Público
Público

Junta de accionistas Bankinter espera recuperar "cuanto antes" el nivel de beneficios previo a la pandemia y a la escisión de Línea Directa

El presidente de la entidad asegura que la colocación en Bolsa de su aseguradora es "neutral" para los accionistas y preserva el capital del banco.

El presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, antes de su intervención en junta de accionistas del banco de 2021.
El presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, antes de su intervención en junta de accionistas del banco de 2021. CEDIDA/Bankinter

El presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, expresó este miércoles su confianza ante los accionistas del banco en recuperar "cuanto antes" su tradicional payout (la parte de los beneficio que se destina al reparto de dividendos) de "en torno al 50%" y superar "en un corto periodo de tiempo" los beneficios que tenía la entidad antes de la pandemia de Covid y de escindir Línea Directa.

Estas proyecciones las efectuó durante la junta de accionistas celebrada por la entidad, donde precisamente se ha propuesto a aprobación de los accionistas distribuir 45 millones de euros en dividendos o el equivalente al 15% máximo permitido por el Banco Central Europeo (BCE).

Si bien aseguró entender la restricción al dividendo impuesta por el BCE a la banca durante el 2020, el banquero denunció que ha "infligido" un "daño" a los valores bancarios y defendió que "ha llegado el momento de diferenciar" en esa política según entidades.

"La solidez de Bankinter está fuera de toda duda", reivindicó, y declaró su expectativa de poder volver "cuanto antes a la senda de siempre, con un 'payout' de en torno al 50%". Según expresó, "será la prueba de que habremos recuperamos la normalidad que todos estamos anhelando".

En apoyo de su demanda y de la reivindicación de "solidez" expuso la capacidad del banco de crecer en "todas" sus actividades y líneas de negocio en una coyuntura tan desfavorable tanto en negocios consolidados como Banca de Empresas o Banca Comercial como en las más recientes procedentes de su expansión a Portugal, Irlanda y Luxemburgo, en la Banca de Inversión e Internacional o en los digitales a través de la marca EVO Banco.

"Asimismo, reforzamos durante el año nuestra solvencia y mantuvimos a raya la morosidad", agregó, subrayando que Bankinter habría situado su rentabilidad sobre recursos propios "claramente por encima del coste de capital" de no existir las abultadas provisiones extraordinarias realizadas en previsión del deterioro económico provocado por la pandemia.

En una Junta sin intervención alguna de accionistas y donde Guerrero se ocupó de rendir cuentas pormenorizadas del ejercicio a los accionistas al ausentarse la consejera delegada, María Dolores Dancausa, tras enfermar por Covid-19, el banquero indicó que el beneficio de Bankinter cayó un 62% precisamente por hacer fuentes provisiones.

Efecto de Línea Directa en los resultados

El banco dotó 242,5 millones de euros extras para encarar deterioros de la crisis. Una carga que hizo caer el beneficio del banco un 62%, hasta los 174,1 millones. Su descenso se limitaría al 42,4% a nivel grupo, ya que ganó 317,1 millones incluyendo Línea Directa.

Precisamente Guerrero admitió que la escisión de Línea Directa "tendrá influencia" en los resultados, aunque se mostró convencido de que Bankinter recuperará pronto los beneficios récord de antaño. "Estamos seguros de que con el ritmo de crecimiento que estamos teniendo y gracias a la fortaleza de nuestro modelo de negocio, en un corto periodo de tiempo volveremos a recuperar, para luego superar el nivel de beneficios que teníamos antes de la pandemia y de la escisión de Línea Directa", manifestó.

El banco sacará el día 29 a Bolsa la filial aseguradora tras haber repartido su capital entre los accionistas de Bankinter con la entrega de la prima de emisión y el banco conservará un 17,4% de participación accionarial. La fórmula elegida frente a una colocación tradicional dijo que es "neutra fiscalmente" para los accionistas, para el banco y "permite a Bankinter mantener el nivel de sus ratios de capital".

Durante su intervención, hizo referencia a la crisis provocada por la Covid-19, que apenas arrancaba cuando el banco celebró su anterior Junta General y ha provocado una caída del 11% en el PIB el pasado año, "el peor registro desde que terminó la Guerra Civil", con "más de 200.000 empresas y más de 300.000 autónomos" que han echado el cierre, y "más de 400.000" empleos perdidos.

Tras un año "muy difícil", estimó que "el horizonte es esperanzador". "Si somos capaces de controlar definitivamente la pandemia, los poderes públicos adoptan las decisiones adecuadas y todos ponemos nuestras capacidades al servicio de la recuperación, estoy seguro de que en un plazo de tiempo razonable volveremos a disfrutar los niveles de prosperidad que teníamos antes", resumió.

Políticas de sostenibilidad

En cuanto a las políticas de sostenibilidad, Guerrero subrayó que, en 2020, el banco logró neutralizar las emisiones netas de gases de efecto invernadero que producía en España, Luxemburgo y Portugal, y presumió de la inclusión de Bankinter en índices de sostenibilidad medioambiental como el Dow Jones o el FTSE4Good.

El banquero también recordó que Bankinter su unió durante este ejercicio al Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente dedicado al sector financiero y se mostró "orgulloso" de que Bankinter lanzase la primera emisión de bonos verdes, que tuvieron un importe de 750 millones de euros.

Por último, Guerrero dedicó unos minutos a despedir al consejero más veterano de Bankinter, Rafael Mateu de Ros, quien, como consecuencia de haber cumplido el tiempo máximo que marca la ley, pierde el derecho a ser consejero independiente y dejará el Consejo de Administración. El banquero reconoció el "buen criterio y compromiso" de Mateu de Ros y le expresó su "más sincero agradecimiento" por la "magnífica labor" que ha realizado durante los 35 años que ha estado vinculado a Bankinter, desde 1986.

Los accionistas de Bankinter han aprobado que la economista Cristina García-Peri sea la sustituta de Mateu de Ros. Licenciada en economía y empresariales, García-Peri es socia directora de Desarrollo de Negocio y Estrategia en el Grupo Azora y consejera de EVO Banco, y cuenta con una larga trayectoria en banca de inversión tras trabajar durante 14 años en Merrill Lynch y JP Morgan.

Más noticias de Economía