Público
Público

Técnicos de Hacienda piden una auditoría tras dos nuevos ceses en la Agencia Tributaria

Los ceses de dos cargos del área de Grandes Contribuyentes hacen que Gestha ponga en duda si se están  resolviendo con "imparcialidad y objetividad" las inspecciones a grandes fortunas y empresas

Publicidad
Media: 4.71
Votos: 17

Santiago Menéndez, director de la Agencia Tributaria, en una imagen de archivo. EFE

El colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) considera que es necesario realizar una auditoría interna de la Agencia Tributaria para determinar si está resolviendo "eficazmente" las inspecciones de los mayores grupos empresariales del país y de las grandes fortunas con "imparcialidad y objetividad", después de que este viernes se hayan producido dos nuevos ceses en la Delegación Central de Grandes Contribuyentes.

Fuentes de Gestha indicaron a Europa Press que este viernes se ha cesado al jefe de la Oficina Técnica de Inspección de la Delegación de Grandes Contribuyentes y a una adjunta de dicha oficina técnica por "discrepancias irreconciliables" entre el jefe de la Oficina Técnica de Control de Grandes Contribuyentes, Manuel Menchero, encargado de resolver los recursos de las multinacionales y grandes fortunas, y su jefe de la Dependencia de Control Tributario y Aduanero de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, Eduardo Córdoba.

En un comunicado, los técnicos de Hacienda señalan que si no se explican debidamente estas dimisiones, se producirá un "deterioro" de la imagen de la Agencia Tributaria por "la sensación de caos y manipulación política o económica" que crece en el organismo en los últimos años, pues se suman a la falta de explicación de otros episodios "controvertidos", como los ceses que motivó "la no anulación" de la sanción de 455 millones de euros a Cemex, la ausencia de investigaciones ante "lagunas" en el 'caso Noós' o la "interrumpida investigación" de hace una década a la familia del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, entre otros casos.

Desde la Agencia Tributaria dijeron a Europa Press que estos dos nuevos ceses se deben a "discrepancias de carácter puramente técnico" y en ningún caso "vinculadas a ningún expediente concreto", y añadieron que también han influido "diferencias personales" con otros funcionarios de la delegación, por lo que negaron las supuestas injerencias políticas.

Los ceses de este viernes se suman a los llevados a cabo hace algo más de un año en la cúpula de la Agencia Tributaria, tras el nombramiento de Santiago Menéndez como nuevo director general del organismo. En diciembre de 2013, Luis María Sánchez González sustituyó a Luis Jones como director de Inspección, que presentó su dimisión por discrepancias con Menéndez "en materias relacionadas con el personal de Inspección y específicamente en relación con nombramientos concretos y criterios".

Anteriormente, la Agencia Tributaria había destituido a la inspectora encargada de un recurso de la multinacional Cemex en la Delegación de Grandes Contribuyentes. A esta destitución la que siguió la dimisión su jefe directo, Ignacio Ucelay, tras rechazar Hacienda el recurso de reposición de esta multinacional cementera contra una sanción tributaria multimillonaria.

Precisamente fue el nombramiento del sustituto de Ucelay lo que motivó la dimisión de Jones, según fuentes de la Inspección de Hacienda consultadas por Europa Press, que relacionaron la marcha del mismo con el retraso de la sustitución de este alto cargo y con el hecho de que la cúpula de la Agencia Tributaria no hubiera tenido en cuenta su opinión para elegir al sustituto.