Público
Público

Los titulares de planes de pensiones pierden un 10% de sus ahorros en sólo tres meses

El patrimonio de esos instrumentos de inversión colectiva se redujo en casi 7.500 millones entre enero y marzo por el batacazo de la Bolsa derivado de la crisis del coronavirus

El interior de la Bolsa de Madrid. REUTERS/Andrea Comas
El interior de la Bolsa de Madrid. REUTERS/Andrea Comas

VICENTE CLAVERO

Los planes de pensiones sufrieron un severo varapalo en el primer trimestre del año. Según datos de la consultora VDOS, su patrimonio disminuyó casi un 10% durante ese periodo (en concreto, un 9,68%). El desplome de los mercados, como consecuencia de la crisis del coronavirus, explica en buena parte el retroceso.

A 31 de marzo, el patrimonio conjunto de esos instrumentos de inversión colectiva ascendía a 69.754,8 millones de euros, 7.474,3 millones menos que al cierre de 2019. Dicha diferencia es fruto de unas captaciones netas (aportaciones menos prestaciones) de 203,8 millones de euros y de un descenso del rendimiento de 7.678,1 millones.

La caída del patrimonio afectó en el primer trimestre a todo tipo de gestoras, aunque no en la misma proporción. En el caso de los bancos, fue el 9,34%; en el de los grupos independientes, del 15,21%; en el de los grupos internacionales, del 8,71%; en el de las aseguradoras, del 8,86%, y en el de las cooperativas de crédito, del 6,33%.

Dentro de los bancos, que gestionan más del 80% de los planes de pensiones, el peor resultado se lo anotó Bankinter (-10,96%); el segundo, Unicaja Banco (-10,53%); el tercero, Caixabank (-10,51); el cuarto, el Santander (-10,35%), y el quinto, Ibercaja (-10,00%). Algo menos mal les fue a Bankia (-7,92%) y al Sabadell (-7,74%).

Por tipos de activos, los más perjudicados fueron los planes de pensiones centrados básicamente en renta variable, cuyo patrimonio disminuyó un 23,06%, al pasar de 10.302,8 a 7.927,2 millones de euros. Les siguieron los garantizados, con una disminución del 10,4%, los de rentabilidad absoluta, con un 9,8%, y los mixtos, con un 9,19%.

Sólo se salvaron de la quema los planes de pensiones monetarios, que se centran en activos de renta fija, con una duración media de hasta doce meses, y huyen de la renta variable. Su patrimonio era de 1.611,9 millones de euros a finales de marzo, lo que supone un aumento del 10,85% respecto a los 1.454 millones contabilizados a 31 de diciembre.

El batacazo general de los planes de pensiones en el primer trimestre de 2020 es consecuencia, fundamentalmente, del mal comportamiento de la Bolsa antes y sobre todo durante los primeros días del estado de alarma. El Ibex 35 perdió un 28,9%, el peor registro de ese periodo en toda su historia. Sólo en marzo, se dejó un 22,2%.

Los pésimos datos del primer trimestre han impactado de lleno en la rentabilidad de los planes de pensiones. Esa afectación, además, se da en todos los plazos, desde los más cortos hasta los más largos. Según la patronal de inversión colectiva (Inverco), la rentabilidad media ponderada a un año ha pasado del 0,43% en marzo de 2019 a -5,96% en marzo de 2020. A 26 años, el descenso ha sido del 3,62% al 2,89%.

Más noticias de Economía