan del sueño americano. Y frente al que lo gasta está el que lo pierde, que casi siempre es el débil de la película pero en esta ocasión están siendo, al menos de momento, los Goliats de la bolsa, los fondos de inversión de Wall Street.

El episodio Reddit-GameStop, que lleva desde enero sacudiendo la bolsa de Nueva York, es como una sexta temporada natural de la serie de David Simon: miles de pequeños inversores aficionados agrupados en torno al canal de Reddit WallStreetBets llevan desde que empezó 2021 echándole un pulso a grandes fondos de cobertura (hedge funds) como Melvin Capital y Citron Research y están haciéndoles perder toneladas de dinero. Para los peces gordos de la bolsa, esto es un ataque antisistema que no se puede consentir; para los inversores amateurs, un 15-M bursátil, una revolución contra los tiburones de Wall Street jugando con sus mismas reglas, con su baraja trucada. El dinero no tiene propietarios… y la bolsa, tampoco, parecen decir los del grupo de Reddit. O, en otras palabras: se tomó la Bastilla y se puede tomar Wall Street.

"Se trata de un movimiento simbólico" que demuestra que hay "absurdos y muchas debilidades sistémicas en el mercado y nadie ha hecho nada para abordarlas", explica el economista mexicano Jaime Rogozinski, fundador del canal WallStreetBets en 2012. En sendas entrevistas los pasados días 30 y 31 de enero con la red de radios públicas norteamericana, la NPR, Rogozinski, que dejó de ser el moderador del grupo antes de este episodio sucediera, dice no estar seguro "de que todo esto sea legal, es una zona gris que no tiene precedentes. Si yo hubiera sido el moderador del grupo", añade, "habría bloqueado estos movimientos, pero por otro lado realmente estoy disfrutando de que esté ocurriendo porque la razón por la que creé WallStreetBets es que hay un montón de debilidades sistémicas en el mercado y nadie ha hecho nada para arreglarlas".

Es lo que pretende, aprovechando que el Pisuerga está pasando por Valladolid, el nuevo Congreso de Estados Unidos que tomó posesión a principios de enero. La semana pasada, el senador demócrata por Ohio y nuevo presidente del Comité de Banca y Vivienda, Sherrod Brown, anunció sendas audiencias sobre el funcionamiento de las bolsas en las dos cámaras del Congreso y la Comisión de Mercado de Valores de Estados Unidos, la SEC, por sus siglas en inglés. "La gente de Wall Street sólo se preocupan por las reglas cuando ellos están siendo perjudicados. Los trabajadores estadounidenses saben desde hace años que el sistema de Wall Street está roto y ellos han estado pagando el precio, así que es hora de que el Congreso y la SEC hagan una economía que funcione para todos, no sólo para Wall Street". Y aquí es donde esta historia tiene más de The Wire que de El lobo de Wall Street.

Indicador de Wall Street, la calle donde tiene su sede la Bolsa de Nueva York (NYSE, en sus siglas en inglés). Carlo Allegri / REUTERS

Los pequeños inversores de este 15-M bursátil alegan en el grupo de Reddit que lo único que hacen es aprovechar las fallas del sistema bursátil y apostar contra los peces gordos con sus mismas armas. Los pequeños inversores empezaron a invertir por empresas en declive como GameStop, cuyas acciones han subido como la espuma desde entonces. Los fondos de inversión habían puesto mucho dinero en precisamente lo contrario: que las acciones de GameStop siguieran a la baja para ellos hacer más y más dinero. Los Goliats se quejan ahora de la jugada, pero como dice Omar Little en The Wire cuando le roba dinero a otro camello: All in the game, yo, all in the game.

Para los peces gordos de la bolsa, esto es un ataque antisistema; para los inversores amateurs, un 15-M  con baraja trucada.

Es este pulso el que ha desatado la montaña rusa: a primeros de enero una acción de GameStop estaba por debajo de los 20 dólares, fue entonces cuando el grupo de Reddit se desató y todo el mundo empezó a comprar. El 15 de enero ya valía 35 dólares la acción, 40 dólares el día 20, el lunes pasado 70 dólares, el grupo se lanzó a lo loco para llegar a los cien dólares, las acciones subían y subían y todo el mundo compraba al alza, no a la baja, el mundo al revés, todos querían estar en la fiesta, da igual cuánto costara la copa, a cambio uno podía salir rico de allí o cuanto menos habiendo dado un buen puñetazo en la mesa, el martes la cosa llegó a 80 dólares la acción y cuando parecía que los cien dólares estaban a la vuelta de la esquina… el miércoles una acción alcanzó los 342 dólares y casi 500 dólares el jueves. Un ascenso bursátil de décadas en menos de un mes. Y encima apostando contra la banca. Con sus mismas reglas.

Wall Street quedó hecha unos zorros, inserta en una volatilidad de vértigo, que alcanzó su paroxismo el jueves: no es que las acciones de GameStop llegaran a alcanzar los 492 dólares, es que media hora más tarde se desplomaron a la mitad para acabar cerrando el día en 325 dólares, según los mayores o menores empujones que recibía desde Reddit.

Puede ser o no una revolución, lo que es seguro es que los grandes fondos están desquiciados con esta montaña rusa y que detrás de esos grandes fondos hay grandes fortunas, pero también los ahorros de muchas personas corrientes y éste es acaso otro problema de fondo que tendrá que abordar el Congreso de Estados Unidos. Así que en esta guerra bursátil de los pequeños contra los tiburones existe el riesgo de que acabe haciendo resonar aquella frase del agente Pryzbylewski en la serie de Simon: nadie gana, sólo hay un bando que pierde más lentamente.

Hasta dónde podrán doblarle el pulso a Wall Street es una incógnita, si bien la partida está en pleno juego

El parqué, el campo, necesita puertas. La última vez que una burbuja explotó, en 2008, fue la clase media la que pagó y sigue pagando los platos rotos. El nuevo presidente, Joe Biden, además de la pandemia y de la crisis económica, tendrá que lidiar con este otro frente que no es nuevo para él. Nada más tomar posesión la administración de Obama, de la que él fue vicepresidente, en enero de 2009, tuvieron que ponerse a bregar con los rescates bancarios de aquella crisis. Si bien Obama y su secretario del Tesoro Tim Geithner, como apuntó en su día el economista Matt Stoller en el Washington Post, "dejaron libres a los ejecutivos de los grandes bancos por su papel en la crisis" y apostaron por que "la política económica más productiva fuera hacer que los bancos volvieran a hacer lo mismo que habían estado haciendo".

Pero es que, además, en el caso de Reddit y Wall Street podría no haber pequeños y grandes, sino grandes y muy grandes, como apunta a Público el economista de la Universidad de Willamette, Rohan Grey: "Hay grandes inversores institucionales en ambos lados de esta jugada, por lo que la idea de que esto es una historia de David contra Goliat es incorrecta: los grandes inversores institucionales están utilizando a los inversores minoristas como escudo, y como herramienta para formas más sutiles de sacar provecho a través de asociaciones con las bolsas minoristas en las que la gente corriente confía, como la aplicación RobinHood".

A partir de aquí, añade Grey, "lo que esta experiencia ha puesto de manifiesto es que las actividades masivas coordinadas de los inversores minoristas, impulsadas por la dinámica de los medios sociales modernos y la aparición de nuevas plataformas de negociación orientadas a los pequeños inversores, han revelado nuevas formas de perturbar los mercados financieros existentes que no habrían sido posibles en generaciones anteriores".

"Esta saga ha revelado que los inversores minoristas podrían tener más poder para influir en la actividad bursátil de lo que se creía, utilizando tácticas que hasta ahora se creía que estaban reservadas exclusivamente a los actores institucionales sofisticados", dice Grey, y esto sí es una pequeña revolución. Otra cosa son los protagonistas reales de la historia al fondo del todo y el resultado final que tenga este 15-M bursátil.

Esto es “la democratización de los mercados financieros”

"Los mercados financieros", dice Rogozinski en su entrevista a la NPR, "se han ido alejando muy lentamente de su intención original. Las empresas que salen a bolsa solían hacerlo para recaudar fondos, para poder innovar y bla, bla, bla, pero ahora recaudan fondos antes de salir a bolsa, y salen a bolsa sólo para pagar a los inversores. Son las empresas ficticias: no hay empleados, no hay nada, sólo hay un oye, me gustaría poder hacer algo, pero no tengo dinero, préstamelo y voy a ver si puedo hacerlo. Esto no tiene nada que ver con la intención original".

Una tienda de GameStop (la cadena videojuegos y electrónica de consumo), en Nueva York. Carlo Allegri / REUTERS

Así que lo que están haciendo los pequeños inversores de Reddit con GameStop, dice Rogozinski, es "la democratización de los mercados financieros. Darle voz a la gente que no la tenía". El 15-M de la bolsa, el Occupy Wall Street pero literal. Como decía Omar Little: el juego está ahí fuera, o juegas o te la juegan. Los de Reddit han decidido jugar y ha sido en ese momento cuando los fondos de inversión se han dado cuenta de que las reglas no funcionan y han tocado la campaña.

Hasta qué punto podrán doblarle el pulso a los peces gordos de Wall Street es una incógnita, si bien la partida está en pleno juego, que no es poco y ayer, según informa Reuters, se empezó a disputar en otro terreno de juego: la plata, que superó los 30 dólares la onza por primera vez desde 2013 "debido a que un ejército de inversores minoristas se abalanzó sobre el metal", según la agencia.

Mientras esto pasaba, las acciones de GameStop llegaron a caer hasta un 28%. "Salgan y compren al menos cuatro onzas de plata tan pronto como puedan", publicó un participante en el foro. Sin embargo, según informa la cadena ABC, otro usuario decía que eran acciones promovidas contra los miembros de WallStreetBets por los grandes fondos financieros: "¡Es una trampa!", alertaba. La volatilidad podría estar llegando también al seno del grupo.

Si al final le doblan el brazo a los peces gordos, este episodio puede ser el primero de un nuevo estilo bursátil que el Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca tendrán que decidir cómo regular, en cualquier caso. Si no, la burbuja explotará como lo han hecho otras anteriores aunque en este caso sería un estallido que llegaría sin que haya desaparecido aún la onda expansiva de la crisis anterior.

"No está claro si esta disrupción evolucionará a un accidente del mercado o no", asegura a Reuters el jefe económico de Allianz. "Esto no es invertir, esto es demencial", dice también a Reuters la fundadora de Hayman Capital Management, Byle Bass, quien pronostica: "En un mes o dos a contar desde ahora estaré estupefacta si GameStop no está por debajo de los cien dólares".

Las actividades masivas coordinadas han revelado nuevas formas de perturbar los mercados financieros

Si intentas matar al rey, no falles, pedía Omar en The Wire. Y, desde luego, los de WallStreetBets están poniendo toda la carne en el asador. Una prueba de ello es que los peces gordos de Wall Street se están moviendo. Para empezar, la aplicación RobinHood usada por los pequeños inversores volvió a aplicar ayer, según informa la cadena CNBC, limitaciones a sus usuarios, después de las que ya aplicó la semana pasada. De este modo, los clientes que tengan ya más de 20 acciones de GameStop no podrán comprar nuevas acciones.

"Esto va de desigualdades"

"Actualmente hay mucha información y muchas herramientas que un ciudadano corriente puede emplear para invertir. En el grupo de Reddit hay muchos de ellos y muchos son muy listos, han analizado el mercado, saben lo que hacen y están invirtiendo. Pero esta historia no va de beneficios y pérdidas, la lógica es el casino: este episodio va de las fallas de la bolsa y del estrés enorme que sufre la sociedad de Estados Unidos debido a las desigualdades", afirma en el podcast The Daily el columnista económico del New York Times Andrew Ross Sorkin. En Estados Unidos los sueldos llevan años estancados, no existe sanidad pública universal, ni un sistema de pensiones por lo que un elevado porcentaje de la población trabaja simplemente hasta que se muere, los desahucios están en cotas récord lo mismo que la deuda estudiantil y ahora, con la pandemia, el desempleo está azotando el país como sólo lo hizo en la Gran Depresión. Es decir, la crisis de la clase media y del sueño americano de The Wire.

Como dice Grey, "este episodio ha revelado a millones de personas normales lo que muchos expertos financieros ya sabían, es decir, que la actividad de los mercados financieros, y la actividad bursátil en particular, a menudo tiene mucho menos que ver con cuestiones de valor económico o social real que con la especulación de los mercados financieros. Este caso lo plantea es la cuestión de si la estructura actual de los mercados de valores es realmente óptima y si añade valor social".

Ése el debate de fondo y adonde apunta el verdadero 15-M que azota Wall Street desde que comenzó 2021. "Creemos que es apropiado que el Congreso aborde esta cuestión", explicó ayer en rueda de prensa la portavoz de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. El reto será dejar sin razón aquella frase del Frank Sobotka, el sindicalista de los astilleros en The Wire, cuando descubre que los políticos lo van a dejar tirado una vez más: "¿Sabes cuál es el problema?", dice, "solíamos hacer mierdas en este país, construir mierdas. Ahora todo es poner la mano en el bolsillo de otro".

Más noticias de Economía