Público
Público

Tsipras viaja a Bruselas para analizar junto a Juncker la última propuesta de la troika

Pese a que el primer ministro griego dice que su Gobierno ha hecho "concesiones", la UE considera que el plan griego es "insificiente".

Una imagen al contraluz de Alexis Tsipras. / YANNIS KOLEDISIS (EFE)

PÚBLICO / EFE

La búsqueda de un acuerdo entre Grecia y sus acreedores copa la agenda de la Unión Europea estos días, en una semana que se antoja decisiva para alcanzar un consenso.

Las negociaciones han dado un nuevo giro de tuerca con el viaje del primer ministro griego, Alexis Tsipras, a Bruselas, donde este miércoles por la tarde se reunirá con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker para analizar la propuesta de acuerdo consensuada entre los acreedores.

Las denominadas instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional) —antes troika— anunciaron el martes que han elaborado una propuesta consensuada que presentarían ahora a Grecia.

Según los medios locales, el nuevo borrador de compromiso aparentemente habría buscado aproximar las posiciones entre las tres instituciones, así como entre éstas y Grecia.

Previamente, Tsipras había anunciado que había presentado a los acreedores un programa "completo" de reformas, que, según informaciones filtradas a la prensa, consta de 47 páginas.

El primer ministro griego dijo que en esta propuesta su Gobierno había hecho una serie de concesiones, por lo que ahora la decisión estaba en manos de los líderes políticos europeos.

Sin embargo, fuentes de la UE señalaron a Efe que el plan griego es "insuficiente y no es global", como exigen los acreedores desde hace semanas.

Fuentes diplomáticas europeas señalaron a la agencia de noticias griega AMNA que el viaje de Tsipras a Bruselas fue acordado ayer en una conversación telefónica con Juncker.

Juncker señaló a Tsipras que ahora hay una oportunidad a través de contactos personales de llegar a un acuerdo, según la citada agencia.

Grecia afronta el próximo viernes un pago al FMI de 300 millones de euros, pero a lo largo de junio deberá abonar un total de 1.600 millones de euros a este organismo, fondos de los que no dispone.

Más liquidez para los bancos griegos

Y mientras llega el acuerdo, se siguen tomando medidas para aliviar en lo posible la situación financiera de Grecia. El Banco Central Europeo (BCE) ha elevado en 500 millones hasta los 80.700 millones de euros el límite de la asistencia de liquidez de emergencia a la que los bancos griegos pueden acceder a través del Banco de Grecia.

El "colchón" de liquidez se mantiene en 3.000 millones de euros.

La semana pasada el BCE había mantenido sin cambios los créditos a través del mecanismo de liquidez de emergencia, (ELA, por sus siglas en inglés), lo que se interpretó como señal de que la salida de depósitos se había mantenido baja en la semana precedente.

Sin embargo, en días posteriores y tras la incertidumbre generada sobre rumores que hablaban de un posible control de capitales, la salida de depósitos volvió a aumentar, aunque no de forma dramática como señalaron fuentes bancarias a los medios locales.

Por otro lado, el BCE ha decidido que seguirá aceptando sin descuento los colaterales (activos que sirven como garantía) de los principales banco griegos, pese a los crecientes problemas de solvencia de las entidades financieras.

Una restricción de estos créditos hubiera asestado un golpe adicional a los bancos griegos que desde que el BCE dejara de aceptar los bonos griegos para las operaciones de refinanciación, ya prácticamente solo accede a liquidez a través del ELA.