Público
Público

Resultados trimestrales Bankinter bate previsiones y eleva el beneficio un 14% en el primer trimestre

El aumento del beneficio, la primera subida interanual desde el segundo trimestre de 2019, se produjo después de que el banco consiguiera aumentar su cartera de préstamos, destinados especialmente a empresas, favorecido por las líneas de crédito avaladas y subvencionadas por el Estado.

Letrero de Bankinter en una de las oficinas del banco en Madrid. E.P./Marta Fernández
Letrero de Bankinter en una de las oficinas del banco en Madrid. Marta Fernández / EUROPA PRESS

Bankinter dijo el jueves que su beneficio neto del primer trimestre aumentó un 13,8% con respecto al mismo período del año anterior, impulsado por un fuerte incremento de su cartera de préstamos, destinados especialmente a empresas, favorecido por las líneas de crédito avaladas y subvencionadas por el Estado. Concretamente, el banco obtuvo un beneficio neto de 148,3 millones de euros en el periodo de enero a marzo (frente a los 120 millones que esperaban los analistas).

Se trata del primer aumento interanual del beneficio neto desde antes del comienzo de la pandemia para Bankinter, que predijo que lo peor de la crisis podría haber pasado, ya que el banco no tiene previsto dotar más provisiones contra posibles préstamos dudosos.

El cuarto banco español por valor de mercado dijo que su actividad comercial reflejaba un impulso sostenido en todas sus unidades bancarias, a pesar de que el panorama económico a principios de este año aún no mostraba signos de recuperación.

En ausencia de provisiones relacionadas con la covid-19 en el trimestre, el banco logró aumentar su rentabilidad sobre los fondos propios (ROE), un indicador de rentabilidad, hasta el 11,3% respecto al 7% del cuarto trimestre.

El margen de intereses, es decir, los ingresos de los préstamos menos los costes de los depósitos, aumentó un 1,3% hasta los 311,8 millones de euros (por debajo de los 314 millones previstos por los analistas), impulsado por los préstamos de financiación baratos concedidos por el Banco Central Europeo para compensar el impacto de la pandemia  en sus cuentas. En comparación con el trimestre anterior, el margen de intermediación cayó un 2,6% debido a la presión de los bajos tipos de interés.

Los bancos de toda Europa están sometidos a una presión creciente por el aumento de la morosidad y un entorno de tipos de interés ultrabajos. Bankinter terminó el trimestre con un ratio de morosidad del 2,37% (se reduce en 21 puntos básicos en comparación con la de hace un año), frente al 4,55% del sector en febrero, con una cobertura que también mejora hasta el 62%.

Liínea Directa

Las cuentas de este trimestre incluyen todavía los resultados de Línea Directa Aseguradora, que iniciará su andadura independiente el próximo 29 de abril, con su salida a Bolsa.

No obstante, y al igual que en 2020, los resultados de la actividad bancaria y los de la aseguradora siguen mostrándose de forma desagregada.

Así, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria se saldó al 31 de marzo con 160,6 millones de euros, un 14,7% superior a la del primer trimestre de 2020, que pone de manifiesto, según el banco, la fortaleza del negocio bancario recurrente.

Por su parte, el resultado antes de impuestos de Línea Directa alcanzó los 39,4 millones de euros, un 2,2% más que hace un año.

La aseguradora supone una quinta parte de los beneficios del banco, pero Bankinter se mostró optimista para compensarlo en un horizonte de tres años, apuntando a un beneficio neto de más de 550 millones de euros en 2023.

Más noticias de Economía