Público
Público

El TSJC anula lamayor privatizaciónde la Generalitat

El tribunal dice que fue confuso y contradictorio el concurso de concesión de aguas a un consorcio liderado por Acciona. La operación supuso unos ingresos de 1.000 millones a las arcas autonómicas

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Estación de tratamiento de agua potable del Llobregat de ATLL.

BARCELONA.- El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) anula la mayor privatización realizada por la Generalitat de Catalunya. Concretamente, el tribunal ha anulado el acuerdo de adjudicación en 2012 del contrato de gestión del servicio de abastecimiento de agua en alta Ter-Llobregat a un consorcio liderado por el grupo de infraestructuras y energía Acciona, según la primera sentencia sobre el fondo de un litigio que dura dos años y medio.

En el consorcio de Acciona también se encuentran Aigües de Catalunya (39% de la sociedad), Global Buridan (6%), Global Lubbock (6%), Acacia ISP (5%) y Gopa Consulting (5%).

La Sala contenciosa administrativa del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJCat) responde de esta manera a los recursos interpuestos en enero de 2013 por Acciona y el gobierno catalán contra la decisión de un organismo autonómico de revocar la adjudicación el contrato de abastecimiento de agua en alta Ter-Llobregat, una concesión a 50 años y con ingresos estimados de casi 1.000 millones de euros.

Según el fallo, el tribunal considera que la anulación de la oferta de Acciona que emitió el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Catalunya (Oarcc) pocos días después de que se formalizase el contrato de adjudicación "debe extenderse al conjunto del procedimiento de contratación".

El motivo, en cambio, no es el que señalaba el órgano de la Generalitat, respecto a la obligatoriedad del orden y secuencia del calendario de obras, sino que precisamente el TSJC considera que hubo una contradicción en los términos en que se planteó el concurso respecto a este tema, y por tanto se produjo una "infracción de los principios de publicidad y concurrencia" antes de que los grupos que pujaban por la concesión, uno liderado por Acciona y otro por Agbar,  presentasen sus ofertas.

"Las bases del concurso incluían un programa de obras que inicialmente se calificó como orientativo, mientras que posteriormente se indicó en una aclaración que el orden y secuencia de dichas obras era obligado", apunta el fallo del TSJC.

Por todo ello, el tribunal catalán considera que el proceso de adjudicación fue confuso y contradictorio, lo que vició el procedimiento antes de la presentación de las ofertas.

Acciona recurrirán al Supremo la anulación de la adjudicación, y  prevé con la gestión del agua hasta que haya sentencia firme

Acciona ha adelantado  que recurrirá ante el Tribunal Supremo la revocación de la de la concesión de aguas. Agrega que, hasta que el Supremo no se pronuncie, el consorcio "permanecerá prestando el servicio de abastecimiento de agua en alta como hasta ahora".

Acciona y sus socios analizarán "el conjunto de hechos y decisiones que han contribuido a generar una situación de incertidumbre jurídica y económica sobre la gestión de ATLL" y valorarán en consecuencia las posibles acciones jurídicas, de cualquier orden y sin descartar de entrada ninguna de ellas, para defender sus derechos e intereses legítimos, incluyendo el resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados.

Por su parte, Agbar, que también optaba a la concesión, ha valorado positivamente la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. La compañía de Ángel Simon, que desde el primer momento recurrió por vía administrativa y judicial la decisión de la Generalitat de optar por el consorcio liderado por Acciona, está analizando el fallo para dilucidar sus consecuencias y decidir los próximos pasos a seguir.