Público
Público

El Santander revisa el dividendo y recorta el sueldo de consejeros y directivos por el coronavirus

Ana Botín y el consejero delegado reducen a la mitad su remuneración, mientras el resto de lo miembros del consejo y la alta dirección verán  reducida su retribución un 20%.

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez y la presidenta del Banco Santander, Ana Botín durante la presentación de los resultados de 2019. E.P./Eduardo Parra
El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez y la presidenta del Banco Santander, Ana Botín durante la presentación de los resultados de 2019. E.P./Eduardo Parra

Reuters

El Banco Santander ha anunciado que no distribuirá este año el tradicional dividendo a cuenta de noviembre y que revisaría el importe a pagar con cargo a los beneficios de 2020, mientras que sus altos directivos se aplicarán un tajo del 50% a su salario en el marco de una serie de medidas del banco cántabro contra el brote de coronavirus.

La iniciativa del mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil podría presionar a otros bancos europeos a seguir su ejemplo en un momento en que las pymes y las familias se enfrentan al impacto del Covid-19, la enfermedad causada por el virus.

España lleva en estado de alarma con confinamiento parcial de su población desde el 14 de marzo y el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, pedirá esta semana prorrogar esta situación de emergencia otras dos semanas, hasta el 11 de abril, para combatir el avance del patógeno.

“La magnitud de la tarea que tenemos por delante exige un enorme esfuerzo colectivo, en el que los gobiernos, los bancos centrales y otras autoridades, el sector privado, las organizaciones benéficas y las personas trabajemos juntos para limitar la propagación y proporcionar atención a los afectados”, dijo la presidenta ejecutiva de Santander, Ana Botín, en un comunicado.

Mientras que el Banco Central Europeo ha prometido liquidez y líneas de crédito de emergencia, los gobiernos europeos están luchando por reunir paquetes adicionales de gastos.

Revisará la política de dividendo

Aunque Santander dijo el lunes que cumplía con los requisitos de capital para mantener su actual política de retribuir al accionista con entre el 40% y el 50% del beneficio, su consejo de administración se ha comprometido a revisar el dividendo a pagar en 2020 a fin de gestionar bien los recursos para apoyar a las personas y empresas que lo necesiten.

El banco dijo que el consejo acordó consolidar cualquier dividendo pagadero contra 2020 en una única cuantía final que se sometería a la aprobación de los accionistas en la junta general de 2021, una vez que conozca el impacto integral de la pandemia.

El banco crea  un fondo de al menos 25 millones que se financiará con el recorte en los sueldos del consejo y de la cúpula directiva

Santander suele pagar dividendos dos veces al año, uno a cuenta en el mes de noviembre y otro complementario en mayo.

Con cargo a los beneficios de 2019, Santander pagará un total de 0,23 euros por acción en concepto de dividendo.

Para ayudar a luchar contra la epidemia, el banco anunció la creación de un fondo de al menos 25 millones de euros (26,8 millones de dólares) que se financiará con un recorte en los sueldos del consejo y de la cúpula directiva, y al que también podrán contribuir el resto de los empleados del banco. El dinero de este fondo se empleará en material y equipamiento médico que ayude a frenar la propagación del virus.

El banco dijo que Ana Botín y el consejero delegado, José Antonio Álvarez, se han comprometido a recortar su retribución anual (fija y variable) en un 50%, mientras que los consejeros no ejecutivos reducirán la suya un 20%. El resto de consejeros del banco verán su sueldo reducido un 20%.

En 2019, la presidenta de Banco Santander percibió una remuneración total de 9,95 millones de euros en 2019, lo que supone un 5,05% menos que los 10,48 millones de euros con los que fue retribuida en 2018. De su lado, Álvarez obtuvo una retribución de 8,27 millones de euros, una cifra un 4,3% inferior a la recibida en el ejercicio precedente, cuando se situó en 8,64 millones de euros.

Santander había anunciado antes el lunes que su junta general de 2020 será finalmente virtual a causa del coronavirus y por ello ha trasladado el lugar del evento Santander a la sede madrileña de Boadilla del Monte.

La entidad ha cerrado algo menos de la mitad de sus sucursales en España por la menor afluencia de clientes como consecuencia de la propagación del virus, dijo el viernes una fuente con conocimiento de la situación, mientras que sus más de 20.000 empleados en el país ya se encuentran trabajando desde sus casas.