Público
Público

Resultados Indra pierde 65 millones en 2020 por el Covid, pero baja deuda a mínimos de 10 años

La empresa logró su cifra más alta de cartera de perdidos, mienteas la contratación creció un 8,4% en moneda local, impulsada por la división de Transporte y Defensa.

Sede de la compañía de tecnología y defensa Indra en Alcobendas. E.P./Eduardo Parra.
Sede de la compañía de tecnología y defensa Indra en Alcobendas. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

La compañía de tecnología y consultoría Indra registró unas pérdidas netas de 65 millones de euros en 2020, frente a los 121 millones de euros que ganó en 2019, impactada por la crisis global del Covid-19, según ha informado de empresa, que pese a ello logró elevar su cartera un 16% y reducir la deuda a su nivel más bajo en diez años.

Los ingresos se redujeron un 1,6% en moneda local (un 5,0% en reportado), aunque en el cuarto trimestre crecieron un 1,0% en moneda local frente al mismo período de 2019.

La multinacional explica en un comunicado que el tipo de cambio tuvo un fuerte impacto negativo en el ejercicio (de -108 millones de euros en ingresos y de -7,3 millones en el EBIT). El impacto del tipo de cambio en el cuarto trimestre de 2020 fue de -35 millones de euros en ingresos y de -3,6 millones en el EBIT.

El Margen Operativo alcanzó los 168 millones de euros en 2020 (margen del 5,5%) frente a 257 millones en 2019 (margen del 8,0%) por los retrasos acumulados y la menor actividad. El Margen Operativo del cuarto trimestre de 2020 se situó en el 9,0%, ayudado por las primeras consecuencias positivas del plan de acción.

El EBIT reportado totalizó -33 millones de euros en 2020 frente a 221 millones en 2019, afectado por los retrasos y la menor actividad, por las provisiones del plan de acción (-189 millones de euros) y la plusvalía de Metrocall (de 36 millones de euros)

En concreto, el valor de la cartera de pedidos de Indra se situó al cierre del ejercicio 2020 en la cifra récord de 5.229 millones de euros, lo que supone un 15,9% más en comparación con los 4.511 millones de euros de finales de 2019. La cartera de la división de Transporte y Defensa ascendió a 3.600 millones de euros y aumentó un 20,7% en 2020, destacando la cartera acumulada en el vertical de Defensa y Seguridad, que se situó por encima de los 2.200 millones de euros.

Por su parte, la cartera de Minsait ascendió a 1.600 millones de euros tras aumentar un 6,2% en 2020. La ratio de cartera sobre ventas de los últimos doce meses también alcanzó su nivel histórico más alto y se situó en 1,72 veces (frente a 1,41 veces en 2019).

En esta línea, la contratación neta de Indra alcanzó los 3.858 millones de euros en el conjunto del pasado ejercicio, lo que supone un 4,7% más en comparación con los 3.686 millones de euros registrados en 2018, aunque en moneda local la subida fue del 8,4%.

Crecimiento por divisiones

Por verticales, la unidad de Transporte y Defensa (T&D) registró un descenso de los ingresos del 4,5% en moneda local, hasta los 1.120 millones de euros, mientras que en términos reportados bajaron un 5,8%. La contratación en esta división aumentó un 21,9% en términos reportados y un 23,2% en moneda local, hasta los 1.800 millones de euros, gracias al fuerte repunte en Defensa y Seguridad (del 37% en moneda local).

Por su parte, la cifra de negocio de Minsait (TI) subió un 0,1% en moneda local, pero se redujo un 4,5% en términos reportados, hasta 1.924 millones de euros, mientras que la contratación alcanzó los 2.058 millones de euros, un 6,9% menos en términos reportados y un 1,5% menos en moneda local.

Por regiones, los ingresos descendieron un 0,6% en España, mientras que en América aumentaron un 4,7% en moneda local, pero bajaron un 10,8% en términos reportados. En Europa subieron un 3,5% en moneda local y un 3% en términos reportados, mientras que en África, Oriente Medio y Asia bajaron un 23,4% y un 24%, respectivamente.

Baja la deuda

La deuda neta alcanzó los 481 millones de euros en 2020, frente a los 552 millones de euros de 2019 y los 626 millones de los nueve primeros meses de 2020, lo que la sitúa en su nivel más bajo desde 2010.

La ratio de deuda neta/Ebitda (excluyendo el impacto NIIF 16, los costes derivados del plan de acción y la plusvalía por la venta de Metrocall) se situó en 2,5 veces en 2020, frente a 1,8 veces en 2019 y las 2,8 veces en los nueve primeros meses de 2020.

Fernando Abril-Martorell, presidente Ejecutivo de Indra, dijo que "los resultados del ejercicio 2020 se han visto profundamente afectados en la rentabilidad por la crisis global originada por el Covid, reflejada principalmente en retrasos en los proyectos en curso y en la toma de decisiones de nuestros clientes, ante el severo deterioro macroeconómico de los principales países donde operamos, y por el impacto de las provisiones del plan de acción que la compañía puso en marcha a mitad de ejercicio para afrontar la crisis y los cambios estructurales en las necesidades de nuestros clientes".

"El efecto de la crisis en nuestros negocios ha sido desigual. Nuestro negocio de Transporte y Defensa ha sufrido un impacto mayor en los ingresos y en la rentabilidad subyacente (excluyendo los impactos extraordinarios) por el mayor volumen de retrasos sufridos, aunque la demanda de nuevos proyectos ha tenido un comportamiento muy positivo, tal y como refleja la contratación y la cartera acumulada. Minsait, por su parte, ha tenido un impacto menor en ingresos, aunque sí es elevado en su Margen operativo, sufriendo además una mayor debilidad en la demanda, que es debida en este caso también a factores estructurales de transformación en el tipo de servicios que demandan nuestros clientes", añadió.

Abril-Martorell agregó que aunque la pandemia aún sigue afectando a los primeros meses de este nuevo año y continúa suponiendo una gran fuente de incertidumbre a la hora de presupuestar el ejercicio, pensamos que el nivel de partida de nuestra cartera y balance, junto con los ahorros que deberíamos ser capaces de materializar de nuestro plan de acción, deberían permitirnos recuperar los niveles pre-crisis en este año, tal y como reflejan nuestros objetivos para 2021, y retomar la política de retribución al accionista en este ejercicio."

Más noticias de Economía