Público
Público

El Robin Hood de la banca, condenado por robar a los ricos para dárselo a los pobres

Gilberto Baschiera realizaba pequeñas transacciones desde las cuentas de sus clientes más adinerados a las de aquellos que contaban con una situación económica crítica.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4

Billetes de 500 euros.- EFE

Se llama Gilberto Baschiera y es el exdirector de la oficina en la localidad de Forni di Sopra del banco italiano Banca di Carnia e Gemonese Credito Cooperativo. Este empleado de banca tendrá que hacer frente ahora a una condena de dos años de cárcel por realizar pequeñas transacciones desde las cuentas de sus clientes más adinerados a las de aquellos que contaban con una situación menos boyante.

Según ha hecho público el diario italiano Il Corriere della Sera, Baschiera empezó a operar en dicha pequeña localidad de unos 1.000 habitantes perdido entre los Alpes italianos realizando pequeños ingresos en las cuentas de los clientes que tenían vetado el acceso al crédito, de acuerdo a los estándares del banco, para que así pudiesen acceder a la financiación que necesitaban.

"Creó una especie de sistema financiero en la sombra durante años. Confiaba en que la gente a la que ayudaba fuera capaz de reponer el dinero. Pero no fue así", ha asegurado su abogado Roberto Mete a la BBC. Lo que terminó por condenar a Baschiera fue que uno de sus empleados descubrió el agujero en las cuentas de algunos de sus clientes ricos. Y, acto seguido, el propio Robin Hood italiano llamó por teléfono a cada uno de sus clientes robados para explicarles personalmente la situación.

Baschieri logró ocultar su particular sistema financiero durante varios años llegando a robar hasta un millón de euros. Con todo y eso, ni un centavo fue a parar a su bolsillo. Un argumento del que se ha valido la justicia para que Baschiera finalmente pueda evitar verse entre rejas, pese a que ha sido condenado a pasar dos años en prisión. La ley italiana permite evitar la cárcel en penas de esa duración bajo determinadas condiciones, como carecer de antecedentes penales.