Público
Público

Bankinter pide al BCE permiso para repartir 45 millones en dividendos

La consejera delegada, María Dolores Dancausa, garantiza que el banco está "determinado" a sacar Línea Directa a bolsa este año y, a ser posible, antes de la junta de accionistas.

Una de las oficinas del banco Bankinter en Madrid. E.P./Marta Fernández
Una de las oficinas del banco Bankinter en Madrid. Marta Fernández / EUROPA PRESS

Servimedia

Bankinter ha solicitado al Banco Central Europeo (BCE) autorización para distribuir como dividendos unos 45 millones de euros o el equivalente al 15% del beneficio cosechado el pasado ejercicio, el umbral máximo permitido por el organismo europeo hasta septiembre después de que levantase el veto a la remuneración al accionista el pasado año.

Así lo desvelaron este jueves la consejera delegada del banco, María Dolores Dancausa, y el director financiero, Jacobo Díaz, durante la rueda de prensa convocada para explicar las cuentas del 2020, cuando Bankinter ganó 317 millones de euros, un 42,4% menos, tras efectuar provisiones por valor de 242,5 millones frente a un potencial deterioro futuro de los activos por la crisis del Covid-19.

"Pensamos que esta petición entra dentro de la moderación que nos ha pedido el BCE a todos los bancos europeos", indicó Dancausa, convencida de que se producirá su plácet y subrayando que será en efectivo como es política de Bankinter, como también "acorde a nuestra solidaridad" con los inversores.

El abono sería con cargo al resultado del 2020, sin que tenga pendiente pagos con cargo a la cuenta del 2019 como otras entidades, ya que pudo distribuirlos antes de que el BCE determinase las restricciones para obligar a las entidades a reforzar su solvencia y que no contrajese la financiación, sino que se volcase en dar créditos.

El banco ha solicitado igualmente "formalmente" poder distribuir el capital de Línea Directa como ya preveía en el año 2020, como paso previo a sacarla a bolsa. "Estamos determinados con esta operación" para este año, explicó la banquera. "Nuestro deseo sería que la autorización por parte del BCE la recibiéramos antes de que sea la Junta General de Accionistas", expresó, aunque reconoció que "no podemos manejar fechas".

Dancausa argumentó que es una operación "muy positiva" para Línea Directa y para Bankinter, además de para los accionistas del banco. En el caso de la aseguradora juzgó que "es el momento de volar solos y no tener que estar sujetos a las prioridades y proyectos que pueda tener Bankinter en cada ocasión".

La compañía, a la que reconoció que le tiene mucho cariño por haberla dirigido durante muchos años, cerró el pasado año con más de tres millones de asegurados y factura 900 millones de euros en primas.

Por la parte de Bankinter afirmó tener "plena confianza" en su capacidad para "seguir generando ingresos en la actividad bancaria", siendo hoy un banco mucho más diversificado, que ya está en cuatro países, cuenta con negocio internacional "próspero", y cuenta con unidades nuevas como "un banco de inversión que no teníamos" o el negocio de consumo.

Sobre este último reconoció que su actividad se ha ralentizado durante el pasado año por la crisis y la caída del gasto doméstico, pero en la filial están "llenos de ideas" y "queremos seguir creciendo" para que aporte una parte del margen bruto. Además, refirió que Bankinter cuenta con una unidad de Banca Privada, que opera de "manera muy diferenciada en este momento", y ya gestiona más de 4.000 millones de euros.

"La capacidad que tiene el banco de seguir creciendo de forma sólida, de forma rentable, es enorme" concluyó, reconociendo que se notará la ausencia de Línea Directa en las cuentas pero que es como cuando se talan las ramas a un árbol, donde "si se hace bien, sale mucho más fuerte". "Es una operación que es muy buena se mire por donde se mire y estamos completamente determinados a llevarla a cabo", resumió.

Más noticias de Economía